Teleatención de la salud para el asma

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

El asma es un trastorno común, y se calcula que afecta a 300 millones de personas en todo el mundo. Sus síntomas incluyen tos, disnea, sibilancias y una limitación asociada de la actividad.

Los aumentos en la prevalencia de los trastornos a largo plazo como el asma están planteando desafíos considerables para los servicios sanitarios internacionalmente y los modelos tradicionales de la atención sanitaria están esforzándose para enfrentarlos. Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) emergentes tienen el potencial de mejorar algunos de los desafíos planteados al permitir y apoyar la atención al paciente a distancia. Estas intervenciones denominadas conjuntamente servicios de “teleatención de la salud”, incluyen el uso de teléfono, videoconferencias, mensajes de texto (también conocido como Servicio de Mensaje Corto, SMS), mensajes instantáneos, correo electrónico e Internet para facilitar la monitorización y las decisiones sobre la atención del paciente de forma remota por parte de los profesionales sanitarios.

Los beneficios potenciales de la teleatención de la salud incluyen una accesibilidad mayor para los pacientes, un consumo de tiempo y costos reducidos asociados con el traslado, la detección más temprana de las exacerbaciones de la enfermedad y un riesgo reducido asociado de los ingresos hospitalarios por asma. Estas intervenciones, sin embargo, no están libres de riesgo y por lo tanto es importante estudiar rigurosamente la efectividad de dichas iniciativas de teleatención de la salud.

Se emprendió una revisión sistemática de la bibliografía, una búsqueda para obtener los ensayos controlados aleatorios publicados o en curso, que estudiaran el impacto de la teleatención de la salud en los resultados relacionados con el asma.

Nuestras búsquedas identificaron un gran número de pruebas de ensayos y también un cuerpo considerable de trabajo en curso. Lo anterior reveló que es poco probable que las iniciativas de teleatención de la salud sean beneficiosas para mejorar la calidad de vida para la mayoría de las personas con asma relativamente leve; sin embargo, estas intervenciones pueden resultar útiles para la prevención de las exacerbaciones y los ingresos al hospital en las personas con asma más grave. Se cree que es importante realizar más investigación para establecer la relación coste-efectividad de estas intervenciones.

Conclusiones de los autores: 

Es poco probable que las intervenciones de teleatención de la salud den lugar a mejorías clínicamente relevantes en las medidas de resultado de salud en las personas con asma relativamente leve, pero pueden tener una función en las personas con enfermedades más graves en riesgo alto de ingreso hospitalario. Se necesitan ensayos adicionales que evalúen la efectividad y la relación coste-efectividad de un rango de intervenciones de teleatención de la salud.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los sistemas de atención sanitaria internacionalmente necesitan considerar modelos nuevos de asistencia para atender al número cada vez mayor de personas con asma. Los responsables de la toma de decisiones están considerando las intervenciones de teleatención de la salud cada vez más como un medio potencial de prestar asistencia para el asma. La teleatención de la salud se define como la asistencia sanitaria proporcionada a distancia, facilitada de forma electrónica y que incluye el intercambio de información a través de la interacción personalizada entre un profesional sanitario mediante sus habilidades y juicio y la información facilitada por el paciente.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones de teleatención de la salud para las personas con asma.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, AMED y PsycINFO; lo cual se complementó con la búsqueda manual en revistas de enfermedades respiratorias. También se hicieron búsquedas en registros de ensayos en curso y no publicados:

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados con asignación al azar finalizados sobre las iniciativas de teleatención de la salud que procuran mejorar la atención del asma.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron los estudios para su inclusión y extrajeron los datos y realizaron los metanálisis de forma independiente. Se analizaron las variables dicotómicas para producir un odds ratio (OR) y las variables continuas para producir una diferencia media.

Resultados principales: 

Se incluyeron 21 ensayos en esta revisión. Los 21 estudios incluidos investigaron un rango de tecnologías que procuran apoyar la prestación de atención a distancia. Los mismos incluyeron: teléfono (n = 9); videoconferencia (n = 2); Internet (n = 2); otras comunicaciones interconectadas (n = 6); Servicio de Mensajes Cortos de texto (n = 1); o una combinación de texto e Internet (n = 1). El metanálisis mostró que estas intervenciones no dieron lugar a mejorías clínicamente importantes en la calidad de vida relacionada con el asma (diferencia mínima clínicamente importante = 0,5): diferencia media en el Juniper's Asthma Quality of Life Questionnaire (AQLQ) (Cuestionario de Calidad de Vida del Asma de Juniper) 0,08 (IC del 95%: 0,01 a 0,16). La teleatención de la salud para el asma dio lugar a un aumento no significativo en las probabilidades de visitas al servicio de urgencias durante un período de 12 meses: OR 1,16 (IC del 95%: 0,52 a 2,58). Sin embargo, hubo una reducción significativa de las hospitalizaciones durante un período de 12 meses: OR 0,21 (IC del 95%: 0,07 a 0,61), y el efecto fue sumamente marcado en las personas con asma más grave tratadas predominantemente en ámbitos de atención secundaria.

Compartir/Guardar