Ácidos biliares para pacientes trasplantados hepáticos

Los ácidos biliares no parecen influir significativamente sobre el rechazo en los pacientes trasplantados hepáticos

Según7 ensayos clínicos aleatorios en los que los pacientes recibieron tratamiento inmunosupresor estándar (esteroides, azatioprina y ciclosporina o tacrolimus) con o sin ácidos biliares después del trasplante hepático, los ácidos biliares no disminuyeron la mortalidad por todas las causas, la mortalidad relacionada con el rechazo, el nuevo trasplante, el rechazo celular agudo o el número de pacientes con rechazo resistente a esteroides. El ácido ursodesoxicólico podría tener efectos beneficiosos sobre el rechazo crónico y la duración de la hospitalización, pero se necesitan más pruebas. Ninguno de los ensayos clínicos aleatorios evaluó los efectos de los ácidos biliares sobre la calidad de vida o el coste-efectividad. Los ácidos biliares no parecieron causar efectos adversos.

Conclusiones de los autores: 

Los ácidos biliares no parecen tener efectos beneficiosos significativos en los pacientes trasplantados hepáticos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El trasplante hepático se ha convertido en una forma de tratamiento ampliamente aceptado para numerosas enfermedades hepáticas terminales. Los ácidos biliares pueden reducir el grado de rechazo del aloinjerto tras el trasplante hepático, al cambiar la expresión de las moléculas del complejo mayor de histocompatibilidad en el epitelio de la vía biliar y el endotelio de la vena central.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de los ácidos biliares para pacientes trasplantados hepáticos.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group), elRegistro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) CENTRAL, MEDLINE y EMBASE, hasta abril de 2003. También se hicieron búsquedas en la Chinese Biomedical Database hasta mayo 2002.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios que compararan cualquier dosis de ácidos biliares o duración del tratamiento en pacientes trasplantados hepáticos, versus placebo, ninguna intervención u otra intervención. Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios, sin considerar cegamiento, idioma o estado de publicación.

Obtención y análisis de los datos: 

W Chen extrajo los datos y C Gluud los validó. La calidad metodológica de los ensayos se evaluó a partir del método de generación de la secuencia de asignación, el ocultamiento de la asignación, el doble cegamiento y el seguimiento. Para realizar los metanálisis se utilizó el principio de intención de tratar (intention-to-treat principle) y los resultados se presentaron como riesgo relativo (RR) o diferencia de medias ponderada (DMP), ambos con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales

Se identificaron 7 ensayos aleatorios (6 que evaluaban el ácido ursodesoxicólico versus placebo o ninguna intervención y un estudio que evaluaba el ácido tauroursodesoxicólico versus ninguna intervención) con un total de 335 pacientes trasplantados hepáticos. La administración de ácidos biliares comenzó uno o más días después del trasplante hepático. Todos los pacientes recibieron el régimen inmunosupresor estándar de tres fármacos (esteroides, azatioprina y ciclosporina o tacrolimus) para suprimir la respuesta de rechazo del aloinjerto después del trasplante hepático. Los ácidos biliares no redujeron de forma significativa la mortalidad por todas las causas, la mortalidad relacionada con el rechazo del aloinjerto, el nuevo trasplante, el rechazo celular agudo o el número de pacientes con rechazo resistente a esteroides. Los ácidos biliares redujeron significativamente el número de pacientes con rechazo crónico en un modelo de efectos fijos, pero no en un modelo de efectos aleatorios. Los ácidos biliares fueron seguros y bien tolerados por los pacientes trasplantados hepáticos.

Conclusiones de los autores

Los ácidos biliares no parecen tener efectos beneficiosos significativos en los pacientes trasplantados hepáticos.

Esta revisión debería citarse como:Chen W, Gluud CLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron 7 ensayos aleatorios (6 que evaluaban el ácido ursodesoxicólico versus placebo o ninguna intervención y un estudio que evaluaba el ácido tauroursodesoxicólico versus ninguna intervención) con un total de 335 pacientes trasplantados hepáticos. La administración de ácidos biliares comenzó uno o más días después del trasplante hepático. Todos los pacientes recibieron el régimen inmunosupresor estándar de tres fármacos (esteroides, azatioprina y ciclosporina o tacrolimus) para suprimir la respuesta de rechazo del aloinjerto después del trasplante hepático. Los ácidos biliares no redujeron de forma significativa la mortalidad por todas las causas, la mortalidad relacionada con el rechazo del aloinjerto, el nuevo trasplante, el rechazo celular agudo o el número de pacientes con rechazo resistente a esteroides. Los ácidos biliares redujeron significativamente el número de pacientes con rechazo crónico en un modelo de efectos fijos, pero no en un modelo de efectos aleatorios. Los ácidos biliares fueron seguros y bien tolerados por los pacientes trasplantados hepáticos.

Tools
Information
Compartir/Guardar