Aromaterapia para el tratamiento de las náuseas y los vómitos posoperatorios

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Las náuseas y los vómitos posoperatorios son un efecto secundario frecuente y desagradable de la cirugía y del 20% al 30% de todos los pacientes presentan náuseas y vómitos moderados a graves luego de la anestesia general con agentes volátiles (anestesia inhalada). Las náuseas incluyen malestar abdominal y ganas de vomitar, y pueden estar acompañadas de vómitos (expulsión vigorosa de contenidos gástricos a través de la boca). Los tratamientos farmacológicos actuales no siempre funcionan de forma efectiva o pueden tener efectos adversos desagradables. En ocasiones la aromaterapia se recomienda para tratar las náuseas y los vómitos, aunque actualmente no hay pruebas suficientes de su eficacia. La aromaterapia utiliza la inhalación de vapor de aceites esenciales u otras sustancias para tratar o aliviar los síntomas físicos y emocionales. Se examinaron nueve estudios de aromaterapia para las náuseas y los vómitos posoperatorios con 402 participantes. Seis estudios de inhalación breve de vapores de alcohol isopropílico mostraron que puede tener algún efecto en la reducción de las náuseas y los vómitos posoperatorios; sin embargo, parece ser menos efectiva que los tratamientos farmacológicos estándar. Hubo un riesgo moderado de sesgo debido al diseño de algunos de los estudios. El alcohol isopropílico también se conoce como alcohol para frotar y habitualmente se encuentra en forma de almohadillas impregnadas que se utilizan para limpiar la piel antes de las inyecciones. Actualmente no hay pruebas confiables para apoyar el uso de otras aromaterapias, como el aceite de menta, para tratar las náuseas y los vómitos posoperatorios. Ningún estudio incluido informó efectos adversos de las aromaterapias utilizadas.

Conclusiones de los autores: 

El alcohol isopropílico fue más efectivo que el placebo con solución salina para reducir las náuseas y los vómitos posoperatorios, pero menos efectivo que los fármacos antieméticos estándar. Actualmente no hay pruebas confiables sobre el uso del aceite de menta.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las náuseas y los vómitos posoperatorios son síntomas frecuentes y desagradables y los tratamientos actuales no siempre son efectivos para todos los pacientes. La aromaterapia se ha indicado como un posible agregado a las estrategias de tratamiento disponibles.

Objetivos: 

Esta revisión intentó establecer qué efecto tiene el uso de la aromaterapia sobre la gravedad y la duración de las náuseas y los vómitos posoperatorios y si el uso de la aromaterapia es seguro y clínicamente efectivo en comparación con los tratamientos farmacológicos estándar.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2011, número 3); MEDLINE; EMBASE; CINAHL; CAM on PubMed; Meditext; LILACS; en ISI Web of Science, así como en fuentes de literatura gris y en las listas de referencias de los artículos recuperados. Se realizaron búsquedas en las bases de datos hasta agosto de 2011.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos clínicos controlados (ECC) en los que se utilizó aromaterapia para tratar las náuseas y los vómitos posoperatorios. Las intervenciones incluyeron todos los tipos de aromaterapia. La aromaterapia se definió como la inhalación de vapores de cualquier sustancia para lograr un beneficio terapéutico. Los resultados primarios fueron la gravedad y la duración de las náuseas y los vómitos posoperatorios. Los resultados secundarios fueron las reacciones adversas, el uso de antieméticos de rescate y la satisfacción del paciente con el tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y extrajeron los datos. Debido a que todos los resultados analizados fueron dicotómicos se utilizó un modelo de efectos fijos y se calculó el riesgo relativo (RR) con los intervalos de confianza del 95% asociados (IC del 95%).

Resultados principales: 

Los nueve estudios incluidos comprendieron seis ECA y tres ECC con 402 participantes. En ninguno de los estudios se informaron datos de la media de edad y el rango de los participantes. En cuatro de los seis ECA incluidos el método de asignación al azar se señaló de manera explícita y fue adecuado. El informe incompleto de los datos afectó la completitud del análisis. En comparación con placebo, la inhalación de vapor de alcohol isopropílico fue efectiva para reducir la proporción de participantes que necesitó antieméticos de rescate (RR 0,30; IC del 95%: 0,09 a 1,00; p = 0,05). Sin embargo, comparado con el tratamiento antiemético estándar, el alcohol isopropílico no fue efectivo para reducir la proporción de participantes que necesitó antieméticos de rescate (RR 0,66; IC del 95%: 0,39 a 1,13; p = 0,13), excepto cuando se incluyeron los datos de un estudio con posibles factores de confusión (RR 0,66; IC del 95%: 0,45 a 0,98; p = 0,04). Cuando los estudios informaron datos sobre la satisfacción de los pacientes con la aromaterapia no hubo diferencias estadísticamente significativas entre los grupos (RR 1,12; IC del 95%: 0,62 a 2,03; p = 0,71).

Compartir/Guardar