Trabeculoplastia láser para el glaucoma de ángulo abierto

Trabeculoplastia láser para el glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma es una enfermedad progresiva crónica del nervio óptico que, si no se trata, provoca deterioro del campo visual y ceguera en sus últimos estadios. Se muestra que la disminución de la presión intraocular (PIO) reduce la progresión de la enfermedad, y puede lograrse con el uso crónico de gotas oculares hipotensivas, cirugía incisional o trabeculoplastia láser. Aún existe polémica acerca del lugar donde se coloca la trabeculoplastia en la escala de tratamiento, aunque esta técnica ya se había descrito hace tres décadas. Este tratamiento consta de la aplicación de manchas con láser en la malla trabecular, la estructura responsable del drenaje de humor acuoso, lo que provoca un aumento del flujo de salida a través de éste y, en consecuencia, una disminución de la PIO. Es una forma interesante de tratamiento ya que no depende de la instilación crónica de gotas oculares, como lo requiere el tratamiento médico, y además no presenta muchas complicaciones, como lo hace la cirugía incisional. Esta revisión incluyó 19 ensayos (2 137 participantes). Un ensayo comparó la trabeculoplastia láser asociada con gotas oculares hipotensivas sin intervención, y a los seis años de seguimiento el riesgo de deterioro del campo visual fue mayor en los participantes que no recibieron tratamiento. Tres ensayos compararon gotas oculares hipotensivas con trabeculoplastia, y el riesgo de PIO no controlada fue mayor a los dos años en el grupo de láser. Es necesario mencionar que las gotas oculares usadas en estos ensayos son significativamente diferentes de las gotas usadas en la actualidad, ya que estos ensayos se realizaron hace una década. Otros tres ensayos compararon trabeculoplastia con trabeculectomía y el riesgo de PIO no controlada fue mayor en el grupo láser a los seis meses de seguimiento. Hay algunas pruebas que indican que el láser de diodo y la trabeculoplastia selectiva tienen efectos similares para controlar la PIO en comparación con la trabeculoplastia con láser de argón. En los ensayos restantes se realizaron comparaciones de diferentes láseres y diferentes técnicas de aplicación, pero aún no hay suficientes pruebas para determinar cuál es el mejor protocolo de tratamiento. Se requiere investigación adicional para comparar la trabeculoplastia con las gotas oculares hipotensivas nuevas y además los resultados del tratamiento con láser en las personas de diferentes grupos étnicos, ya que algunos estudios indican que tienen una diferente respuesta a esta clase de tratamiento láser. Se requiere más investigación para analizar el coste-efectividad de estas intervenciones.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas indican que, en las personas con GAA recientemente diagnosticado, el riesgo de PIO no controlada es mayor en las personas que recibieron fármacos que se usaban antes de la década de 1990 en comparación con la trabeculoplastia láser a los dos años de seguimiento. La trabeculoplastia es menos eficaz que la trabeculectomía para controlar la PIO a los seis meses y dos años de seguimiento. Se compararon diferentes tecnologías láser y modalidades de protocolo con la trabeculoplastia láser tradicional, y se requieren más pruebas para determinar si son equivalentes o no. No existen pruebas para determinar la efectividad de la trabeculoplastia láser en comparación con la medicación contemporánea (análogos de prostaglandina, inhibidores de la anhidrasa tópicos y agonistas alfa 2) y con técnicas quirúrgicas contemporáneas. También se requiere investigación adicional sobre la efectividad de la trabeculoplastia láser en grupos raciales específicos, grupos de diagnóstico específicos, como pseudoexfoliación y glaucoma pigmentario y diferentes estadios del GAA. También se requiere más investigación para determinar el costE-efectividad de la trabeculoplastia láser para el tratamiento del glaucoma.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El glaucoma de ángulo abierto (GAA) es una causa importante de ceguera en todo el mundo. La trabeculoplastia láser, una modalidad de tratamiento, aún no tiene una posición clara en la secuencia de tratamiento.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue estudiar los efectos de la trabeculoplastia láser para la GAA.

