Intervenciones para desacelerar la progresión de la miopía en niños

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La miopía causa visión borrosa cuando se miran objetos a distancia. Aproximadamente el 33% de la población de los Estados Unidos es miope, y algunos países asiáticos informan que hasta el 80% de los niños son miopes. Varios estudios han examinado una variedad de métodos (que incluyen las gotas oculares, la corrección incompleta de la miopía [conocida como "hipocorrección"]), las lentes multifocales y las lentes de contacto) para desacelerar el empeoramiento de la miopía.

En esta revisión se incluyeron 23 investigaciones clínicas de tratamientos de miopía en niños. Dos estudios investigaron la hipocorrección de la miopía; 12 estudios investigaron los anteojos multifocales (las lentes progresivas [LP] o los anteojos bifocales); un estudio investigó las lentes de contacto blandas bifocales (LCBB); un estudio investigó las lentes nuevas diseñadas para reducir el desenfoque hipermétrope periférico (hipermetropía de visión periférica) (es decir lentes que ayudan a centrar la visión periférica así como la visión central); dos estudios investigaron las lentes de contacto rígidas permeables al gas (LCRPG); y seis estudios investigaron las gotas oculares farmacológicas (cinco de estos estudios fueron de fármacos antimuscarínicos). Un estudio evaluó las lentes multifocales y las gotas oculares farmacológicas. En todos los estudios las intervenciones de interés se compararon entre sí, con lentes de visión única (LVU) (anteojos), con lentes de contacto blandas de visión única o con placebo. El período de seguimiento fue de al menos un año en todos los estudios.

Los fármacos antimuscarínicos (gotas oculares) presentaron los mayores efectos positivos para la desaceleración de la progresión de la miopía, pero provocan sensibilidad a la luz o visión cercana borrosa y todavía no están disponibles para el uso. Se encontró que los anteojos multifocales que incluyen las LP y los anteojos bifocales, provocaron una desaceleración pequeña en la progresión de la miopía. Se encontró que la hipocorrección de la miopía aumentó ligeramente la progresión de la miopía, aunque no se encontraron pruebas de efecto de las LCRPG sobre el crecimiento del ojo miope.

Conclusiones de los autores: 

Hasta el momento el tratamiento probablemente más eficaz para desacelerar la progresión de la miopía es la medicación antimuscarínica tópica. Sin embargo, los efectos secundarios de estos fármacos incluyen sensibilidad a la luz y visión cercana borrosa. Además, todavía no están comercialmente disponibles, por lo que su uso es limitado y no es práctico. Se necesita información adicional de otros métodos de control de la miopía, ya que las lentes de contacto de reconfiguración corneal o las lentes de contacto blandas bifocales (LCBB) con un centro de distancia son alentadoras, pero actualmente no existen ensayos clínicos aleatorios publicados.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La miopía causa visión borrosa cuando se miran objetos a distancia. Los pacientes muy miopes tienen mayor riesgo de presentar varios problemas que amenazan la visión como los desprendimientos de retina, la atrofia coroidea, las cataratas y el glaucoma. Las intervenciones que se han explorado para desacelerar la progresión de la miopía incluyen anteojos bifocales, gotas ciclopléjicas, fármacos para disminuir la presión intraocular, antagonistas de los receptores muscarínicos y lentes de contacto. El objetivo de esta revisión fue evaluar sistemáticamente la efectividad de las estrategias para controlar la progresión de la miopía en niños.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de varios tipos de intervenciones, incluidas las gotas oculares, la hipocorrección de la miopía, los anteojos multifocales y las lentes de contacto, sobre la progresión de la miopía en niños con miopía menores de 18 años. Las intervenciones de interés se compararon entre sí, con las lentes de visión única (LVU) (anteojos), placebo o ningún tratamiento.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (The Cochrane Library 2011, número 10), MEDLINE (enero 1950 hasta octubre 2011), EMBASE (enero 1980 hasta octubre 2011), Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS) (enero 1982 hasta octubre 2011), en el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com) y en ClinicalTrials.gov (clinicaltrials.gov). No hubo restricciones de idioma o de fecha en las búsquedas electrónicas de ensayos. Las búsquedas en las bases de datos electrónicas se realizaron por última vez el 11 de Octubre de 2011. También se hicieron búsquedas de estudios adicionales potencialmente relevantes en las listas de referencias y en el Science Citation Index.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) en los que los participantes fueron tratados con anteojos, lentes de contacto o agentes farmacológicos con el objetivo de controlar la progresión de la miopía. Se excluyeron los ensayos donde los participantes fueron mayores de 18 años al inicio o donde los participantes tenían una miopía con equivalente esférico menor de -0,25 dioptrías (D).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo para cada estudio incluido. De ser posible, los datos se analizaron con el método de la varianza inversa y se utilizó un modelo de efectos fijos o de efectos aleatorios, según el número de estudios y la cantidad de heterogeneidad detectada.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 23 estudios (4696 participantes), y 17 de estos estudios se incluyeron en el análisis cuantitativo. Como solo se incluyeron ECA en la revisión, los estudios tuvieron en general bajo riesgo de sesgo de selección. Se encontró que la hipocorrección de la miopía aumentó ligeramente la progresión de la miopía en dos estudios; los niños que recibieron hipocorrección progresaron como promedio al año 0,15 D (intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,29 a 0,00) más que los pacientes que utilizaron LVU completamente corregidas. En dos estudios no hubo pruebas de un efecto de las lentes de contacto rígidas permeables al gas (LCRPG) sobre el crecimiento del ojo miope (no se realizó un metanálisis debido a la heterogeneidad entre los estudios). Se encontró que las lentes progresivas (LP) (analizadas en cuatro estudios) y los anteojos bifocales (analizados en cuatro estudios) produjeron una pequeña desaceleración en la progresión de la miopía. En siete estudios con datos cuantitativos al año, los niños que utilizaron lentes multifocales (LP o bifocales) progresaron como promedio 0,16 D (IC del 95%: 0,07 a 0,25) menos que los niños que utilizaron LVU. Los fármacos antimuscarínicos presentaron los mayores efectos positivos para la desaceleración de la progresión de la miopía. Al año, los niños que recibieron gel de pirenzepina (dos estudios), gotas oculares de ciclopentolato (un estudio) o gotas oculares de atropina (dos estudios) mostraron significativamente menos progresión de la miopía en comparación con los niños que recibieron placebo (diferencias de medias [DM] 0,31 [IC del 95%: 0,17 a 0,44]; 0,34 [IC del 95%: 0,08 a 0,60] y 0,80 [IC del 95%: 0,70 a 0,90], respectivamente).

Compartir/Guardar