Enjuagues bucales para el tratamiento de la halitosis

La halitosis es un olor desagradable que se origina en la boca y puede ser bastante grave como para causar vergüenza. Hasta la mitad de la población en los EE.UU. y entre el 50% y 60% de la población en Francia señala que presenta mal aliento. La acumulación de bacterias que provocan la halitosis y de residuos alimentarios en la parte posterior y en los surcos de la lengua que luego se descomponen en compuestos de azufre volátiles (CAV) y otros compuestos volátiles se consideran las causas principales del mal aliento.
Hay una amplia variedad de enjuagues bucales que pueden neutralizar u ocultar el mal aliento, disponibles sin prescripción médica.
Esta revisión, que incluyó cinco ensayos (293 participantes), encontró que existen pruebas de que los enjuagues bucales que contienen agentes antibacterianos como clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio o los que poseen dióxido de cloro y zinc pueden reducir hasta cierto punto el olor desagradable, pero el uso de enjuagues bucales que contienen clorhexidina produjo un manchado notable aunque temporal en la lengua y los dientes.
Las investigaciones futuras deben proporcionar pruebas confiables para que las personas puedan tomar decisiones fundamentadas acerca de si estos tratamientos son efectivos para reducir y eliminar la halitosis.

Conclusiones de los autores: 

Los enjuagues bucales que contienen agentes antibacterianos como clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio pueden desempeñar una función importante en la reducción de los niveles de bacterias que producen halitosis en la lengua y los enjuagues bucales que contienen dióxido de cloro y zinc pueden ser efectivos para neutralizar los compuestos de azufre odoríferos.
Aún se necesitan ensayos controlados aleatorios bien diseñados con un tamaño de muestra mayor, una intervención y un período de seguimiento más extensos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La halitosis es un olor desagradable que emana de la cavidad bucal. Los enjuagues bucales, que se utilizan con frecuencia para tratar el mal olor bucal, generalmente se pueden dividir en los que neutralizan y los que ocultan el olor.

Objetivos: 

Investigar los efectos de los enjuagues bucales para controlar la halitosis.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) (hasta agosto 2008); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library 2008, número 3); MEDLINE (1950 hasta agosto 2008); EMBASE (1980 hasta agosto 2008); y CINAHL (1982 hasta agosto 2008). No hubo ninguna restricción de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparan los enjuagues bucales con placebo en adultos mayores de 18 años con halitosis y sin otras comorbilidades o afecciones de la salud significativas.
Los resultados primarios considerados fueron las evaluaciones de la halitosis autoexpresadas y organolépticas (nariz humana) y los resultados secundarios incluyeron la evaluación de la halitosis de acuerdo a las mediciones de un halímetro, un monitor de sulfuro portátil o por cromatografía de gases junto con detección fotométrica de llama.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores independientes revisaron y extrajeron la información, y evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo en los ensayos incluidos.

Resultados principales

En esta revisión, se incluyeron cinco ECA con 293 participantes asignados al azar a enjuagues bucales o placebo.
Debido a la existencia de heterogeneidad clínica entre los ensayos, no fue posible el agrupamiento de los resultados ni el metanálisis de los datos extraídos, por lo que sólo se proporciona un resumen descriptivo de los resultados de los ensayos incluidos.
El enjuague bucal con clorhexidina al 0,05% + cloruro de cetilpiridinio al 0,05% + lactato de zinc al 0,14% redujo significativamente el cambio medio (desviación estándar [DE]) de las puntuaciones organolépticas desde el inicio en comparación con placebo (-1,13 [1,1] p

Sin embargo, debido a la presentación incompleta de los resultados en tres de los ensayos y el uso del halímetro solo para la evaluación de los niveles de CAV como medidas de resultado en dos ensayos adicionales, se debe tener precaución al interpretar estos resultados.

Conclusiones de los autores

Los enjuagues bucales que contienen agentes antibacterianos como clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio pueden desempeñar una función importante en la reducción de los niveles de bacterias que producen halitosis en la lengua y los enjuagues bucales que contienen dióxido de cloro y zinc pueden ser efectivos para neutralizar los compuestos de azufre odoríferos.
Aún se necesitan ensayos controlados aleatorios bien diseñados con un tamaño de muestra mayor, una intervención y un período de seguimiento más extensos.

Esta revisión debería citarse como:Fedorowicz Zbys, Aljufairi Hamad, Nasser Mona, Outhouse Trent L, Pedrazzi ViníciusLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron cinco ECA con 293 participantes asignados al azar a enjuagues bucales o placebo.
Debido a la existencia de heterogeneidad clínica entre los ensayos, no fue posible el agrupamiento de los resultados ni el metanálisis de los datos extraídos, por lo que sólo se proporciona un resumen descriptivo de los resultados de los ensayos incluidos.
El enjuague bucal con clorhexidina al 0,05% + cloruro de cetilpiridinio al 0,05% + lactato de zinc al 0,14% redujo significativamente el cambio medio (desviación estándar [DE]) de las puntuaciones organolépticas desde el inicio en comparación con placebo (-1,13 [1,1] p

Sin embargo, debido a la presentación incompleta de los resultados en tres de los ensayos y el uso del halímetro solo para la evaluación de los niveles de CAV como medidas de resultado en dos ensayos adicionales, se debe tener precaución al interpretar estos resultados.

Tools
Information