Una comparación de la experiencia del donante sano de donar sus células madre sanguíneas a un paciente que recibe un trasplante de células madre como tratamiento para el cáncer de sangre (p.ej. leucemia)

Una comparación de la experiencia del donante sano de donar sus células madre sanguíneas a un paciente que recibe un trasplante de células madre como tratamiento para el cáncer de sangre (p.ej. leucemia)

Las células madre sanguíneas se obtienen de un donante de dos maneras: a través de la extracción de médula ósea (recuperación directa de las células madre de los huesos de la cadera del donante, bajo anestesia general) o la obtención de células madre de sangre periférica (recuperación de las células madre mediante una máquina que separa las células sanguíneas, después de un ciclo de inyecciones de factor estimulante de colonias de granulocitos [G-CSF]). Ambos métodos de donación son frecuentes. Muchas investigaciones han analizado qué método de donación proporciona el mejor resultado al paciente, pero no existen muchas investigaciones que analicen estos métodos de donación desde la perspectiva del donante. Dichas investigaciones son importantes si existe la posibilidad de eventos adversos a largo plazo para el donante. Por ejemplo, no se conocen los eventos adversos a largo plazo del G-CSF, pero se ha indicado una correlación entre el G-CSF y el desarrollo de síndrome mielodisplásico (SMD). Sin embargo, en muchos casos a los donantes se les permite elegir qué método quisieran utilizar para donar sus células madre. El objetivo de esta revisión fue comparar directamente estos dos métodos de donación de células madre sanguíneas desde la perspectiva del donante, para comprender las experiencias del donante. En esta revisión, cada donante era hermano del paciente a quien le donaban las células madre sanguíneas.

Para esta revisión se identificaron seis ensayos (807 donantes). La revisión encontró que los donantes que donaron mediante la extracción de médula ósea presentaron más dolor en el sitio de donación (área ósea de la cadera) en los días siguientes a la donación, más días de actividad restringida (p.ej. días enfermo), más días en el hospital y más efectos secundarios que los donantes que donaban a través de la extracción de células madre de sangre periférica. Por el contrario, los donantes por extracción de células madre de sangre periférica presentaron más dolor antes de la donación de las células madre sanguíneas que los que donaron mediante extracción de médula ósea. Este dolor fue resultado de la administración del G-CSF. Todos los donantes presentaron aumento de los niveles de cansancio y una reducción de los niveles de energía y ansiedad después de la donación.

Existen tres limitaciones importantes en esta revisión. Primero, en dos ensayos más del 40% de los donantes no completaron el ensayo. Segundo, en ningún ensayo hubo un seguimiento a largo plazo de los donantes. Tercero, los ensayos utilizaron diferentes cuestionarios para registrar la experiencia emocional de los donantes acerca del procedimiento de donación, lo que dificulta comparar los resultados de estas mediciones entre los seis ensayos. Investigaciones adicionales, con un gran número de donantes incluidos, proporcionarían una mayor comprensión de la experiencia de la donación.

Conclusiones de los autores: 

Las diferentes morbilidades a corto plazo asociadas con cada tipo de donación de células madre hemopoyéticas estuvieron claras; los donantes de médula ósea presentaron más dolor y más restricciones después de la donación que los donantes de sangre periférica. Sin embargo, los estudios estuvieron limitados por su calidad metodológica, no proporcionaron un seguimiento a largo plazo (para lo cual se requeriría un gran número de donantes) y no aplicaron medidas consistentes de calidad de vida de forma que permitiera una evaluación más significativa entre los estudios.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las células madre hemopoyéticas se pueden obtener de un donante mediante la extracción de médula ósea o mediante la obtención de sangre periférica. Ambas técnicas tienen riesgos para el donante.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue identificar los efectos adversos de la donación de células madre hemopoyéticas y comparar la tolerabilidad y la seguridad de los dos métodos.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las bases de datos bibliográficas que incluían el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2008, número 2), MEDLINE y EMBASE hasta mayo 2008. También se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los artículos y se estableció contacto con expertos en esta área.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles los ensayos controlados aleatorios que reclutaron donantes de células madre hemopoyéticas y evaluaron diferentes métodos de donación de células madre hemopoyéticas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores revisaron de forma independiente los estudios para su inclusión. Se extrajeron los datos y se evaluó la calidad metodológica. El análisis cuantitativo no fue posible para la mayoría de los resultados, pero donde se utilizaron se prefirieron los modelos de efectos aleatorios debido a la variabilidad entre los estudios incluidos.

Resultados principales: 

Fueron elegibles seis ensayos (807 donantes): todos fueron subestudios, o partes constitutivas, de ensayos controlados aleatorios más grandes de médula ósea y transplante alogénico de células madre de sangre periférica. Ningún ensayo incluido fue diseñado exclusivamente para medir y evaluar la experiencia de los donantes de células madre. En todos los estudios los donantes estaban relacionados con el receptor de las células madre. En general, ambos tipos de donantes presentaron dolor posterior a la donación y morbilidad psicológica. La tendencia fue que los donantes de médula ósea presentaran más dolor en el sitio de donación, más eventos adversos generales y más días de actividad restringida. También tuvieron una probabilidad mayor de requerir hospitalización que los donantes de células madre de sangre periférica. Por el contrario, los donantes de células madre de sangre periférica presentaron más dolor antes de la donación, lo que puede estar relacionado con la administración previa a la donación del factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF, por sus siglas en inglés, granulocyte colony stimulating factor). La calidad metodológica de los estudios fue deficiente e indica limitaciones debido al riesgo de sesgo de selección y desgaste. La proporción de donantes del ensayo principal no incluidos en los subestudios de donantes, tampoco se explicó de forma adecuada.

Tools
Information