Pesario cervical para la prevención del parto prematuro

El parto antes de término es la causa de más de la mitad de las muertes de recién nacidos. La debilidad del cuello uterino y el embarazo múltiple son factores de riesgo frecuentes. Se probaron diferentes técnicas de tratamiento incluido el cierre del cuello uterino con una sutura (cerclaje cervical) para prevenir su abertura prematura. Aunque es un procedimiento sencillo, el cerclaje cervical es invasivo, requiere anestesia y puede presentar complicaciones hemorrágicas y causar infección y la pérdida del embarazo. También existe controversia con respecto a la eficacia del cerclaje cervical y a las pacientes que más se benefician con la cirugía. El cierre del cuello uterino con un anillo de silicona (pesario cervical) que se extrae alrededor de las 37 semanas es un procedimiento sencillo y menos invasivo que no requiere anestesia y que podría reemplazar la cirugía de sutura cervical. Hasta la fecha, los datos obtenidos a partir de un ensayo clínico aleatorio bien diseñado indican que la inserción de un pesario cervical es superior al manejo expectante para la prevención del parto prematuro en 385 pacientes con embarazos de entre 18 y 22 semanas. El ingreso a la unidad de cuidados pediátricos neonatales se redujo en el grupo de pesario en comparación con el grupo de manejo expectante. Estas pacientes tuvieron embarazos de feto único y un riesgo alto de parto prematuro debido a la corta longitud del cuello uterino. En el grupo de pesario, 27 pacientes necesitaron la reubicación del pesario sin extracción y hubo un caso en el que se extrajo el pesario. Los resultados, tanto del ensayo aleatorio como de los ensayos no aleatorios, indican que las pacientes que utilizaron pesarios se quejaron de un mayor flujo vaginal. Se necesitan más estudios en diferentes contextos, con embarazos de fetos únicos y múltiples en los que la debilidad del cuello uterino se deba a otras causas, para confirmar los resultados del único ensayo incluido en esta revisión. Hay algunos estudios en curso.

Conclusiones de los autores: 

La revisión incluyó sólo un ensayo clínico aleatorio bien diseñado que mostró un efecto beneficioso del pesario cervical en cuanto a la reducción del parto prematuro en pacientes con cuello uterino corto. Se necesitan más ensayos en diferentes contextos (países desarrollados y en desarrollo) y con diferentes factores de riesgo incluido el embarazo múltiple.

Resumen en términos sencillos
Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El parto prematuro es un problema de salud importante y contribuye a más del 50% de la mortalidad perinatal general. El parto prematuro presenta varios factores de riesgo que incluyen la insuficiencia cervical y el embarazo múltiple. Se probaron diferentes estrategias de tratamiento para prevenir el parto prematuro, incluido el cerclaje cervical. El cerclaje cervical es una técnica invasiva que requiere el uso de anestesia y puede asociarse con complicaciones. Además, todavía hay controversia con respecto a la eficacia y al grupo de pacientes que podrían beneficiarse de este procedimiento. El pesario cervical se ha probado como una alternativa sencilla, no invasiva que podría reemplazar el procedimiento invasivo de sutura cervical mencionado anteriormente.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia del pesario cervical para la prevención del parto prematuro en pacientes con factores de riesgo de insuficiencia cervical.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (1 de septiembre de 2012), Current Controlled Trials y en el Australian New Zealand Clinical Trials Registry (1 de septiembre de 2012).

Criterios de selección: 

Se seleccionaron todos los ensayos clínicos aleatorios publicados y no publicados que compararon el uso del pesario cervical con cerclaje cervical o manejo expectante para la prevención del parto prematuro. No se incluyeron ensayos cuasialeatorios. Los ensayos con asignación al azar por grupos o los ensayos cruzados (cross-over) no fueron aptos para la inclusión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los ensayos para inclusión.

Resultados principales: 

Esta revisión incluyó un ensayo controlado aleatorio. El estudio incluyó a 385 pacientes embarazadas con un cuello uterino corto de 25 mm o menos que presentaban un embarazo de entre 18 a 22 semanas. La utilización de un pesario cervical (192 pacientes) se asoció con una disminución estadísticamente significativa de la incidencia de parto prematuro espontáneo antes de las 37 semanas de gestación en comparación con el manejo expectante (22% versus 59%; respectivamente, cociente de riesgos [CR] 0,36; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,27 a 0,49). El parto prematuro espontáneo antes de las 34 semanas presentó una reducción estadísticamente significativa en el grupo de pesario (6% y 27% respectivamente, CR 0,24; IC del 95%: 0,13 a 0,43). La edad gestacional media en el momento del parto fue de 37,7 dos semanas en el grupo de pesario y de 34,9 cuatro semanas en el grupo de manejo expectante. Las pacientes del grupo de pesario usaron menos tocolíticos (CR 0,63; IC del 95%: 0,50 a 0,81) y corticosteroides (CR 0,66; IC del 95%: 0,54 a 0,81) que el grupo de manejo expectante. El flujo vaginal fue más frecuente en el grupo de pesario (CR 2,18; IC del 95%: 1,87 a 2,54). En el grupo de pesario, 27 pacientes necesitaron la reubicación del pesario sin extracción y hubo un caso en el que se extrajo el pesario. En el grupo de pesario, el 95% de las pacientes recomendarían esta intervención a otras personas. El ingreso a la unidad de cuidados pediátricos neonatales se redujo en el grupo de pesario en comparación con el grupo de manejo expectante (CR 0,17; IC del 95%: 0,07 a 0,42).

Tools
Information