Antibióticos para el tratamiento de la brucelosis humana

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La brucelosis es una infección común causada por la especie de bacteria Brucella y puede infectar tanto a personas como a animales. Se propaga al comer productos alimenticios infectados y a través del contacto directo con animales infectados. La infección bacteriana puede afectar diferentes tejidos y órganos y es tratada con antibióticos. Los regímenes de tratamiento recomendados actualmente incluyen el uso de dos antibióticos o más para evitar las recaídas y para prevenir el uso prolongado de estos fármacos, que puede dar lugar a que surjan problemas de farmacorresistencia. La farmacorresistencia es un tema particularmente importante debido a que la mayoría de los pacientes infectados por brucelosis viven en zonas de bajos recursos socioeconómicos de países en desarrollo, donde la tuberculosis es también un problema de salud endémico. Por lo tanto hay inquietudes sobre el aumento potencial de la resistencia a los fármacos para la tuberculosis debido a su uso prolongado en el tratamiento de la brucelosis.

Esta revisión evalúa diferentes regímenes farmacológicos para el tratamiento de la brucelosis en cuanto al fracaso del tratamiento y los efectos secundarios: doxiciclina más rifampicina, doxiciclina más estreptomicina, quinolonas más rifampicina o doxiciclina más gentamicina.

Sobre la base de las pruebas disponibles actualmente, probablemente hay una incidencia menor del fracaso total del tratamiento farmacológico en los pacientes que reciben doxiciclina más estreptomicina en vez de doxiciclina más rifampicina para tratar la brucelosis. Sin embargo, existen dudas sobre si alguno de estos dos regímenes de tratamiento da lugar a que los pacientes presenten menos reacciones adversas a los fármacos.

Puede no haber diferencias entre los dos regímenes farmacológicos, doxiciclina más rifampicina versus quinolonas más rifampicina, en lo que se refiere al fracaso total del tratamiento. En particular, el uso de doxiciclina más rifampicina en lugar de quinolonas más rifampicina puede dar lugar a que más pacientes presenten reacciones adversas a los fármacos.

La administración de doxiciclina más gentamicina a los pacientes con brucelosis puede reducir la incidencia del fracaso total del tratamiento en comparación con la administración de doxiciclina más estreptomicina. Sin embargo, al comparar estos dos regímenes farmacológicos, puede no haber diferencias en el número de pacientes que presentan reacciones a los fármacos.

Es importante destacar que los estudios incluidos en esta revisión estuvieron limitados a pacientes adultos con brucelosis, y los hallazgos de esta revisión no son aplicables a los niños, las embarazadas y los pacientes con complicaciones como espondilitis y neurobrucelosis. Algunos estudios no realizaron una evaluación explícita de las reacciones adversas menores, de manera que los hallazgos con respecto a las reacciones adversas a los fármacos deben interpretarse con cuidado.

Conclusiones de los autores: 

El régimen de doxiciclina (seis semanas) más estreptomicina (dos o tres semanas) es más efectivo que el régimen de doxiciclina más rifampicina (seis semanas). Debido a que la estreptomicina necesita una inyección intramuscular (IM) diaria, el acceso a la asistencia y el costo son factores importantes al decidir entre las dos opciones. El régimen de quinolona más rifampicina (seis semanas) presenta una tolerabilidad ligeramente mejor que la doxiciclina más rifampicina, y las pruebas de baja calidad no mostraron diferencias en la efectividad general.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La brucelosis es la infección zoonótica más común en el mundo. Se han probado diversos antibióticos, por separado o en combinación, para el tratamiento de la brucelosis humana. Las inconsistencias entre los diferentes regímenes de tratamiento justifican la necesidad de una revisión sistemática para informar la práctica clínica y la investigación futura.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de diversos regímenes de antibióticos, como monoterapia o en combinación con otros antibióticos, para tratar la brucelosis humana.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, EMBASE, y LILACS hasta mayo 2012. Se consultaron los libros de resúmenes de varias conferencias internacionales de enfermedades infecciosas. También se examinaron las listas de referencias de todos los estudios identificados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios sobre las intervenciones farmacéuticas para el tratamiento de la brucelosis humana aguda, crónica, no complicada y complicada. Los resultados de interés fueron la recaída, la persistencia de los síntomas al final del tratamiento y los efectos adversos del fármaco.

Obtención y análisis de los datos: 

De forma independiente, dos autores evaluaron la inclusión y el riesgo de sesgo de los estudios y extrajeron los datos relevantes utilizando formularios de extracción prediseñados. Los hallazgos de los estudios homogéneos se agruparon mediante el metanálisis de efectos fijos.

Resultados principales: 

En total se incluyeron 25 estudios que comparaban diversos regímenes de antibióticos. Los métodos de asignación y de ocultación se describieron de forma inadecuada en la mitad los estudios y sólo tres realizaron el cegamiento. En las comparaciones de doxiciclina más rifampicina versus doxiciclina más estreptomicina se encontraron ocho estudios con 694 participantes. El régimen de doxiciclina más rifampicina fue menos efectivo en términos de fracaso del tratamiento (cociente de riesgos [CR] 1,91; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,07 a 3,42; siete estudios, 567 participantes), recaídas (CR 2,39; IC del 95%: 1,17 a 4,86) y reacciones adversas menores a los fármacos (CR 1,38; IC del 95%: 0,99 a 1,92). En cuanto a las comparaciones de doxiciclina más rifampicina versus quinolona (ciprofloxacina u ofloxacina) más rifampicina se encontraron cinco estudios con 336 participantes. El análisis agrupado no demostró ninguna diferencia significativa entre los dos regímenes en cuanto a la recaída y la persistencia de los síntomas, aunque mostró un riesgo mayor no significativo de reacciones adversas menores en cuanto a la doxiciclina más rifampicina (CR 1,80; IC del 95%: 0,78 a 4,18). Otras comparaciones se informaron en unos pocos estudios heterogéneos, y los análisis agrupados, cuando se aplicaron, no demostraron ninguna diferencia significativa.

Compartir/Guardar