Suplementos de hierro para los niños que viven en países con paludismo endémico

Suplementos de hierro para los niños que viven en países con paludismo endémico

Los niños frecuentemente presentan anemia (hemoglobina baja) después del nacimiento. La anemia se asocia con varios efectos adversos, como la dificultad para el desarrollo motor y las habilidades de aprendizaje, y puede tener un efecto adverso sobre la inmunidad. Por lo tanto, a los recién nacidos y los niños se les administran frecuentemente suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia. En los países en los que el paludismo es prevalente, se ha sugerido que los suplementos de hierro aumentan el riesgo de paludismo y las defunciones. Las dosis altas de hierro que se administran como medicina pueden dar lugar a la circulación de hierro libre en la sangre, disponible para el parásito del paludismo, lo que promueve su crecimiento. Por lo tanto, se propuso evaluar los efectos de la administración de hierro a los niños que viven en los países donde el paludismo es prevalente. Se incluyeron sólo ensayos controlados aleatorios que compararon el hierro administrado por vía oral como un producto medicinal (y no como fortificación de alimentos o bebidas) con placebo o ningún tratamiento.

El hierro no aumentó el riesgo de padecer paludismo, indicado por fiebre y la presencia de los parásitos en la sangre. En términos generales, la presencia de parásitos en la sangre fue ligeramente mayor con hierro, pero no en fue así en los ensayos con métodos de asignación al azar adecuados. No hubo aumento del riesgo de muerte en los niños tratados con hierro. Aunque se identificaron más de 70 ensayos en esta revisión, las medidas de resultado relacionadas con el paludismo y las muertes sólo se informaron en 16 y 11 ensayos, respectivamente. La administración de suplementos de hierro aumentó la hemoglobina en cerca de 1 g/dl en las áreas con una alta prevalencia de paludismo. Al final del seguimiento, que varió entre dos semanas y seis meses después del final de la administración de los suplementos de hierro, la ganancia fue más pequeña, pero todavía presente en 0,4 g/dl. El hierro no aumentó el riesgo de infecciones respiratorias, pero los episodios de diarrea fueron más frecuentes cuando el hierro se administró junto con zinc. Los niños a los que se administró el hierro visitaron los consultorios médicos menos que los niños con placebo, pero la tasa de hospitalización fue similar. El peso y la talla al final del tratamiento fueron similares. El hierro no afectó negativamente las tasas de curación cuando se administró junto con el tratamiento antipalúdico en tres ensayos que examinaron este tema.

Las conclusiones son que la administración de suplementos de hierro no afecta negativamente a los niños que viven en las áreas con paludismo endémico. Las pruebas mostradas en esta revisión están limitadas por la falta de ensayos que examinen las medidas de resultado pertinentes, y por la limitación de la información para analizar los factores que pueden afectar los resultados, como el nivel inicial de hemoglobina de los niños. Basado en esta revisión, no se debe negar la administración habitual de suplementos de hierro a los niños que viven en los países con prevalencia de paludismo.

Conclusiones de los autores: 

El hierro no aumenta el riesgo de paludismo clínico o de defunciones, cuando se proporcionan servicios regulares de vigilancia del paludismo y de tratamiento. No hay necesidad de detectar la anemia antes de administrar suplementos de hierro.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La anemia ferropénica es frecuente durante la infancia. Se ha sostenido que la administración de suplementos de hierro aumenta el riesgo de contraer paludismo.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la administración de hierro sobre el paludismo y las defunciones.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en The Cochrane Library (2009, número 1); MEDLINE; EMBASE; LILACS Y metaRegister of Controlled Trials, todos hasta marzo 2009. Se examinaron las listas de referencias de los ensayos incluidos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación al azar de individuos o de grupos realizados en regiones hipoendémicas a holoendémicas de paludismo, que incluyeron niños Obtención y análisis de los datos

Las medidas de resultado primarias fueron los eventos relacionados con el paludismo y las muertes. Las medidas de resultado secundarias incluían hemoglobina, anemia, otras infecciones, el crecimiento, las hospitalizaciones y las visitas al consultorio. Se evaluó el riesgo del sesgo mediante la evaluación basada en dominios. Dos autores, de forma independiente, seleccionaron los estudios y extrajeron los datos. Se contactó con los autores para obtener los datos que faltaban. Se evaluó la heterogeneidad. Se realizó el metanálisis con el modelo de efectos fijos, y cuando hubo heterogeneidad se presentan los resultados con el modelo de efectos aleatorios. Se presentan los cocientes de riesgos (CR) agrupados con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se usó el análisis ajustado en los ensayos con asignación al azar de grupos.

Obtención y análisis de los datos: 

Las medidas de resultado primarias fueron los eventos relacionados con el paludismo y las muertes. Las medidas de resultado secundarias incluían hemoglobina, anemia, otras infecciones, el crecimiento, las hospitalizaciones y las visitas al consultorio. Se evaluó el riesgo del sesgo mediante la evaluación basada en dominios. Dos autores, de forma independiente, seleccionaron los estudios y extrajeron los datos. Se contactó con los autores para obtener los datos que faltaban. Se evaluó la heterogeneidad. Se realizó el metanálisis con el modelo de efectos fijos, y cuando hubo heterogeneidad se presentan los resultados con el modelo de efectos aleatorios. Se presentan los cocientes de riesgos (CR) agrupados con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se usó el análisis ajustado en los ensayos con asignación al azar de grupos.

Resultados principales: 

Cumplieron los criterios de inclusión 68 ensayos con 42 981 niños. La administración de suplementos de hierro no aumentó el riesgo de paludismo clínico (CR 1,00; IC del 95%: 0,88 a 1,13; 22 724 niños, 14 ensayos, modelo de efectos aleatorios). El riesgo fue similar en los niños que no tenían anemia al inicio (CR 0,96; IC del 95%: 0,85 a 1,09). Se observó un mayor riesgo de paludismo con la administración de hierro en los ensayos que no proporcionaron vigilancia y tratamiento del paludismo. El riesgo de parasitemia palúdica fue mayor con la administración de hierro (CR 1,13; IC del 95%: 1,01 a 1,26), pero no hubo diferencias en los ensayos con ocultación adecuada. La combinación hierro + fármaco antipalúdico fue protectora contra el paludismo (cuatro ensayos). El hierro no aumentó el riesgo de fracaso parasitológico cuando se administró durante el paludismo (tres ensayos). No hubo mayor riesgo de muerte en todos los ensayos que compararon el hierro versus placebo (CR 1,11; IC del 95%: 0,91 a 1,36; 21 272 niños, 12 ensayos). La administración de suplementos de hierro aumentó la hemoglobina, con heterogeneidad significativa, y la endemicidad del paludismo no afectó este efecto. El crecimiento y otras infecciones fueron las que menos se afectaron por la administración de suplementos de hierro.

Tools
Information
Compartir/Guardar