Probióticos para el tratamiento del eccema

No hay pruebas suficientes para recomendar el uso de probióticos para el tratamiento del eccema.

El eccema es una enfermedad de la piel caracterizada por una erupción cutánea eritematosa que causa prurito, y afecta entre el 5% y el 20% de personas en algún momento de la vida. Las personas con eccema tienen diferentes bacterias en el intestino que las personas sin eccema y a veces presentan inflamación intestinal. Los síntomas del eccema pueden tratarse al cambiar la combinación de bacterias del intestino o al reducir la inflamación intestinal. Un tipo de tratamiento que puede lograr este resultado son los probióticos, es decir, microorganismos vivos orales como la bacteria Lactobacillus que se encuentran en la leche sin pasteurizar y el yogur. Esta revisión de doce ensayos encontró que los probióticos no reducen los síntomas de eccema como el prurito, ni alteran la gravedad global del eccema calificada por los pacientes o sus médicos. Los resultados variaron en los diferentes ensayos pero, en general, no indican que los probióticos sean un tratamiento efectivo para el eccema. Se necesitan estudios adicionales de nuevos probióticos, ya que es posible que diferentes tipos de probióticos que aún no se han estudiado para el tratamiento del eccema podrían sean más efectivos. Los probióticos rara vez causan infecciones y problemas intestinales.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas sugieren que los probióticos no son un tratamiento efectivo para el eccema, y el tratamiento con probióticos conlleva un pequeño riesgo de eventos adversos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los probióticos se han propuesto como un tratamiento efectivo para el eccema y recientemente se han realizado varios ensayos clínicos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los probióticos en el tratamiento del eccema

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Group) (hasta abril 2008), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library número 2, 2008) MEDLINE (desde 2003 hasta abril 2008), EMBASE (desde 2005 hasta abril 2008), PsycINFO, AMED y en LILACS (desde su inicio hasta abril 2008), en ISI Web of Science (hasta diciembre 2006) y en listas de referencias de artículos. También se realizaron búsquedas en los registros de ensayos clínicos en curso, las actas de congresos y se buscaron eventos adversos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de microorganismos vivos ingeridos por vía oral para el tratamiento del eccema.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, aplicaron los criterios de elegibilidad, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Si fue necesario, se estableció contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se registraron los eventos adversos de los estudios incluidos, y a partir de una búsqueda independiente de eventos adversos.

Resultados principales: 

Doce ensayos controlados aleatorios con 781 participantes cumplieron los criterios de inclusión. Todos los participantes eran niños. No hubo diferencias significativas en las puntuaciones de síntomas calificados por los padres a favor del tratamiento con probióticos (cinco ensayos, 313 participantes). La gravedad de los síntomas en una escala de 0 a 20 fue de 0,90 puntos menos después del tratamiento con probióticos que en comparación con el placebo (IC del 95%: -1,04; 2,84; p = 0,36). Tampoco hubo diferencias significativas en la gravedad del eccema global calificada por el participante o los padres a favor del tratamiento con probióticos (tres ensayos, 150 participantes). No hubo diferencias significativas en la gravedad del eccema calificada por el investigador entre el tratamiento con probióticos y con placebo (siete ensayos, 588 participantes). En una escala de 0 a 102, la gravedad del eccema calificada por el investigador fue de 2,46 puntos menos después del tratamiento con probióticos en comparación con el tratamiento con placebo (IC del 95%: -2,53; 7,45 p = 0,33). Se observó heterogeneidad significativa entre los resultados de los estudios individuales, que puede explicarse por el uso de diferentes cepas de probióticos. El análisis de subgrupos por edad del participante, gravedad del eccema, presencia de atopia o presencia de alergia alimentaria no identificó a una población con diferentes resultados de tratamiento a la población en su totalidad. La búsqueda de eventos adversos identificó algunos informes de casos de infecciones e isquemia intestinal causados por los probióticos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar