Acetato de megestrol para el tratamiento del síndrome de anorexia-caquexia

El síndrome de anorexia-caquexia (SAC) es un problema clínico frecuente caracterizado por pérdida del apetito y pérdida de peso. Este síndrome es frecuente en pacientes que presentan cáncer avanzado, SIDA y otras enfermedades. Actualmente el SAC es incurable.

El acetato de megestrol (AM) se clasifica como una hormona femenina y se administra por vía oral. Actualmente se utiliza para mejorar el apetito y aumentar el peso en el SAC.

Esta revisión actualizada muestra que:

- el AM mejora el apetito y tiene un efecto pequeño sobre el aumento de peso;

- el AM no mejora la calidad de vida;

- los efectos secundarios son más frecuentes en los pacientes tratados con AM.

Esta revisión muestra que el AM se asocia con un mayor riesgo de coágulos sanguíneos (que pueden provocar edema, dolor o rubor de una extremidad y no de la otra, dificultad súbita para respirar, cefalea intensa o cambios en la visión), retención de líquidos (que provoca edema de los pies o manos) y muerte.

En los pacientes que reciben AM, aproximadamente uno de cada cuatro presentará aumento del apetito, uno de 12 presentará aumento de peso y morirá uno de 23.

Están disponibles datos limitados con respecto a la seguridad del uso de AM, especialmente a largo plazo.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión muestra que el AM mejora el apetito y se asocia con un ligero aumento de peso en los pacientes con cáncer, SIDA y otras enfermedades subyacentes. A pesar de que estos pacientes reciben cuidados paliativos deben estar informados de los riesgos incluidos al recibir AM.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Esta es una versión actualizada de una revisión publicada anteriormente en The Cochrane Library (2005, número 2) sobre "Acetato de megestrol para el tratamiento del síndrome de anorexia-caquexia". El acetato de megestrol (AM) se utiliza actualmente para mejorar el apetito y aumentar el peso en pacientes con anorexia asociada al cáncer. En 1993, el AM fue aprobado por la Food and Drug Administration de los EE.UU. para el tratamiento de la anorexia, la caquexia o la pérdida de peso no explicada en pacientes con SIDA. El mecanismo por el cual el AM aumenta el apetito no se conoce y su efectividad para la anorexia y la caquexia en los pacientes con neoplasias y SIDA está bajo investigación.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia, la efectividad y la seguridad del AM para paliar el síndrome de anorexia-caquexia en pacientes con cáncer, SIDA y otras enfermedades subyacentes.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizó una búsqueda extensa de estudios en bases de datos electrónicas, revistas, listas de referencias, contacto con investigadores y otras estrategias de búsqueda esbozadas en los métodos. La búsqueda más reciente para esta actualización se realizó en mayo de 2012.

Criterios de selección: 

Los estudios se incluyeron en la revisión si evaluaron AM comparado con placebo u otros tratamientos farmacológicos en ensayos controlados aleatorios en pacientes con un diagnóstico clínico del síndrome de anorexia-caquexia relacionado con el cáncer, el SIDA u otras enfermedades subyacentes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores realizaron la extracción de datos y evaluaron la calidad metodológica de forma independiente. Se realizaron análisis cuantitativos y se utilizaron el apetito y la calidad de vida como variables dicotómicas y el aumento de peso se analizó como variable continua y dicotómica.

Resultados principales: 

En esta actualización se incluyeron 35 ensayos, el mismo número pero no los mismos ensayos de la versión anterior de la revisión. Los ensayos incluyeron 3963 pacientes para la efectividad y 3180 para la seguridad. Dieciséis ensayos compararon AM a diferentes dosis con placebo, siete ensayos compararon diferentes dosis de AM con otros tratamientos farmacológicos y diez ensayos compararon dosis diferentes de AM. El metanálisis mostró un efecto beneficioso del AM comparado con placebo, en particular con respecto a la mejoría del apetito y el aumento de peso en el cáncer, el SIDA y otras enfermedades subyacentes y la falta de efectos beneficiosos en los mismos pacientes cuando el AM se comparó con otros fármacos. No hubo información suficiente para definir la dosis óptima de AM, pero las dosis mayores se relacionaron más con la mejoría del peso que las dosis inferiores. Solamente se observó mejoría en la calidad de vida de los pacientes cuando se comparó AM versus placebo, pero no con otros fármacos en ambas subcategorías: cáncer y SIDA. El edema, los eventos tromboembólicos y las muertes fueron más frecuentes en los pacientes tratados con AM. Se estudiaron más de 40 efectos secundarios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save