Estrategia de búsqueda: 

Se identificaron ensayos en CENTRAL en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, LILACS y mediante búsqueda manuales. Además, se estableció contacto con los investigadores del tema.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que compararon trabeculoplastia láser con ninguna intervención, tratamiento médico o cirugía. También se incluyeron ensayos que compararon diferentes modalidades técnicas de la trabeculoplastia láser.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos de forma independiente. Se estableció contacto con los investigadores del ensayo para solicitarles información que faltaba.

Resultados principales

Esta revisión incluyó 19 ensayos con 2 137 participantes. Sólo cinco ensayos cumplieron los criterios de buena calidad metodológica. Un ensayo comparó trabeculoplastia láser más betabloqueante tópico con ninguna intervención para el glaucoma temprano. El riesgo de progresión del glaucoma fue mayor en el grupo de control a los seis años de seguimiento (cociente de riesgos [CR] 0,71; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,53 a 0,95). No se observaron diferencias en la calidad relacionada con la salud entre los dos grupos. Tres ensayos compararon trabeculoplastia láser con medicación (regímenes usados antes de la década de 1990) en las personas con GAA recién diagnosticado. El riesgo de presión intraocular (PIO) no controlada fue mayor en el grupo de medicación comparado con el grupo de trabeculoplastia a los seis meses y dos años de seguimiento. Tres ensayos compararon trabeculoplastia láser con trabeculectomía. El riesgo de PIO no controlada fue significativamente mayor en el grupo de trabeculoplastia a los seis meses, pero se observó heterogeneidad significativa a los dos años. El láser de diodo y el láser selectivo se comparan con la trabeculoplastia con láser de argón en tres ensayos y hay algunas pruebas que muestran un efecto equivalente en el control de la PIO a los seis meses y un año de seguimiento.

Conclusiones de los autores

Las pruebas indican que, en las personas con GAA recientemente diagnosticado, el riesgo de PIO no controlada es mayor en las personas que recibieron fármacos que se usaban antes de la década de 1990 en comparación con la trabeculoplastia láser a los dos años de seguimiento. La trabeculoplastia es menos eficaz que la trabeculectomía para controlar la PIO a los seis meses y dos años de seguimiento. Se compararon diferentes tecnologías láser y modalidades de protocolo con la trabeculoplastia láser tradicional, y se requieren más pruebas para determinar si son equivalentes o no. No existen pruebas para determinar la efectividad de la trabeculoplastia láser en comparación con la medicación contemporánea (análogos de prostaglandina, inhibidores de la anhidrasa tópicos y agonistas alfa 2) y con técnicas quirúrgicas contemporáneas. También se requiere investigación adicional sobre la efectividad de la trabeculoplastia láser en grupos raciales específicos, grupos de diagnóstico específicos, como pseudoexfoliación y glaucoma pigmentario y diferentes estadios del GAA. También se requiere más investigación para determinar el costE-efectividad de la trabeculoplastia láser para el tratamiento del glaucoma.

Esta revisión debería citarse como:Rolim de Moura C, Paranhos A Jr, Wormald RLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Esta revisión incluyó 19 ensayos con 2 137 participantes. Sólo cinco ensayos cumplieron los criterios de buena calidad metodológica. Un ensayo comparó trabeculoplastia láser más betabloqueante tópico con ninguna intervención para el glaucoma temprano. El riesgo de progresión del glaucoma fue mayor en el grupo de control a los seis años de seguimiento (cociente de riesgos [CR] 0,71; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,53 a 0,95). No se observaron diferencias en la calidad relacionada con la salud entre los dos grupos. Tres ensayos compararon trabeculoplastia láser con medicación (regímenes usados antes de la década de 1990) en las personas con GAA recién diagnosticado. El riesgo de presión intraocular (PIO) no controlada fue mayor en el grupo de medicación comparado con el grupo de trabeculoplastia a los seis meses y dos años de seguimiento. Tres ensayos compararon trabeculoplastia láser con trabeculectomía. El riesgo de PIO no controlada fue significativamente mayor en el grupo de trabeculoplastia a los seis meses, pero se observó heterogeneidad significativa a los dos años. El láser de diodo y el láser selectivo se comparan con la trabeculoplastia con láser de argón en tres ensayos y hay algunas pruebas que muestran un efecto equivalente en el control de la PIO a los seis meses y un año de seguimiento.

Tools
Information
Compartir/Guardar