Antibióticos en el momento de la cirugía de catarata para la prevención de la endoftalmitis aguda posterior a la cirugía

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La endoftalmitis (inflamación en el interior del globo ocular debido a infección o traumatismo) es una complicación poco frecuente de la cirugía de catarata aunque puede causar ceguera. Habitualmente es causada por bacterias que se introducen en el ojo durante la cirugía o en los primeros días después de la cirugía. Se utilizan medidas preventivas múltiples para tratar de prevenir la infección después de la cirugía. Varios estudios investigaron diferentes modalidades de prevención como los tipos de antibióticos utilizados, cómo se aplican o se administran los antibióticos, y el momento en que se administran los antibióticos en el procedimiento quirúrgico.

Los autores realizaron búsquedas en la bibliografía para obtener ensayos controlados aleatorios de la cirugía de catarata que evaluaran la administración de antibióticos poco antes, durante, o inmediatamente después de la cirugía para prevenir la endoftalmitis aguda. Cuatro ensayos con un total de 100 876 adultos y 131 casos de endoftalmitis cumplieron con los criterios de inclusión. De estos cuatro ensayos, dos informaron tasas reducidas de endoftalmitis al comparar antibióticos inyectados en el ojo versus antibióticos administrados en gotas. En un estudio, la penicilina inyectada en el ojo resultó en una reducción del 67% de la endoftalmitis después de la cirugía. En el estudio ESCRS más reciente, la cefuroxima inyectada en el ojo redujo el riesgo de endoftalmitis en un 80% a un 90%, dependiendo de que también se utilizaran gotas del antibiótico. Este estudio aporta las mejores pruebas disponibles actualmente para la prevención de la endoftalmitis con antibióticos. La cefuroxima se usa ampliamente en Europa aunque de forma limitada en los Estados Unidos, donde algunos médicos expresaron inquietudes con respecto al riesgo de contaminación o de errores de dilución durante el proceso de composición (preparación de fármacos para uso ocular) que podrían causar toxicidad ocular (efectos perjudiciales).

Debido a que los ensayos clínicos con resultados poco frecuentes deben incluir a un gran número de participantes y su realización es costosa, es poco probable que se realicen ensayos clínicos adicionales para evaluar la efectividad de la profilaxis perioperatoria con antibióticos para la prevención de la endoftalmitis aguda después de la cirugía de catarata. Los profesionales deben considerar las pruebas del estudio ESCRS, que demostraron que es probable que los antibióticos inyectados en el ojo reduzcan el riesgo de endoftalmitis después de la cirugía de catarata cuando se obtienen y administran de manera estéril.

Conclusiones de los autores: 

Se estudiaron medidas múltiples para la prevención de la endoftalmitis posterior a la cirugía de catarata. Uno de los estudios incluidos, el estudio ESCRS (European Society of Cataract and Refractive Surgeons), se realizó mediante el uso de la técnica quirúrgica contemporánea y empleó cefuroxima, un antibiótico utilizado comúnmente en muchas partes del mundo. Los ensayos clínicos con resultados poco frecuentes requieren tamaños de la muestra muy grandes y su realización es muy costosa; por lo tanto, es poco probable que se realicen ensayos clínicos adicionales para evaluar la profilaxis actualmente disponible. Los profesionales deben depender de las pruebas actuales para tomar decisiones fundamentadas con respecto a las opciones de profilaxis.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La endoftalmitis es una inflamación grave de la cámara anterior o posterior del ojo que puede ser estéril o asociarse con infección. Es una complicación de la cirugía de catarata que amenaza potencialmente la visión. Las medidas profilácticas para la endoftalmitis están orientadas contra las diversas fuentes de infección.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos de la profilaxis perioperatoria con antibióticos para la endoftalmitis posterior a la cirugía de catarata.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (The Cochrane Library 2012, número 10), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE, (enero 1950 hasta octubre 2012), EMBASE (enero 1980 hasta octubre 2012), Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS) (enero 1982 hasta octubre 2012), the metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y en la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se realizaron restricciones de fecha o idioma en las búsquedas electrónicas de ensayos. Se buscó por última vez en las bases de datos electrónicas el 25 de Octubre de 2012. También se realizaron búsquedas de estudios adicionales que citaron cualquier ensayo incluido mediante Science Citation Index.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios en adultos sometidos a cirugía de cataratas (cualquier método y tipo de incisión) por opacidades en el cristalino debido a cualquier origen. Se incluyeron ensayos que evaluaban antibióticos preoperatorios, intraoperatorios (intracamerales, subconjuntivales o sistémicos) o la profilaxis posoperatoria con antibióticos para la endoftalmitis aguda. No se incluyeron estudios que evaluaban preparados antisépticos preoperatorios con agentes como povidona yodada, ni se incluyeron estudios que evaluaban antibióticos para el tratamiento de la endoftalmitis aguda después de la cirugía de catarata.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores examinaron los resúmenes y los artículos de texto completo en cuanto a la elegibilidad, evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio incluido y resumieron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

Cuatro estudios cumplieron con los criterios de inclusión para esta revisión e incluyeron a 100 876 adultos y 131 casos de endoftalmitis. Si bien el tamaño de la muestra es muy grande, la heterogeneidad de los diseños de estudio y las modalidades de administración de antibióticos hicieron imposible la realización de un metanálisis formal. Las intervenciones investigadas en los estudios incluyeron la utilidad del agregado de vancomicina y gentamicina a la solución de irrigación en comparación con irrigación con solución salina equilibrada estándar sola, el uso de cefuroxima intracameral o de levofloxacina tópica de forma perioperatoria, inyecciones de penicilina periocular y gotas tópicas de cloranfenicol-sulfadimidina en comparación con antibióticos tópicos solos y la modalidad de administración de los antibióticos (inyecciones subconjuntivales versus retrobulbares). Dos estudios con tamaños de la muestra adecuados para evaluar un resultado poco frecuente encontraron una reducción del riesgo de endoftalmitis con las inyecciones de antibióticos durante la cirugía en comparación con los antibióticos tópicos solos: cociente de riesgos (CR) 0,33; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,12 a 0,92 (penicilina periocular versus cloranfenicol-sulfadimidina tópica) y CR 0,21; IC del 95%: 0,06 a 0,74 (cefuroxima intracameral versus levofloxacina tópica). Otro estudio no encontró ninguna diferencia significativa en la endoftalmitis al comparar las inyecciones de antibióticos subconjuntivales versus retrobulbares (CR 0,85; IC del 95%: 0,55 a 1,32). El cuarto estudio que comparó la irrigación con solución salina equilibrada (SSE) sola versus SSE con antibióticos no tuvo el poder estadístico suficiente para detectar diferencias en la endoftalmitis entre los grupos. El riesgo de sesgo entre los estudios fue bajo a incierto debido a la falta de información.

Compartir/Guardar