Incisión y drenaje del absceso perianal con o sin tratamiento de la fístula anal

El absceso perianal produce dolor intenso cerca del conducto anal debido a una infección con formación de pus (absceso). El tratamiento es una operación de urgencia, en la cual se hace una incisión en la piel cerca del ano y se drena el pus para aliviar el dolor. Algunos pacientes con absceso perianal presentan un túnel asociado (fístula), que conecta el ano con la piel adyacente. La fístula puede causar problemas como salida de líquido (secreción) de la piel cercana al ano o puede producir un absceso recurrente, y por lo tanto se debe habitualmente repetir la operación para su tratamiento. Por este motivo, se ha propuesto que puede ser mejor para los pacientes realizar el tratamiento de la fístula al mismo tiempo que se realiza el drenaje del absceso perianal. Esta revisión sistemática evalúa los ensayos aleatorios que han abordado los beneficios y los riesgos del tratamiento combinado de las fístulas y los abscesos perianales. Se han publicado seis estudios sobre este tema. Los análisis demuestran que el tratamiento combinado reduce el riesgo de absceso o fístula persistente, o la necesidad de repetir la cirugía sin un aumento estadísticamente significativo de incontinencia posoperatoria.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas publicadas muestran que la cirugía de la fístula con drenaje del absceso reduce significativamente la recurrencia o la persistencia del absceso o la fístula, o la necesidad de repetir la cirugía. No hubo ninguna evidencia estadísticamente significativa de incontinencia después de la cirugía de la fístula con drenaje del absceso. Esta intervención puede recomendarse en pacientes cuidadosamente seleccionados.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El absceso perianal es un problema quirúrgico común. Un tercio de los abscesos perianales pueden presentar una fístula anal, que aumenta el riesgo de recurrencia de los abscesos, con la necesidad subsiguiente de drenajes quirúrgicos repetidos. El tratamiento de la fístula al mismo tiempo que la incisión y el drenaje del absceso puede reducir la probabilidad de recurrencia del absceso y la necesidad de repetir la cirugía. Sin embargo, este procedimiento podría afectar la función del esfínter en algunos pacientes que pueden no haber desarrollado posteriormente una fístula anal.

Objetivos: 

Se intentó examinar las pruebas de los ensayos controlados aleatorios disponibles que compararon la incisión y el drenaje del absceso perianal con o sin tratamiento de fístula.

Estrategia de búsqueda: 

Los ensayos aleatorios se identificaron en MEDLINE, EMBASE, the Cochrane Library y en listas de referencias de artículos publicados y revisiones.

Criterios de selección: 

Se incluyeron en la revisión los ensayos que compararon el resultado después que la cirugía de la fístula con drenaje del absceso perianal y el drenaje solo.

Obtención y análisis de los datos: 

Los resultados primarios fueron el absceso o la fístula recurrentes o persistentes que pueden requerir que se repita la cirugía y la incontinencia a corto y largo plazo. Los resultados secundarios fueron la duración de la estancia hospitalaria, la duración de la cicatrización de la herida, el dolor posoperatorio, las puntuaciones de la calidad de vida. Se calcularon los riesgos relativos y sus intervalos de confianza para las variables dicotómicas.

Resultados principales: 

Se identificaron seis ensayos, con 479 participantes, que compararon la incisión y el drenaje del absceso perianal solo versus la incisión y el drenaje con tratamiento de la fístula. El metanálisis mostró una reducción significativa de la recurrencia, el absceso o la fístula persistentes o la necesidad de repetir la cirugía a favor de la cirugía de la fístula al mismo tiempo que la incisión y el drenaje del absceso (RR = 0,13; intervalo de confianza del 95% de RR = 0,07 a 0,24). Puede haber reducción manométrica transitoria de las presiones del esfínter anal, sin incontinencia clínica, después del tratamiento de fístulas bajas con drenaje del absceso. La incontinencia un año después del drenaje con cirugía de la fístula no fue estadísticamente significativa (RR agrupado 3,06; intervalo de confianza del 95%: 0,7 a 13,45) con heterogeneidad demostrable entre los ensayos (Ji2 = 5,39; gl = 3; p = 0,14; estadística I2 = 44,4%).

Tools
Information