Vitamina D para el tratamiento de las afecciones dolorosas crónicas en adultos

Vitamina D para el tratamiento de las afecciones dolorosas crónicas en adultos

La vitamina D cumple varias funciones en el organismo. Se produce en la piel mediante la acción de la luz solar y también puede obtenerse a partir de alimentos. Se ha implicado la falta de vitamina D con varias enfermedades, incluidas las afecciones dolorosas crónicas. Además, las asociaciones de tales tipos diversos de dolor como la cefalea, el dolor abdominal, el dolor de las rodillas y el dolor lumbar con la estación del año y la latitud presta apoyo indirecto a una función de la vitamina D. La posibilidad de una relación entre la vitamina D y el dolor crónico ha atraído interés ya que, de ser cierto, la vitamina D sería un tratamiento barato y relativamente seguro para el dolor crónico. Hay algunas pruebas que sostienen esta relación pero no es de alta calidad y tiene riesgo de sesgo. Esta revisión buscó pruebas de alta calidad en los ensayos controlados aleatorios sobre el tratamiento del dolor crónico con vitamina D. Hubo pocos estudios de alta calidad de los cuales sólo uno informó un efecto beneficioso. Por lo tanto, no hay pruebas suficientes en la actualidad de que la vitamina D tenga algún efecto en las afecciones de dolor crónico. Se necesita más investigación para determinar si la vitamina D es un tratamiento útil para el dolor y en este caso, si el efecto está restringido a los que muestran una deficiencia de vitamina D, qué dosis de vitamina D se necesita, en qué condiciones y por cuánto tiempo.

Conclusiones de los autores: 

La base de la evidencia actual para el uso de vitamina D para el tratamiento del dolor crónico en adultos es deficiente, lo que se debe a la mala calidad e insuficiencia de los ensayos controlados aleatorios en esta área de investigación.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La vitamina D se sintetiza en la piel después de la exposición a la luz solar y también puede obtenerse a través de los alimentos. La deficiencia de vitamina D se ha vinculado recientemente con varias enfermedades, incluido el dolor crónico. Pruebas observacionales y circunstanciales indican que la deficiencia de vitamina D puede estar relacionada con la etiología de las afecciones dolorosas crónicas.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y los eventos adversos de los suplementos de vitamina D en las afecciones dolorosas crónicas.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas de estudios en Cochrane CENTRAL, MEDLINE, EMBASE y en la Oxford Pain Relief Database hasta septiembre 2009. Se buscaron estudios adicionales en las listas de referencias de los artículos recuperados, libros de texto y revisiones.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios que fueran ensayos a doble ciego aleatorios de suplementos de la vitamina D en comparación con un placebo u otros comparadores activos para el tratamiento de las afecciones dolorosas crónicas en adultos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los estudios para su inclusión, evaluaron la calidad metodológica y extrajeron los datos. No se realizó un análisis agrupado debido a la escasez y la heterogeneidad de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios, con un total de 294 participantes. Los estudios eran heterogéneos con respecto a la calidad del estudio, las afecciones dolorosas crónicas que se investigaron y las medidas de resultado informadas. Sólo un estudio informó un efecto beneficioso, los otros no encontraron ningún beneficio de la vitamina D por sobre el placebo en el tratamiento del dolor crónico.

Tools
Information
Share/Save