Alimentos y líquidos adicionales tempranos para lactantes nacidos a término sanos que reciben lactancia materna

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La leche materna permite de forma natural el crecimiento, la protección y el desarrollo de los recién nacidos humanos. También es importante para la salud y el bienestar de la madre. La lactancia materna exclusiva es el consumo por el lactante de leche materna sin suplementos de cualquier tipo, que incluye no administrar agua, jugo, leche distinta de la humana ni alimentos. El efecto de la administración temprana de suplementos puede incluir reducción en la producción de leche debido a la reducción en la extracción de la leche de la mama, dificultades para desarrollar una lactancia materna efectiva y reducción en la capacidad para lactar con éxito con el reforzamiento de una creencia negativa de que la leche materna es insuficiente para el lactante. A pesar de las recomendaciones generalizadas que apoyan la lactancia materna exclusiva durante cuatro, y más recientemente seis meses, la práctica habitual a menudo no parece reflejar estas recomendaciones, lo que indica, por lo tanto, que se han percibido efectos beneficiosos de la administración de suplementos. Se analizaron los estudios sobre la administración de suplementos con líquidos adicionales en las primeras semanas o la administración de suplementos con el agregado de alimentos a los cuatro a seis meses de vida. Se identificaron seis estudios controlados aleatorios que incluyeron 814 mujeres y sus recién nacidos que analizaron la lactancia materna exclusiva en comparación con la lactancia materna con líquidos o alimentos adicionales.

A partir de los ensayos que se encontraron para el recién nacido sano que recibe lactancia materna en los primeros días después del nacimiento, dos ensayos que incluyeron 200 madres no encontraron efectos beneficiosos para los recién nacidos en proporcionar agua o agua con glucosa adicionales y aumentó el riesgo de interrupción temprana de la lactancia materna debido al consumo adicional breve de agua o agua con glucosa. En los lactantes que recibieron suplementos de alimentos a los cuatro a seis meses no se encontraron datos de calidad suficientemente alta a partir de los dos ensayos identificados para indicar cualquier efecto beneficioso para el lactante al proporcionarle alimentos ni cualquier riesgo adicional relacionado con la morbilidad o el cambio de peso.

Los ensayos fueron informados entre 1982 y 1999. Dos se realizaron en Honduras y los restantes en España, Nigeria, EE.UU. y el Reino Unido. Actualmente se puede considerar poco ético realizar un ensayo en el cual los recién nacidos se asignen a recibir suplementos exclusivamente para el propósito del ensayo.

Esta revisión no encontró pruebas de discrepancias con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de otras asociaciones de salud internacionales de que, como política general, la lactancia materna exclusiva, sin alimentos o líquidos adicionales, se debe recomendar durante los primeros seis meses después del nacimiento.

Conclusiones de los autores: 

No fue posible evaluar completamente los efectos beneficiosos y perjudiciales de la administración de suplementos ni determinar la repercusión del momento y el tipo de administración de suplementos .

No se encontraron efectos beneficiosos para los recién nacidos ni efectos negativos posibles sobre la duración de la lactancia materna del consumo breve de agua o agua con glucosa adicionales. En los lactantes de cuatro a seis meses, no se encontraron efectos beneficiosos de los alimentos adicionales ni riesgos relacionados con la morbilidad ni el cambio de peso. Los estudios futuros deben examinar los efectos a más largo plazo sobre los lactantes y las madres, aunque asignar al azar a los lactantes a recibir suplementos sin necesidad médica se puede considerar poco ético.

No se encontraron pruebas de discrepancias con la recomendación de las asociaciones de salud internacionales de que la lactancia materna exclusiva se debe recomendar para los recién nacidos sanos durante los primeros seis meses.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las recomendaciones generalizadas de las organizaciones de salud promueven la lactancia materna exclusiva durante seis meses. Sin embargo, el agregado de otros líquidos o alimentos antes de los seis meses es la práctica habitual en muchos países y comunidades. Esta práctica indica que se han percibido efectos beneficiosos de la administración temprana de suplementos o que existe falta de conciencia sobre los posibles riesgos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la administración de suplementos a los recién nacidos a término sanos que reciben lactancia materna y examinar el momento y el tipo de administración de suplementos.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (1 marzo 2011) y en las listas de referencias de todos los artículos relevantes recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios en lactantes con menos de seis meses de vida que compararon la lactancia materna exclusiva versus lactancia materna con cualquier alimento o líquido adicional.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores seleccionaron los ensayos de forma independiente; tres extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos (814 lactantes). Dos ensayos realizados en los primeros días después del parto que informaron datos no indicaron que la administración de líquidos adicionales tuviera efectos beneficiosos. En la duración de la lactancia materna hubo una diferencia significativa que favoreció a la lactancia materna exclusiva hasta la semana 20 inclusive (cociente de riesgos [CR] 1,45; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,05 a 1,99), lo que indica que los suplementos pueden contribuir a reducir la duración.

En la morbilidad infantil (tres ensayos), un ensayo en recién nacidos encontró una diferencia significativa desde el punto de vista estadístico, pero no clínico, en la temperatura a las 72 horas (DM 0,10 grados; IC del 95%: 0,01 a 0,19) y niveles séricos de glucosa mayores en los recién nacidos que recibieron glucosa en las primeras 24 horas, aunque no a las 48 horas (DM -0,24 mmol/l; IC del 95%: -0,51 a 0,03). Dos ensayos con lactantes de cuatro a seis meses no indicaron efectos beneficiosos en los lactantes que recibieron suplementos a las 26 semanas ni riesgos relacionados con la morbilidad o el cambio en el peso.

Ninguno de los ensayos informó sobre los otros resultados primarios, mortalidad infantil o ictericia fisiológica.

Share/Save