Rehabilitación vestibular para el trastorno vestibular periférico unilateral

La rehabilitación vestibular para la trastorno vestibular periférico unilateral para mejorar el vértigo, el equilibrio y la movilidad.

Las personas con problemas vestibulares con frecuencia experimentan vértigo y dificultades visuales, del equilibrio o movilidad. Los trastornos vestibulares que son unilaterales y periféricos (UPVD) son los que afectan a un lado del sistema vestibular (unilateral) y sólo la porción del sistema que está fuera del cerebro (periférico - parte del oído interno). Algunos ejemplos de estos trastornos incluyen: el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), la neuritis vestibular, la laberintitis, enfermedad de Ménière unilateral o vestibulopatías después de procedimientos quirúrgicos como la laberintectomía, o la resección de un neuroma acústico. La rehabilitación vestibular (RV) para estos trastornos es cada vez más utilizada e incluye diversos regímenes basados en movimiento. Los componentes de la RV pueden incluir aprender a provocar los síntomas para "desensibilizar" el sistema vestibular, aprender a coordinar los movimientos oculares y de la cabeza, lo que mejora el equilibrio y habilidades para caminar, aprender sobre la enfermedad y cómo hacerle frente o volverse más activo.

Se hallaron veintiún ensayos clínicos aleatorios que investigaron el uso de la RV en este grupo de trastornos. Todos los estudios utilizaron una forma de RV e incluyeron a adultos residentes en la comunidad con UPVD sintomático, confirmado. Los estudios variaron dado que compararon la RV con otras formas de tratamiento (por ejemplo medicación, atención habitual, maniobras pasivas), con intervenciones control o placebo o con otras formas de RV. Otra fuente de variación entre los estudios fue el uso de diferentes medidas de resultado (por ejemplo informes de vértigo, mejorías del equilibrio, visión, marcha o capacidad para participar en la vida cotidiana). Debido a la variación entre los estudios, sólo fue posible un agrupamiento limitado de los datos. Los tres estudios que se pudieron combinar demostraron que la RV fue más efectiva que el control o las intervenciones de simulación en la mejoría de los informes subjetivos de vértigo. Todos los otros estudios individuales hallaron resultados a favor de la RV para las mejorías en áreas como el equilibrio, la visión, la marcha y la participación. La excepción a estos resultados fue para el grupo de diagnóstico específico de personas con VPPB, donde las comparaciones de la RV versus las maniobras mostraron que las maniobras de reposicionamiento físico fueron más efectivas para la reducción de síntomas de vértigo, particularmente a corto plazo. No existió ningún informe de los efectos adversos después de cualquier RV, y en los estudios con una evaluación de seguimiento (tres a 12 meses), se mantuvieron los efectos positivos. Existieron pruebas inadecuadas de que una forma de RV es superior a otra.

Existe un cuerpo de pruebas creciente para apoyar el uso de la rehabilitación vestibular en las personas con vértigo y pérdida funcional como resultado del UVPD, y aunque los estudios fueron en general de una calidad de moderada a alta, variaron en sus métodos.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas de moderadas a sólidas de que la rehabilitación vestibular es un tratamiento seguro y efectivo para la trastorno vestibular periférico unilateral, en base a algunos ensayos controlados aleatorios de alta calidad. Existen pruebas moderadas de que la rehabilitación vestibular proporciona una resolución de los síntomas a medio plazo. Sin embargo, existen pruebas de que para el grupo con diagnóstico específico de vértigo posicional paroxístico benigno, las maniobras físicas (de reposicionamiento) son más efectivas a corto plazo que la rehabilitación vestibular basada en ejercicios. No existen pruebas suficientes para discriminar entre las diferentes formas de rehabilitación vestibular.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El trastorno vestibular periférico unilateral (UPVD, por sus siglas en inglés) puede producirse como resultado de una enfermedad, traumatismo o después de una cirugía. El trastorno se caracteriza por quejas de vértigo, trastornos visuales y deficiencia del equilibrio. El tratamiento actual incluye medicación, maniobras físicas y regímenes de ejercicios, el último se conoce colectivamente como rehabilitación vestibular (RV).

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la rehabilitación vestibular, en la población adulta residente en la comunidad de las personas con trastorno vestibular periférico unilateral sintomático.

Estrategia de búsqueda: 

La búsqueda incluyó el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en The Cochrane Library número 1, 2007, MEDLINE (1950 hasta 2007) y EMBASE (1974 hasta 2007). La fecha de la última búsqueda fue marzo 2007.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios sobre adultos que residen en la comunidad, con diagnóstico de trastorno vestibular periférico unilateral sintomático. Las comparaciones buscadas fueron:

  • Rehabilitación vestibular versus control (placebo etc.)
  • Rehabilitación vestibular versus otro tratamiento (rehabilitación no vestibular p.ej. tratamiento farmacológico)
  • Rehabilitación vestibular versus otra forma de rehabilitación vestibular
Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos.

Resultados principales

Se identificaron treinta y dos ensayos y once se excluyeron debido a una patología vestibular mixta / incierta, lo que dejó veintiún ensayos en la revisión. Los estudios incluidos abordaron la efectividad de la rehabilitación vestibular contra intervenciones control / de simulación, intervenciones de rehabilitación no vestibular u otras formas de rehabilitación vestibular, mediante la comparación de los sujetos de cada grupo que presentaron una resolución significativa de los síntomas o mejoría de la función. Los datos individuales y agrupados mostraron un efecto estadísticamente significativo a favor de la rehabilitación vestibular sobre el control o ninguna intervención. La excepción a este hallazgo se produjo cuando se comparó la rehabilitación vestibular basada en movimientos con las maniobras físicas para el vértigo posicional paroxístico benigno, donde se demostró la superioridad de las maniobras físicas en la tasa de curación a corto plazo. No se informaron efectos adversos.

Conclusiones de los autores

Existen pruebas de moderadas a sólidas de que la rehabilitación vestibular es un tratamiento seguro y efectivo para la trastorno vestibular periférico unilateral, en base a algunos ensayos controlados aleatorios de alta calidad. Existen pruebas moderadas de que la rehabilitación vestibular proporciona una resolución de los síntomas a medio plazo. Sin embargo, existen pruebas de que para el grupo con diagnóstico específico de vértigo posicional paroxístico benigno, las maniobras físicas (de reposicionamiento) son más efectivas a corto plazo que la rehabilitación vestibular basada en ejercicios. No existen pruebas suficientes para discriminar entre las diferentes formas de rehabilitación vestibular.

Esta revisión debería citarse como:Hillier SL, Hollohan VLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron treinta y dos ensayos y once se excluyeron debido a una patología vestibular mixta / incierta, lo que dejó veintiún ensayos en la revisión. Los estudios incluidos abordaron la efectividad de la rehabilitación vestibular contra intervenciones control / de simulación, intervenciones de rehabilitación no vestibular u otras formas de rehabilitación vestibular, mediante la comparación de los sujetos de cada grupo que presentaron una resolución significativa de los síntomas o mejoría de la función. Los datos individuales y agrupados mostraron un efecto estadísticamente significativo a favor de la rehabilitación vestibular sobre el control o ninguna intervención. La excepción a este hallazgo se produjo cuando se comparó la rehabilitación vestibular basada en movimientos con las maniobras físicas para el vértigo posicional paroxístico benigno, donde se demostró la superioridad de las maniobras físicas en la tasa de curación a corto plazo. No se informaron efectos adversos.

Tools
Information