Toxina botulínica para el tratamiento del estrabismo

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.
Toxina botulínica para el tratamiento del estrabismo

El estrabismo es una enfermedad en la que los ojos están desalineados. un ojo puede desviarse hacia adentro, hacia el exterior, hacia arriba o hacia abajo. El estrabismo puede presentarse en la niñez o puede adquirirse de adulto. Las opciones de tratamiento incluyen tratamiento del ojo, lentes, prismas, oclusión, toxina botulínica o cirugía, para reducir la desviación de los ojos. Actualmente no hay ninguna recomendación clara sobre el uso de la toxina botulínica en el tratamiento del estrabismo.

Esta revisión encontró cuatro ensayos controlados aleatorios que compararon la toxina botulínica con otro tratamiento o con ningún tratamiento. Los resultados no mostraron ningún uso profiláctico para la toxina botulínica en la parálisis del sexto nervio, un efecto deficiente en el estrabismo horizontal en adultos sin uso binocular de los ojos, y ninguna diferencia en la respuesta del retratamiento de la esotropía infantil o la esotropía de comienzo agudo. No fue posible determinar el efecto de la dosis debido a los diferentes tipos y dosis de toxina botulínica utilizada en cada ensayo. Las complicaciones del uso de la toxina botulínica (Botox™ o Dysport™) incluyeron la ptosis transitoria y la desviación vertical y las tasas combinadas para estas complicaciones variaron entre un 24% y un 55,54%. Esta revisión identificó la necesidad de más ensayos controlados aleatorios para aportar pruebas fiables adicionales sobre el uso efectivo de la toxina botulínica para el tratamiento del estrabismo.

Conclusiones de los autores: 

La mayoría de la bibliografía publicada sobre el uso de la toxina botulínica en el tratamiento del estrabismo consta de estudios retrospectivos, estudios de cohortes o revisiones de casos. Aunque estos proporcionan información descriptiva útil, se requiere aclaración en cuanto al uso efectivo de la toxina botulínica como modalidad de tratamiento independiente. Cuatro ECAs sobre el uso terapéutico de la toxina botulínica para el estrabismo han mostrado respuestas variables que van desde la falta de pruebas del efecto profiláctico de la toxina botulínica en la parálisis aguda del sexto nervio, a la respuesta deficiente en pacientes con estrabismo horizontal sin visión binocular, a ninguna diferencia en la respuesta en pacientes que requirieron retratamiento para la esotropía adquirida o esotropía infantil. No fue posible establecer información sobre el efecto de la dosis. Las tasas de complicaciones por el uso de Botox™ o Dysport™ variaron entre un 24% y un 55,54%.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El uso de la toxina botulínica como modalidad investigativa y de tratamiento para el estrabismo está bien informada en la bibliografía médica. Sin embargo, no está claro cuán efectivo es su uso en comparación con otras opciones de tratamiento para el estrabismo.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de la toxina botulínica en el tratamiento del estrabismo en comparación con otras opciones alternativas de tratamiento, investigar el efecto de la dosis y las tasas de complicaciones.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE y LILACS hasta el 15 diciembre 2008. Se realizaron búsquedas manuales en la revista ortóptica australiana y en las revistas ortópticas británica e irlandesa y en los resúmenes de congresos de la ESA, la ISA y la IOA. Se intentó establecer contacto con los investigadores que actualmente trabajan en esta área para obtener información sobre estudios adicionales publicados o no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECAs) de cualquier uso del tratamiento de toxina botulínica para el estrabismo.

Obtención y análisis de los datos: 

Cada revisor evaluó de forma independiente los resúmenes de los estudios identificados en las búsquedas electrónicas y manuales. Luego se comparó el análisis del autor y se obtuvieron los documentos completos de los estudios apropiados.

Resultados principales: 

Se encontraron cuatro ECAs que fueron elegibles para su inclusión. Dos ensayos encontraron que no había ninguna diferencia entre el uso de la toxina botulínica y la cirugía para los pacientes que requerían retratamiento para esotropía adquirida o esotropía infantil. No hubo pruebas de efecto profiláctico por parte de la toxina botulínica en un ensayo de tratamiento de comienzo agudo de parálisis del sexto nervio. La toxina botulínica tuvo una respuesta más deficiente que la cirugía en un ensayo en que los pacientes requerían tratamiento para el estrabismo horizontal por falta de visión binocular. Las complicaciones informadas incluyeron ptosis y desviación vertical y variaron del 24% en un ensayo que utilizaba Dysport™ al 52,17% y el 55,54% en los ensayos que utilizaban Botox™.

Compartir/Guardar