Suplementos de calcio para mejorar la densidad mineral ósea en niños

¿Los suplementos de calcio fortalecen los huesos de los niños?
Se examinaron 19 estudios de calidad moderada y se aportaron las mejores pruebas disponibles para responder a esta pregunta. Los estudios examinaron 2 859 niños (de entre 3 y 18 años de edad). Los estudios compararon niños que recibieron suplementos de calcio con niños que tomaron placebos (o pastillas falsas) durante un período de entre 8 meses y medio y 7 años. Los suplementos de calcio proporcionaron de 300 mg a 1 200 mg de calcio como carbonato o fosfato de calcio, citrato-malato de calcio, lactato-gluconato de calcio o calcio de los minerales o extractos lácteos.

¿Por qué es importante que los niños tengan huesos más fuertes y cómo pueden ayudar los suplementos de calcio?
La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se vuelven débiles, frágiles y se fracturan con facilidad. El riesgo de osteoporosis y fracturas (roturas) en la edad avanzada depende de la fortaleza que adquiere el hueso durante la infancia y de la cantidad de masa ósea que se pierde en la edad adulta. Una manera de prevenir la osteoporosis y las fracturas en la edad avanzada es construir huesos más fuertes mientras se es joven. Se cree que la ingesta de suplementos de calcio puede ayudar a los niños a desarrollar huesos más fuertes. El calcio se encuentra en muchos alimentos o como una pastilla para agregar más calcio al régimen dietético.

¿Qué mostraron los estudios?
Se utilizaron las determinaciones de la densidad mineral ósea para medir la fortaleza y densidad de los huesos de los niños. Estas pruebas se realizaron en los huesos de la cadera, la espina dorsal, el brazo y en todo el cuerpo.

Los estudios encontraron que el aumento de la densidad mineral ósea en la cadera y en la espina dorsal fue la misma independientemente de si los niños tomaron suplementos de calcio o placebos. El suplemento de calcio sí aumentó, una pequeña cantidad más que los placebos, la densidad mineral ósea en el brazo y en todo el cuerpo. Pero una vez que los niños interrumpieron los suplementos de calcio, este aumento sólo permaneció en el brazo.

No se sabe lo que puede suceder en una edad avanzada con este aumento de la densidad mineral ósea, pero en las niñas de 10 a 14 años de edad puede significar que en lugar de

¿Hubo efectos secundarios?
Los efectos secundarios no fueron frecuentes ni graves.

¿Qué conclusión puede establecerse?
Hay pruebas del nivel "oro" de que los suplementos de calcio no ayudan a fortalecer los huesos en los niños lo suficiente como para modificar el riesgo de fracturas de hueso.
Los resultados de esta revisión no apoyan el uso de suplementos de calcio en niños sanos.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de que hay un pequeño efecto de la administración de suplementos de calcio sobre las extremidades superiores, el aumento resultante de la DMO tiene poca probabilidad de producir una disminución clínicamente significativa del riesgo de fracturas. Los resultados no apoyan el uso de suplementos de calcio en los niños sanos, como una intervención de salud pública. Estos resultados no pueden extrapolarse a niños con trastornos clínicos que afectan al metabolismo óseo.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los ensayos clínicos han indicado que la administración de los suplementos de calcio a los niños puede aumentar la densidad mineral ósea (DMO), aunque este efecto no sea mantenido. No hay revisiones sistemáticas cuantitativas de esta intervención.

Objetivos: 

·Determinar la efectividad de la administración de suplementos de calcio para mejorar la DMO en los niños.
·Determinar si los efectos varían según el sexo, el estadio puberal, el grupo étnico o el nivel de actividad física, y si los efectos persisten una vez que cesa la administración de los suplementos.

