Insulina detemir versus insulina glargina para la diabetes mellitus tipo 2

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Los dos análogos de la insulina de acción prolongada (insulinas artificiales), la insulina detemir o la insulina glargina difieren en su mecanismo para lograr una acción prolongada, dando lugar a posibles diferencias en el control glucémico y los resultados de seguridad. Varios estudios han comparado la insulina detemir o la insulina glargina con la insulina NPH (Neutral Protamin Hagedorn). La investigación que compara directamente ambos análogos de la insulina de acción prolongada es limitada.

Nuestro objetivo fue examinar sistemáticamente en estudios directos la eficacia y la seguridad de la insulina detemir y la insulina glargina en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2.

Cuatro estudios investigaron a un total de 2250 personas. Los ensayos duraron entre 24 y 52 semanas. En general, el riesgo de sesgo de los estudios evaluados era alto. Nuestro análisis de estos ensayos a plazo medio que compararon la insulina detemir con la insulina glargina demostró que estas dos insulinas fueron igualmente efectivas para lograr y mantener el control glucémico (hemoglobina glucosilada A1c [HbA1c]). No hubo diferencias en la hipoglucemia general, nocturna y grave al comparar la insulina detemir con la insulina glargina. La insulina detemir se asoció con un aumento de peso significativamente menor (un estudio que mostró una diferencia de 0,9 kg). El tratamiento con insulina glargina dio lugar a una dosis de insulina basal diaria inferior y a un número inferior de reacciones en el sitio de inyección (1,8% de los pacientes tratados con insulina detemir en comparación con 0,4% de los pacientes tratados con insulina glargina tuvo reacciones en el sitio de inyección).

No hubo diferencias en la variabilidad de los niveles de glucemia en ayunas ni en la variabilidad de los valores glucémicos de los perfiles de 24 horas entre los dos grupos de tratamiento.

A partir de los ensayos recuperados no fue posible establecer conclusiones sobre los efectos de estas dos insulinas sobre la calidad de vida, sus costos o sobre el número de muertes. Sólo un ensayo informó resultados sobre la calidad de vida relacionada con la salud y no mostró diferencias significativas entre los grupos de tratamiento.

Nuestros análisis indican que no hay ninguna diferencia clínicamente relevante en la eficacia o la seguridad entre el uso de insulina detemir e insulina glargina para tratar la diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, para lograr el mismo control glucémico la insulina detemir a menudo se inyectó dos veces al día en una dosis mayor aunque con menos aumento de peso, mientras que la insulina glargina sólo se inyectó una vez al día, con menos reacciones en el sitio de inyección.

Conclusiones de los autores: 

Nuestros análisis indican que no hay ninguna diferencia clínicamente relevante en la eficacia o la seguridad entre la insulina detemir y la insulina glargina para la hiperglucemia. Sin embargo, para lograr el mismo control glucémico la insulina detemir a menudo se inyectó dos veces al día en una dosis mayor aunque con menos aumento de peso, mientras que la insulina glargina se inyectó una vez al día, con menos reacciones en el sitio de inyección.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los niveles de glucemia elevados de forma crónica se asocian con una morbilidad y mortalidad significativas. Muchos pacientes con diabetes con el tiempo necesitarán tratamiento con insulina para mantener un buen control glucémico. Todavía existen dudas acerca de los regímenes óptimos de tratamiento con insulina para la diabetes tipo 2, aunque los análogos de la insulina de acción prolongada parecen beneficiosos. Varias revisiones han comparado la insulina detemir o la insulina glargina con la insulina NPH, aunque la investigación que compara directamente ambos análogos de la insulina es limitada.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la insulina detemir y la insulina glargina comparadas entre sí para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, The Cochrane Library, en registros en línea de ensayos en curso y en libros de resúmenes. La fecha de la última búsqueda fue enero 2011.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios que comparan la insulina detemir con la insulina glargina con una duración de 12 semanas o más.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores independientemente seleccionaron los estudios y extrajeron los datos. El agrupamiento de los estudios se realizó por medio de un metanálisis de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Esta revisión examinó cuatro ensayos con una duración de 24 a 52 semanas que incluyeron a 2250 personas asignadas al azar a la insulina detemir o glargina. En general, el riesgo de sesgo de los estudios evaluados era alto. La dosis de insulina glargina fue de una vez al día por la noche. La administración de insulina detemir se inició una vez al día por la noche con la opción de una dosis adicional por la mañana en tres estudios y en un estudio se administró dos veces al día. Del 13,6% al 57,2% de los pacientes asignados al azar se inyectaba insulina detemir dos veces al día al final del ensayo.

El control glucémico, medido mediante la hemoglobina glucosilada A1c (HbA1c) y la HbA1c igual o menor que 7% con o sin hipoglucemia, no difirió estadística ni significativamente entre los grupos de tratamiento.

Los resultados no mostraron diferencias significativas en la hipoglucemia general, nocturna y grave entre los grupos de tratamiento.

La insulina detemir se asoció con menos aumento de peso. El tratamiento con insulina glargina dio lugar a una dosis de insulina basal diaria inferior y a un número inferior de reacciones en el sitio de inyección.

No hubo diferencias significativas en la variabilidad de la GA o en los valores de la glucosa en los perfiles de 24 horas entre los grupos de tratamiento. No fue posible establecer conclusiones acerca de la calidad de vida, los costos o la mortalidad. Sólo un ensayo informó resultados sobre la calidad de vida relacionada con la salud y no mostró diferencias significativas entre los grupos de tratamiento.

Compartir/Guardar