Crioterapia para el cáncer prostático localizado

La crioterapia es un procedimiento relativamente nuevo para el tratamiento del cáncer prostático localizado. Las sondas se insertan bajo anestesia en el tumor prostático congelando el tejido, y de ese modo, destruyendo las células tumorales. Este procedimiento se realiza de modo ambulatorio y en general, se permite a los pacientes que vuelvan al domicilio al día siguiente. Las complicaciones principales asociadas a la crioterapia incluyen impotencia (incapacidad para mantener una erección), incontinencia y desprendimiento de tejido (dificulta la micción). Los estudios informan que la crioterapia tiene beneficios clínicos potenciales para muchos pacientes sin pruebas de cáncer después de la cirugía; sin embargo, la calidad de las pruebas disponibles es deficiente.

Conclusiones de los autores: 

La crioterapia ofrece una alternativa potencial a las terapias estándar para el tratamiento primario del cáncer prostático localizado. Sin embargo, la calidad deficiente de los estudios disponibles dificulta la determinación de los beneficios relativos de esta modalidad. Se necesitan realizar ensayos aleatorios para evaluar plenamente todo el potencial de la crioterapia en hombres con esta enfermedad. Los pacientes que seleccionaron la crioterapia como su opción terapéutica deberían conocer la eficacia informada, las complicaciones y las pruebas de bajo grado a partir de las que se derivan estos datos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El cáncer de próstata es un cáncer frecuente en los hombres ancianos y en algunos resultará ser mortal. Los tratamientos estándar para la enfermedad localizada incluyen cirugía (prostatectomía radical), radioterapia y monitorización activa. Se están evaluando nuevas terapias emergentes con el objetivo de reducir la tasa de complicaciones asociada a las terapias estándar, así como de desarrollar un tratamiento efectivo. Una de tales modalidades es la crioterapia, un procedimiento que introduce sondas directamente en el tumor prostático y destruye las células neoplásicas mediante un proceso de congelación.

Objetivos: 

Esta revisión procura evaluar los beneficios clínicos y económicos relativos a la crioterapia en comparación con las terapias estándar para el tratamiento primario del cáncer prostático localizado.

Estrategia de búsqueda: 

La estrategia de búsqueda incluyó una búsqueda electrónica en MEDLINE desde 1996 hasta diciembre de 2006, más EMBASE (Exerpta Medica Database), the Cochrane library, ISI Science Citation Index, Database of Abstracts and Reviews of Effectiveness (DARE), y LILACS para identificar todos los ensayos aleatorios publicados y relevantes de crioterapia para el cáncer prostático localizado. Se realizaron búsquedas en las bases de datos de Cancerlit(r) y HealthSTAR hasta la última fecha. Se realizaron búsquedas manuales en revistas relevantes.

Criterios de selección: 

Sólo los ensayos aleatorios publicados que comparaban la efectividad de la crioterapia con la prostatectomía radical, la radioterapia o monitorización activa para el tratamiento primario de los hombres con cáncer prostático localizado cumplieron con los requisitos para la inclusión en esta revisión.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de los estudios elegibles, e incluyeron el diseño del estudio, los participantes, las intervenciones y los resultados. Las medidas de resultado primarias fueron la supervivencia sin enfermedad bioquímica, la supervivencia sin enfermedad y las complicaciones inducidas por el tratamiento. Los resultados secundarios incluyeron: supervivencia específica de la enfermedad, supervivencia general, medidas de resultado de la calidad de vida y medidas de impacto económico.

Resultados principales

No se encontraron ensayos aleatorios que compararan la crioterapia con otras terapias para el tratamiento primario del cáncer prostático localizado. Todos los estudios identificados fueron series de casos. Para indicar el nivel de las pruebas disponibles, se revisaron los estudios que evaluaban la crioterapia como tratamiento primario, mediante guía ecográfica transrrectal y el calentamiento uretral en al menos 50 pacientes con cáncer prostático localizado, y con seguimiento de un año como mínimo. Se identificaron ocho series de casos clínicos que cumplían con estos criterios; dos fueron retrospectivos. Los pacientes reclutados (n = 1483) tuvieron un rango de edad de 41 a 84 años, estadios T1 = 0% a 43%, T2 = 24% a 88%, T3 = 1% a 41% y T4 = 0% a 14%. El nivel de PSA preoperatorio medio varió de 9,7 a 39 ng/ml, con puntuaciones de Gleason

Conclusiones de los autores

La crioterapia ofrece una alternativa potencial a las terapias estándar para el tratamiento primario del cáncer prostático localizado. Sin embargo, la calidad deficiente de los estudios disponibles dificulta la determinación de los beneficios relativos de esta modalidad. Se necesitan realizar ensayos aleatorios para evaluar plenamente todo el potencial de la crioterapia en hombres con esta enfermedad. Los pacientes que seleccionaron la crioterapia como su opción terapéutica deberían conocer la eficacia informada, las complicaciones y las pruebas de bajo grado a partir de las que se derivan estos datos.

Esta revisión debería citarse como:Shelley M, Wilt TJ, Coles B, Mason MDLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

No se encontraron ensayos aleatorios que compararan la crioterapia con otras terapias para el tratamiento primario del cáncer prostático localizado. Todos los estudios identificados fueron series de casos. Para indicar el nivel de las pruebas disponibles, se revisaron los estudios que evaluaban la crioterapia como tratamiento primario, mediante guía ecográfica transrrectal y el calentamiento uretral en al menos 50 pacientes con cáncer prostático localizado, y con seguimiento de un año como mínimo. Se identificaron ocho series de casos clínicos que cumplían con estos criterios; dos fueron retrospectivos. Los pacientes reclutados (n = 1483) tuvieron un rango de edad de 41 a 84 años, estadios T1 = 0% a 43%, T2 = 24% a 88%, T3 = 1% a 41% y T4 = 0% a 14%. El nivel de PSA preoperatorio medio varió de 9,7 a 39 ng/ml, con puntuaciones de Gleason

Tools
Information
Compartir/Guardar