Intervenciones para el tratamiento del cáncer bucal y orofaríngeo: quimioterapia

El cáncer bucal (boca) generalmente se detecta más temprano y se trata con cirugía y radioterapia. El cáncer orofaríngeo (garganta) puede ser encontrado en un estadio avanzado y se trata con radioterapia. Ambos tratamientos pueden asociarse con secuelas deformantes y una reducción de la capacidad para comer, beber y hablar. El tratamiento con quimioterapia (fármacos que matan las células cancerosas), como agregado a la radioterapia (y de ser posible a la cirugía) ofrece una supervivencia prolongada. La quimioterapia administrada en el mismo momento que la radioterapia, es más efectiva que la quimioterapia administrada antes de la radioterapia, y puede reducir la necesidad de cirugía. Se calcula que la mejoría en la supervivencia general con el uso de quimioterapia es de entre un 8% y un 22%. No se midieron los efectos secundarios adicionales de la quimiorradioterapia combinada (náuseas, vómitos, diarrea, alopecia e infecciones).

Conclusiones de los autores: 

La quimioterapia, como agregado a la radioterapia y la cirugía, se asocia con una mejor supervivencia general en los pacientes con cáncer bucal y orofaríngeo. La quimioterapia de inducción puede prolongar la supervivencia en un 8 a un 20% y la quimiorradioterapia adyuvante concomitante puede prolongar la supervivencia en hasta un 16%. En los pacientes con tumores inoperables, la quimiorradioterapia concomitante o alternada puede prolongar la supervivencia en un 10 a un 22%. No hay pruebas suficientes en cuanto a qué agente o régimen es el más efectivo, y no puede estimarse cuantitativamente la toxicidad adicional asociada con la quimioterapia administrada como agregado de la radioterapia o de la cirugía.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El cáncer bucal y orofaríngeo se describe con frecuencia como parte de un grupo de cánceres de la cavidad bucal o cáncer de cabeza y cuello. El tratamiento del cáncer bucal en general es la cirugía seguida de radioterapia, mientras que los cánceres orofaríngeos, que tienen mayor probabilidad de encontrarse en un estadio avanzado en el momento del diagnóstico, se tratan con radioterapia o quimiorradiación. La cirugía para el cáncer de la cavidad bucal puede dejar secuelas deformantes y tanto la cirugía como la radioterapia tienen efectos secundarios funcionales significativos, especialmente en lo que concierne a la capacidad para comer, beber y hablar. El desarrollo de agentes de quimioterapia nuevos, combinaciones nuevas de agentes y los cambios en el momento relativo de la cirugía, radioterapia y quimioterapia, pueden dar lugar a aumentos potenciales tanto en la supervivencia como en la calidad de vida para este grupo de pacientes.

Objetivos: 

Determinar si la quimioterapia, como agregado a la radioterapia y la cirugía para el cáncer bucal y orofaríngeo mejora la supervivencia, la supervivencia libre de enfermedad, la supervivencia libre de progresión, el control locorregional y reduce la recidiva de la enfermedad. Determinar qué régimen y momento de administración (de inducción, concomitante o adjuvante) se asocia con mejores resultados.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group), CENTRAL, MEDLINE EMBASE y AMED hasta el 1 de diciembre 2010. También se realizaron búsquedas en las listas de referencias de revisiones recientes y de los estudios incluidos para identificar ensayos adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios donde más del 50% de los participantes tuviese tumores primarios en la cavidad bucal o la orofaringe, y que compararan el agregado de quimioterapia a otros tratamientos como la radioterapia y la cirugía, o que compararan dos o más regímenes de quimioterapia o modalidades de administración.

Obtención y análisis de los datos: 

Ochenta y nueve ensayos que cumplieron con los criterios de inclusión fueron evaluados en cuanto al riesgo de sesgo, y los datos fueron extraídos por dos o más revisores. El resultado primario fue la mortalidad total. Se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener información o aclaración adicional.

Resultados principales: 

Hay pruebas de un aumento pequeño en la supervivencia general asociado con la quimioterapia de inducción en comparación con el tratamiento locorregional solo (25 ensayos), cociente de riesgos instantáneos (CRI) de la mortalidad 0,92 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,84 a 1; p = 0,06). La quimioterapia adyuvante posquirúrgica se asocia con una mejoría en la supervivencia general comparada con la cirugía ± radioterapia sola (10 ensayos), CRI de la mortalidad 0,88 (IC del 95%: 0,79 a 0,99; p = 0,03) y hay algunas pruebas de que esta mejoría puede ser mayor con la quimiorradioterapia adyuvante concomitante (4 ensayos), CRI de la mortalidad 0,84 (IC del 95%: 0,72 a 0,98; p = 0,03). En los pacientes con tumores inoperables, hay pruebas de que la quimiorradioterapia concomitante o alternada se asocia con una mejoría en la supervivencia en comparación con la radioterapia sola (26 ensayos), CRI de la mortalidad 0,78 (IC del 95%: 0,73 a 0,83; p < 0,00001). Estos resultados se confirman mediante los análisis de sensibilidad basados en los estudios evaluados como de riesgo bajo de sesgo. No hay pruebas suficientes para identificar qué agente(s) y qué régimen(es) son los más efectivos. Los efectos tóxicos adicionales atribuibles a la quimioterapia en los regímenes combinados siguen sin poder cuantificarse.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar