Drenajes de la herida después de la cirugía tiroidea

Los drenajes a menudo se usan después de las cirugías tiroideas.

Se cree que las personas que se someten a la cirugía tiroidea están en riesgo de dificultad respiratoria, infecciones de la herida, acumulación de líquido excesivo y mayor duración de la estancia hospitalaria. Las inquietudes acerca de estas complicaciones conducen a los cirujanos a insertar drenajes después del procedimiento. Esta revisión no encontró pruebas con respecto al beneficio del uso de drenajes para mejorar los resultados de pacientes, pero su uso puede prolongar la estancia hospitalaria.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas claras de que el uso de drenajes en los pacientes que se sometieron a cirugías tiroideas mejore de manera significativa los resultados, además los drenajes pueden prolongar la estancia hospitalaria. Las pruebas existentes son de ensayos que incluyeron a pacientes con bocios sin extensión mediastínica, índices de coagulación normales y cirugía, que no incluyó cualquier disección lateral del cuello por medio de una linfadenectomía.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La naturaleza y las indicaciones para la cirugía tiroidea varían y el posible riesgo de hemorragia posoperatoria es una de las razones por las que se insertan con frecuencia drenajes en la herida. Sin embargo, cuando el sangrado es significativo, los drenajes de la herida pueden bloquearse y puede ser necesaria una cirugía o hemostasia meticulosa Debido a que las pruebas que favorecen la utilización de drenajes después de una cirugía tiroidea no son claras, se realizó una revisión sistemática de las mejores pruebas disponibles.

Objetivos: 

Determinar los efectos de la inserción de un drenaje de la herida durante la cirugía tiroidea sobre las complicaciones de la herida, las dificultades respiratorias y la mortalidad.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro especializado del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Grupo) y Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (número 1, 2007); MEDLINE (2005 hasta febrero 2007); EMBASE (2005 hasta febrero 2007); CINAHL (2005 hasta febrero 2007) utilizando estrategias de búsqueda relevantes.

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorios. Se excluyeron estudios cuasialeatorios. Se incluyeron en esta revisión estudios con participantes que se sometieron a cualquier tipo de cirugía tiroidea, independientemente de las indicaciones. Se excluyeron los estudios de personas que se sometieron a una cirugía paratiroidea y a disecciones laterales del cuello. Al menos el 80% del seguimiento (hasta el alta) se consideró esencial.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron la elegibilidad y extrajeron los datos de forma independiente; las diferencias se resolvieron mediante discusión. Se evaluó la validez de los estudios, incluso los criterios sobre si se utilizó un método consistente de generación de la secuencia aleatoria y ocultación de la asignación. Los datos faltantes e inciertos se resolvieron al contactar a los autores del estudio.

Resultados principales

Se identificaron 13 estudios elegibles (1646 participantes). Once estudios compararon el uso de drenaje con no drenaje y no encontraron diferencias significativas en las tasas de nueva intervención; la incidencia de la dificultad respiratoria y las infecciones de la herida. Las colecciones posoperatorias en la herida que requirieron aspiración o drenaje fueron reducidas de manera significativa por los drenajes (RR 0,51; IC del 95%: 0,27 a 0,97), pero un análisis adicional de cuatro estudios de alta calidad no demostró diferencias importantes (RR 1,82; IC del 95%: 0,51 a 6,46). La estancia hospitalaria fue muy prolongada en el grupo con drenaje (DMP 1,18 días; IC del 95%: 0,73 a 1,63).

Once estudios compararon el drenaje por succión con no drenaje y no encontraron diferencias significativas en las tasas de nueva intervención; la incidencia de la dificultad respiratoria y las tasas de infección de la herida. La incidencia de las colecciones que requirieron aspiración o drenaje sin nueva intervención formal fue significativamente menor en el grupo drenado (RR 0,48; IC del 95%: 0,25 a 0,92). Sin embargo, análisis adicionales sólo de estudios de alta calidad no mostraron diferencias significativas (RR 1,78; IC del 95%: 0,44 a 7,17). La estancia hospitalaria fue muy prolongada en el grupo con drenaje (DMP 1,20 días; IC del 95%: 0,77 a 1,63).

