Tratamiento ortodóncico y ortopédico para la mordida abierta anterior en niños

Las intervenciones lograron corregir la mordida abierta anterior pero este resultado se basó en los datos de dos estudios con problemas de calidad

La mordida abierta se caracteriza por una falta de superposición vertical de los incisivos superiores e inferiores. Este problema posee varias causas posibles como la respiración bucal, los hábitos de succión, la alteración del desarrollo de la mandíbula y el maxilar superior. Puede producir dificultades en el habla, la deglución, la masticación y la estética. Se utilizaron varios tratamientos para corregir la mordida abierta anterior. Los revisores evaluaron tres estudios con los siguientes tratamientos: regulador de función de Frankel tipo 4 (FR-4) con entrenamiento de sellado labial, rejilla palatina con mentonera de tracción occipital e imanes de repulsión con placas de mordida. Este último estudio no pudo analizarse dado que el autor interrumpió el tratamiento antes de lo previsto debido a los efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

:
Existen pocas pruebas de que las intervenciones del FR-4 con entrenamiento de sellado labial y rejilla palatina en combinación con una mentonera de tracción occipital puedan corregir la mordida abierta anterior. Estos resultados deben interpretarse con cuidado ya que los ensayos incluidos presentan sesgo potencial. No se pueden realizar recomendaciones para la práctica clínica sólo en base a los resultados de estos ensayos. Se necesitan más ensayos controlados aleatorios para elucidar las intervenciones para tratar la mordida abierta anterior.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La mordida abierta anterior ocurre cuando existe una falta de superposición vertical de los incisivos superiores e inferiores. La etiología es multifactorial e incluye: hábitos orales, patrones de crecimiento no favorables, hipertrofia adenoidea con respiración bucal. Se propusieron varios tratamientos para corregir esta maloclusión, pero no existen pruebas científicas sólidas que apoyen estas intervenciones.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión sistemática fue evaluar los tratamientos ortodóncicos y ortopédicos para corregir la mordida abierta anterior en niños.

Estrategia de búsqueda: 

Las estrategias de búsqueda fueron desarrolladas para MEDLINE y revisadas adecuadamente para cada base de datos: Cochrane Oral Health Group Trials Register; CENTRAL (The Cochrane Library 2005, número 4); PubMed (1966 hasta diciembre 2005); EMBASE (1980 hasta febrero 2006); Lilacs (1982 hasta diciembre 2005); Brazilian Bibliography of Odontology (BBO) (1986 hasta diciembre 2005); y SciELO (1997 hasta diciembre 2005). Se realizaron búsquedas manuales en revistas chinas y se recuperaron las bibliografías de los documentos.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios sobre los tratamientos ortodóncicos u ortopédicos o ambos para corregir la mordida abierta anterior en niños.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la elegibilidad de todos los informes identificados.
Para los datos dicotómicos, se calculó el cociente de riesgos (CR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% correspondientes. Los datos continuos se expresaron según los describió el autor.

Resultados principales

Veintiocho ensayos fueron potencialmente aptos, pero sólo se incluyeron tres ensayos controlados aleatorios que compararon: los efectos del regulador de función de Frankel tipo 4 (FR-4) con entrenamiento de sellado labial versus ningún tratamiento; imanes de repulsión versus placas de mordida; y rejilla palatina en combinación con una mentonera de tracción occipital versus ningún tratamiento.
No se pudo analizar el estudio que comparó los imanes de repulsión versus las placas de mordida porque los autores interrumpieron el tratamiento antes de lo previsto a causa de los efectos secundarios en cuatro de diez pacientes.
El FR-4 en combinación con el entrenamiento de sellado labial (RR = 0,02 [IC del 95%: 0,00 a 0,38]) y la rejilla palatina removible junto con una mentonera de tracción occipital (RR = 0,23 [IC del 95%: 0,11 a 0,48]) lograron corregir la mordida abierta anterior.
Ningún estudio describió: el proceso de asignación al azar, el cálculo del tamaño de la muestra, no existió un cegamiento del análisis cefalométrico y los dos estudios evaluaron dos intervenciones al mismo tiempo. Por lo tanto, estos resultados deben interpretarse con cautela.

Conclusiones de los autores

:
Existen pocas pruebas de que las intervenciones del FR-4 con entrenamiento de sellado labial y rejilla palatina en combinación con una mentonera de tracción occipital puedan corregir la mordida abierta anterior. Estos resultados deben interpretarse con cuidado ya que los ensayos incluidos presentan sesgo potencial. No se pueden realizar recomendaciones para la práctica clínica sólo en base a los resultados de estos ensayos. Se necesitan más ensayos controlados aleatorios para elucidar las intervenciones para tratar la mordida abierta anterior.

Esta revisión debería citarse como:Lentini-Oliveira D, Carvalho FR, Qingsong Y, Junjie L, Saconato H, Machado MAC, Prado LBF, Prado GFLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Veintiocho ensayos fueron potencialmente aptos, pero sólo se incluyeron tres ensayos controlados aleatorios que compararon: los efectos del regulador de función de Frankel tipo 4 (FR-4) con entrenamiento de sellado labial versus ningún tratamiento; imanes de repulsión versus placas de mordida; y rejilla palatina en combinación con una mentonera de tracción occipital versus ningún tratamiento.
No se pudo analizar el estudio que comparó los imanes de repulsión versus las placas de mordida porque los autores interrumpieron el tratamiento antes de lo previsto a causa de los efectos secundarios en cuatro de diez pacientes.
El FR-4 en combinación con el entrenamiento de sellado labial (RR = 0,02 [IC del 95%: 0,00 a 0,38]) y la rejilla palatina removible junto con una mentonera de tracción occipital (RR = 0,23 [IC del 95%: 0,11 a 0,48]) lograron corregir la mordida abierta anterior.
Ningún estudio describió: el proceso de asignación al azar, el cálculo del tamaño de la muestra, no existió un cegamiento del análisis cefalométrico y los dos estudios evaluaron dos intervenciones al mismo tiempo. Por lo tanto, estos resultados deben interpretarse con cautela.

Tools
Information