Tai chi para el tratamiento de la artritis reumatoide

¿ El Tai Chi ayuda a las personas con artritis reumatoide?
Para responder a esta pregunta, los científicos analizaron cuatro estudios. Los estudios incluyeron 202 personas que padecían artritis reumatoide. Algunas personas asistieron a clases, se les enseñó o practicaron el Tai Chi durante ocho a diez semanas. Las otras personas no recibieron clases de Tai Chi. La calidad de los estudios fue deficiente, aunque esta revisión de Cochrane proporciona las mejores pruebas disponibles hasta hoy.

¿Qué es el Tai Chi y cómo puede beneficiar a los pacientes con artritis reumatoide?
La artritis reumatoide es una enfermedad en la cual el sistema inmunológico ataca tejidos sanos del organismo. El ataque ocurre principalmente en las articulaciones de los pies y las manos y causa enrojecimiento, dolor, tumefacción y calor alrededor de la articulación. El Tai Chi, también " llamado "Tai Chi Chuan" combina la respiración profunda y la relajación con movimientos lentos y suaves. Se ha demostrado que en las personas mayores el Tai Chi disminuye el estrés, aumenta la fuerza muscular en los miembros inferiores y mejora el equilibrio, la postura y la capacidad de moverse. No se sabe si el Tai Chi podría proporcionar los mismos beneficios a las personas con artritis reumatoide.

¿Es útil el Tai Chi?
Dos estudios evaluaron la capacidad de las personas para realizar las tareas diarias, la sensibilidad en sus articulaciones, el número de articulaciones inflamadas y la fuerza de prensión, y demostraron que los resultados fueron prácticamente iguales ya sea que practicaran el Tai Chi o no.

Un estudio evaluó la amplitud de movimiento del tobillo, la cadera y la rodilla y demostró que mejoraban más al realizar Tai Chi que al no practicarlo. Después de diez semanas de Tai Chi y luego de cuatro meses, las personas que realizaban Tai Chi disfrutaban del programa y sentían que habían mejorado más que las personas que no realizaron Tai Chi.

Sin embargo, los estudios no evaluaron la mejoría en el dolor o la calidad de vida.

¿Hubo efectos secundarios?
En dos de los estudios, cerca de un tercio de las personas que practicaban Tai Chi refirieron dolor de rodilla, hombro o columna lumbar durante las tres primeras semanas, pero el dolor disminuyó y continuaron con el Tai Chi (excepto una persona). Más personas abandonaro los estudios cuando no practicaron Tai Chi.

¿Qué conclusión puede establecerse?
Hay pruebas de nivel "plata" de que el Tai Chi mejora la amplitud de movimiento del tobillo, la cadera y la rodilla en las personas con artritis reumatoide. No mejoró la capacidad de las personas para realizar tareas, la sensibilidad articular, la fuerza de prensión o el número de articulaciones inflamadas, y tampoco aumentaron los síntomas de la artritis reumatoide. Sin embargo, las personas sintieron que mejoraron al practicar Tai Chi y lo disfrutaron.

Aún no se sabe si mejora el dolor en la artritis reumatoide o la calidad de vida de los individuos. Tampoco está clara la frecuencia, la intensidad y la duración del Tai Chi necesarias para obtener los beneficios.

Basado en Han A, Robinson V, Judd M, Taixiang W, Wells G, Tugwell P. Tai Chi para el tratamiento de la artritis reumatoide. En La Cochrane Library, número 3, 2004 (en prensa).

Conclusiones de los autores: 

Los resultados sugieren que el Tai Chi no exacerba los síntomas de la artritis reumatoide. Además, el Tai Chi tiene efectos beneficiosos estadísticamente significativos en la amplitud de movimiento del miembro inferior, especialmente del tobillo, en las personas con AR. Los estudios incluidos no evaluaron los efectos sobre el dolor informado por el paciente.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria sistémica autoinmune, de curso crónico, que resulta en la destrucción del sistema musculoesquelético. Los objetivos principales del tratamiento son aliviar el dolor, disminuir la inflamación, retardar o detener el daño articular, prevenir la discapacidad y preservar o mejorar la sensación de bienestar y la capacidad funcional del individuo.. El Tai Chi, conocido indistintamente como Tai Chi Chuan, es una antigua forma de arte marcial chino de promoción de la salud y que durante siglos se ha considerado como un tratamiento eficaz para la artritis en China.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad del Tai Chi para el tratamiento de personas con AR.

Estrategia de búsqueda: 

Se efectuaron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (CCTR) y las bases de datos MEDLINE, Pedro y CINAHL, hasta setiembre de 2002, con la estrategia de búsqueda de ensayos controlados aleatorios de la Colaboración Cochrane. También se efectuaron búsquedas en la Chinese Biomedical Database hasta diciembre de 2003 y en la Beijing Chinese Academy of Traditional Medicine hasta diciembre de 2003.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorios y los ensayos clínicos controlados que examinaban los beneficios y los daños de los programas de ejercicios con enseñanza del Tai Chi o que incorporaban los principios de la filosofía del Tai Chi. Se incluyeron grupos control sin tratamiento, con tratamiento simulado u otro tipo de tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores determinaron los estudios a incluir en la revisión, evaluaron la calidad metodológica y obtuvieron los datos mediante formularios estandarizados.

Resultados principales

En esta revisión, se incluyeron cuatro ensayos que incluían a 206 participantes. Los programas de ejercicios basados en el Tai Chi no tuvieron ningún efecto clínicamente importante o estadísticamente significativo sobre la mayoría de las medidas de resultado de la actividad de la enfermedad, como las actividades de la vida diaria, la sensibilidad y la tumefacción articular, y la evaluación global del paciente. Para la amplitud de movimiento, los participantes que realizaron Tai Chi tuvieron una mejoría estadísticamente significativa y clínicamente importante en la flexión plantar de tobillos. No se encontraron efectos perjudiciales. Un estudio halló que, en comparación con las personas que participaron en programas de ejercicios de amplitud de movimiento tradicionales y reposo, los individuos que realizaron un programa de danza Tai Chi informaron un nivel significativamente más alto de participación y gratificación con el ejercicio tanto inmediatamente como cuatro meses después de completar el programa.

Conclusiones de los autores

Los resultados sugieren que el Tai Chi no exacerba los síntomas de la artritis reumatoide. Además, el Tai Chi tiene efectos beneficiosos estadísticamente significativos en la amplitud de movimiento del miembro inferior, especialmente del tobillo, en las personas con AR. Los estudios incluidos no evaluaron los efectos sobre el dolor informado por el paciente.

Esta revisión debería citarse como:Han A, Robinson V, Judd M, Taixiang W, Wells G, Tugwell PLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron cuatro ensayos que incluían a 206 participantes. Los programas de ejercicios basados en el Tai Chi no tuvieron ningún efecto clínicamente importante o estadísticamente significativo sobre la mayoría de las medidas de resultado de la actividad de la enfermedad, como las actividades de la vida diaria, la sensibilidad y la tumefacción articular, y la evaluación global del paciente. Para la amplitud de movimiento, los participantes que realizaron Tai Chi tuvieron una mejoría estadísticamente significativa y clínicamente importante en la flexión plantar de tobillos. No se encontraron efectos perjudiciales. Un estudio halló que, en comparación con las personas que participaron en programas de ejercicios de amplitud de movimiento tradicionales y reposo, los individuos que realizaron un programa de danza Tai Chi informaron un nivel significativamente más alto de participación y gratificación con el ejercicio tanto inmediatamente como cuatro meses después de completar el programa.

Tools
Information
Compartir/Guardar