Estrategia de búsqueda: 

Se buscó en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Número 3, 2005), MEDLINE (desde 1966 hasta el 1 de abril de 2005), EMBASE (desde 1980 hasta el 1 de abril de 2005), CINAHL (desde 1982 hasta el 1 de abril de 2005), AMED (desde 1985 hasta el 1 de abril de 2005), MANTIS (desde 1880 hasta el 1 de abril de 2005) ISI Web of Science (desde 1945 hasta el 1 de abril de 2005), Food Science and Technology Abstracts (desde 1969 hasta el 1 de abril de 2005) y Human Nutrition (desde 1982 hasta el 1 de abril de 2005). Se realizaron búsquedas manuales en los libros de resúmenes de congresos (Osteoporosis International, Journal of Bone and Mineral Research).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de la administración de suplementos de calcio (incluidas las fuentes alimentarias) en comparación con placebo, con un período de tratamiento de al menos 3 meses en niños sin trastornos clínicos coexistentes que afecten el metabolismo óseo. Las medidas de resultado tenían que incluir determinaciones de la DMO por el área o el volumen, del contenido mineral óseo (CMO) o en el caso de los estudios que utilizaron ecografía cuantitativa, atenuación del ultrasonido de banda ancha y velocidad del ultrasonido, medidas después de al menos 6 meses de seguimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos, incluidos los eventos adversos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales

Los 19 ensayos incluían a 2 859 participantes, 1 367 fueron asignados al azar a la administración de suplementos y 1 426 a placebo. No hubo heterogeneidad de los resultados de los análisis de los efectos principales para sugerir que los estudios no eran comparables. No hubo efectos de la administración de los suplementos de calcio sobre la DMO del cuello del fémur o de la columna lumbar. Hubo un efecto pequeño sobre el CMO de todo el cuerpo (diferencia de medias estandarizada [DME] +0,14; IC del 95%: +0,01 a +0,27) y DMO de las extremidades superiores (DME +0,14; IC del 95%: +0,04 a +0,24). Sólo el efecto en las extremidades superiores persistió una vez que cesó la administración de los suplementos (DME +0,14; IC del 95%: +0,01 a +0,28). Este efecto es aproximadamente equivalente a un aumento del 1,7% mayor en los grupos que recibieron suplementos, que en el mejor de los casos reduciría de 0,1% a 0,2% por año el riesgo absoluto de fracturas en los niños. No hubo pruebas de que la ingesta inicial de calcio, el sexo, el grupo étnico, la actividad física o el estadio puberal modificara el efecto. Los eventos adversos se informaron con poca frecuencia y fueron leves.

Conclusiones de los autores

A pesar de que hay un pequeño efecto de la administración de suplementos de calcio sobre las extremidades superiores, el aumento resultante de la DMO tiene poca probabilidad de producir una disminución clínicamente significativa del riesgo de fracturas. Los resultados no apoyan el uso de suplementos de calcio en los niños sanos, como una intervención de salud pública. Estos resultados no pueden extrapolarse a niños con trastornos clínicos que afectan al metabolismo óseo.

Esta revisión debería citarse como:Winzenberg TM, Shaw K, Fryer J, Jones GLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Los 19 ensayos incluían a 2 859 participantes, 1 367 fueron asignados al azar a la administración de suplementos y 1 426 a placebo. No hubo heterogeneidad de los resultados de los análisis de los efectos principales para sugerir que los estudios no eran comparables. No hubo efectos de la administración de los suplementos de calcio sobre la DMO del cuello del fémur o de la columna lumbar. Hubo un efecto pequeño sobre el CMO de todo el cuerpo (diferencia de medias estandarizada [DME] +0,14; IC del 95%: +0,01 a +0,27) y DMO de las extremidades superiores (DME +0,14; IC del 95%: +0,04 a +0,24). Sólo el efecto en las extremidades superiores persistió una vez que cesó la administración de los suplementos (DME +0,14; IC del 95%: +0,01 a +0,28). Este efecto es aproximadamente equivalente a un aumento del 1,7% mayor en los grupos que recibieron suplementos, que en el mejor de los casos reduciría de 0,1% a 0,2% por año el riesgo absoluto de fracturas en los niños. No hubo pruebas de que la ingesta inicial de calcio, el sexo, el grupo étnico, la actividad física o el estadio puberal modificara el efecto. Los eventos adversos se informaron con poca frecuencia y fueron leves.

Tools
Information
Compartir/Guardar