Fluoroquinolonas para el tratamiento de la fiebre tifoidea y paratifoidea (fiebre entérica)

Los investigadores de The Cochrane Collaboration realizaron una revisión del efecto de las fluoroquinolonas en pacientes con fiebre entérica. Después de buscar los estudios relevantes, se identificaron 26 estudios con 3 033 pacientes. Sus hallazgos se resumen a continuación.

¿Qué es la fiebre entérica y cómo pueden actuar las fluoroquinolonas?

La fiebre entérica es un término común para denominar dos enfermedades clínicas conocidas como fiebre tifoidea y paratifoidea. Estas son sumamente comunes en los países de ingresos bajos y medios, donde el agua y el saneamiento pueden ser inadecuados.

La fiebre entérica habitualmente causa fiebre y cefalea con diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, náuseas y vómitos, o pérdida del apetito. Si no reciben tratamiento, algunas personas pueden presentar complicaciones graves y la enfermedad puede ser mortal.

Las fluoroquinolonas son una familia grande de fármacos antibióticos, que se usan comúnmente para una variedad de enfermedades infecciosas. Anteriormente, la fiebre entérica respondió sumamente bien a las fluoroquinolonas, pero la resistencia farmacológica se ha convertido en un problema de salud pública importante en muchas áreas, especialmente en Asia.

Lo que dice la investigación

El efecto del uso de las fluoroquinolonas:

En general, las fluoroquinolonas son eficaces para la fiebre tifoidea.

Los elaboradores de políticas y los médicos deberán considerar la resistencia a los antibióticos locales al considerar las opciones de tratamiento para la fiebre entérica.

Una fluoroquinolona relativamente nueva, la gatifloxacina, parece seguir siendo eficaz en algunas regiones donde se ha desarrollado resistencia a las fluoroquinolonas de generaciones anteriores.

Conclusiones de los autores: 

En general, las fluoroquinolonas son eficaces para el tratamiento de la fiebre tifoidea y, quizás, sean superiores a los fármacos alternativos en algunos ámbitos. Sin embargo, no se pudieron establecer conclusiones generales sólidas sobre la efectividad comparativa contemporánea dado que la resistencia cambia con el transcurso del tiempo, y muchos estudios fueron pequeños. Los elaboradores de políticas y los médicos deben considerar los modelos locales de resistencia al elegir una fluoroquinolona o un fármaco alternativo.

Hay algunas pruebas de que la fluoroquinolona más nueva, la gatifloxacina, sigue siendo eficaz en algunas regiones donde se ha desarrollado resistencia a las fluoroquinolonas de generaciones anteriores. Sin embargo, las diferentes fluoroquinolonas no se compararon directamente en los ensayos en estos ámbitos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La fiebre tifoidea y paratifoidea son enfermedades febriles, causadas por una infección bacteriana, que siguen siendo frecuentes en muchos países de ingresos bajos y medios. La World Health Organization (WHO) actualmente recomienda el antibiótico fluoroquinolona en las áreas con resistencia conocida a los antibióticos de primera línea de generaciones anteriores.

Objetivos: 

Evaluar las fluoroquinolonas para el tratamiento de niños y adultos con fiebre entérica.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group) (febrero 2011); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), publicado en Cochrane Library (2011, número 2); MEDLINE (1966 hasta febrero 2011); EMBASE (1974 hasta febrero 2011); y en LILACS (1982 hasta febrero 2011). También se hicieron búsquedas en el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) en febrero 2011.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria que evalúan las fluoroquinolonas en pacientes con fiebre entérica confirmada mediante hemocultivo, coprocultivo o cultivo de médula ósea.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente la calidad metodológica de los ensayos y extrajeron los datos. Se calcularon los cocientes de riesgo (CR) para los datos dicotómicos y la diferencia de medias para los datos continuos con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Se interpretó la efectividad comparativa en cuanto a: duración de tratamiento, dosis, año de estudio, niveles conocidos de resistencia a los antibióticos, o medidas sustitutas de resistencia como la tasa de fracaso en el brazo del de comparación.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyen 26 estudios con 3 033 pacientes.

Fluoroquinolonas versus antibióticos de generaciones anteriores (cloranfenicol, cotrimoxazol y ampicilina o amoxicilina)

En un estudio de Pakistán (2003-2004), se observaron tasas clínicas de fracaso elevadas con el cloranfenicol y el cotrimoxazol, aunque la resistencia no se confirmó microbiológicamente. Se encontró que el tratamiento de siete días con ciprofloxacina u ofloxacina era superior. Los estudios anteriores de estas comparaciones no lograron revelar una diferencia (seis ensayos, 361 participantes).

En los estudios pequeños realizados hace casi dos decenios, las fluoroquinolonas demostraron tener menos fracasos clínicos que la ampicilina y la amoxicilina (dos ensayos, 90 participantes; CR 0,11, IC del 95%: 0,02 a 0,57).

Fluoroquinolonas versus opciones de segunda línea actuales (ceftriaxona, cefalexina y azitromicina)

Los dos estudios que compararon un tratamiento de siete días de fluoroquinolonas orales con tres días de ceftriaxona intravenosa fueron demasiado pequeños para detectar diferencias importantes entre los antibióticos, de haberlas (dos ensayos, 89 participantes).

En el estudio de Pakistán (2003-2004), no se observaron fracasos clínicos ni microbiológicos con siete días de ciprofloxacina, ofloxacina o cefixima (un ensayo, 139 participantes). En el estudio de Nepal (2005), la gatifloxacina redujo el fracaso clínico y la recaída en comparación con la cefixima, a pesar de la elevada prevalencia de la resistencia al ácido nalidíxico en la población estudiada (un ensayo, 158 participantes; CR 0,04, IC del 95%: 0,01 a 0,31).

En comparación con el tratamiento de siete días con azitromicina, el tratamiento de siete días con ofloxacina presentó una tasa más elevada de fracasos clínicos en las poblaciones con fiebre entérica resistente a múltiples fármacos y al ácido nalidíxico en el estudio de Vietnam (1998-2002) (dos ensayos, 213 participantes; CR 2,20, IC del 95%: 1,23 a 3,94). Sin embargo, un estudio más reciente de Vietnam (2004-2005) no detectó ninguna diferencia entre la gatifloxacina y la azitromicina, y ambos fármacos fueron eficaces (un ensayo, 287 participantes).

Tools
Information