Terapia angiogénica con interferón alfa para la degeneración macular neovascular senil

Interferón alfa para el tratamiento de la degeneración macular neovascular senil

La degeneración macular senil (DMS) es una enfermedad progresiva y degenerativa de la retina, que contribuye a que los vasos sanguíneos se desarrollen debajo de la retina y con el tiempo lleva a la deficiencia visual. La terapia angiogénica es un nuevo enfoque para el tratamiento de la degeneración macular neovascular senil. Se considera que el interferón es un agente angiogénico que funciona mediante la prevención del crecimiento de células endoteliales vasculares que ayudan a formar estos vasos sanguíneos nuevos.
Esta revisión incluyó un ensayo controlado aleatorio con 481 participantes, todos de más de 50 años de edad provenientes de 45 centros diferentes. El ensayo comparó el tratamiento de interferón alfa con el placebo con un seguimiento de 52 semanas. La proporción de los participantes que habían perdido por lo menos tres líneas de la visión a las 52 semanas no difirió significativamente entre los grupos de control y los de tratamiento. No se observaron resultados concluyentes del ensayo y se sugirió que la intervención podría ser nociva. Como ahora se dispone de varias nuevas intervenciones angiogénicas, resulta improbable que se justifiquen estudios adicionales sobre el interferón alfa.

Conclusiones de los autores: 

Hasta el momento, no se cuentan con las pruebas suficientes para recomendar la administración de interferón alfa-2a en el tratamiento de la degeneración macular senil.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La terapia angiogénica es un enfoque nuevo para el tratamiento de la degeneración macular neovascular senil. Se considera que el interferón alfa es un agente angiogénico que funciona mediante la inhibición de la migración y la proliferación de las células endoteliales vasculares. Se utilizó este fármaco en el tratamiento de hepatitis, de tumores sólidos y de neoplasias malignas hematológicas.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue investigar el interferón alfa como una modalidad de tratamiento para la degeneración macular neovascular senil.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas e identificaron ensayos en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlado (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), que contiene el Cochrane Eyes and Vision Group Trials Register, en The Cochrane Library (número 2, 2005), MEDLINE (1966 hasta 2005/06 semana 1), EMBASE (1980 hasta 2005/semana 23), LILACS (Latin American and Caribbean Health Science Literature Database) (junio 2005) y las listas de referencias de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Esta revisión incluyó ensayos controlados aleatorios que evaluaron el tratamiento con interferón alfa en los pacientes con degeneración macular neovascular senil que recibieron un seguimiento de por lo menos un año.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos. Como sólo un ensayo reunió los criterios de inclusión no se realizó la síntesis de los datos.

Resultados principales

El único ensayo incluido incorporó y asignó al azar a 481 participantes de 45 centros en todo el mundo en cuatro grupos. El estudio posibilitó el análisis del número de participantes que había perdido tres o más líneas de la visión a las 52 semanas en tres grupos con interferón alfa-2a versus placebo. Los resultados muestran un odds-ratio de 1,60 (intervalo de confianza del 95%: 1,01 a 2,53), lo que indica que el interferón está asociada con un 60% de aumento en las probabilidades de perder tres o más líneas a las 52 semanas. Este hallazgo tiene significación estadística marginal, con un valor P de 0,04, e indica que el tratamiento tiene el potencial de causar daño más que beneficios.

Conclusiones de los autores

Hasta el momento, no se cuentan con las pruebas suficientes para recomendar la administración de interferón alfa-2a en el tratamiento de la degeneración macular senil.

Esta revisión debería citarse como:Reddy U, Kryzstolik MLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

El único ensayo incluido incorporó y asignó al azar a 481 participantes de 45 centros en todo el mundo en cuatro grupos. El estudio posibilitó el análisis del número de participantes que había perdido tres o más líneas de la visión a las 52 semanas en tres grupos con interferón alfa-2a versus placebo. Los resultados muestran un odds-ratio de 1,60 (intervalo de confianza del 95%: 1,01 a 2,53), lo que indica que el interferón está asociada con un 60% de aumento en las probabilidades de perder tres o más líneas a las 52 semanas. Este hallazgo tiene significación estadística marginal, con un valor P de 0,04, e indica que el tratamiento tiene el potencial de causar daño más que beneficios.

Tools
Information
Compartir/Guardar