Un estudio comparó el drenaje abierto con no drenaje. Ninguno de los participantes de ambos grupos necesitó una nueva intervención. No fue posible obtener datos sobre la incidencia de la dificultad respiratoria, la infección de la herida y el dolor. La incidencia de las colecciones que requirieron aspiración o drenaje sin nueva intervención no fue significativamente diferente entre los grupos y no hubo diferencias considerables en la duración de la estancia hospitalaria. Un estudio comparó el drenaje por succión con el drenaje cerrado pasivo. Ninguno de los participantes en el estudio necesitó una nueva intervención y no fue posible obtener datos con respecto a otros resultados. Dos estudios (180 participantes) compararon el drenaje abierto con el drenaje por succión. Un estudio informó infecciones en la herida y colecciones menores en la misma que no fueron significativamente diferentes. El otro estudio informó las colecciones en la herida que requirieron intervención y estancia hospitalaria; ambas no fueron significativamente diferentes. Ninguno de los participantes de los estudios requirió una nueva intervención. No se obtuvieron datos sobre otros resultados.

Conclusiones de los autores

No existen pruebas claras de que el uso de drenajes en los pacientes que se sometieron a cirugías tiroideas mejore de manera significativa los resultados, además los drenajes pueden prolongar la estancia hospitalaria. Las pruebas existentes son de ensayos que incluyeron a pacientes con bocios sin extensión mediastínica, índices de coagulación normales y cirugía, que no incluyó cualquier disección lateral del cuello por medio de una linfadenectomía.

Esta revisión debería citarse como:Samraj K, Gurusamy KSLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron 13 estudios elegibles (1646 participantes). Once estudios compararon el uso de drenaje con no drenaje y no encontraron diferencias significativas en las tasas de nueva intervención; la incidencia de la dificultad respiratoria y las infecciones de la herida. Las colecciones posoperatorias en la herida que requirieron aspiración o drenaje fueron reducidas de manera significativa por los drenajes (RR 0,51; IC del 95%: 0,27 a 0,97), pero un análisis adicional de cuatro estudios de alta calidad no demostró diferencias importantes (RR 1,82; IC del 95%: 0,51 a 6,46). La estancia hospitalaria fue muy prolongada en el grupo con drenaje (DMP 1,18 días; IC del 95%: 0,73 a 1,63).

Once estudios compararon el drenaje por succión con no drenaje y no encontraron diferencias significativas en las tasas de nueva intervención; la incidencia de la dificultad respiratoria y las tasas de infección de la herida. La incidencia de las colecciones que requirieron aspiración o drenaje sin nueva intervención formal fue significativamente menor en el grupo drenado (RR 0,48; IC del 95%: 0,25 a 0,92). Sin embargo, análisis adicionales sólo de estudios de alta calidad no mostraron diferencias significativas (RR 1,78; IC del 95%: 0,44 a 7,17). La estancia hospitalaria fue muy prolongada en el grupo con drenaje (DMP 1,20 días; IC del 95%: 0,77 a 1,63).

Un estudio comparó el drenaje abierto con no drenaje. Ninguno de los participantes de ambos grupos necesitó una nueva intervención. No fue posible obtener datos sobre la incidencia de la dificultad respiratoria, la infección de la herida y el dolor. La incidencia de las colecciones que requirieron aspiración o drenaje sin nueva intervención no fue significativamente diferente entre los grupos y no hubo diferencias considerables en la duración de la estancia hospitalaria. Un estudio comparó el drenaje por succión con el drenaje cerrado pasivo. Ninguno de los participantes en el estudio necesitó una nueva intervención y no fue posible obtener datos con respecto a otros resultados. Dos estudios (180 participantes) compararon el drenaje abierto con el drenaje por succión. Un estudio informó infecciones en la herida y colecciones menores en la misma que no fueron significativamente diferentes. El otro estudio informó las colecciones en la herida que requirieron intervención y estancia hospitalaria; ambas no fueron significativamente diferentes. Ninguno de los participantes de los estudios requirió una nueva intervención. No se obtuvieron datos sobre otros resultados.

Tools
Information