Monitorización del índice biespectral (IBE) para mejorar la administración de la anestesia y la recuperación de los pacientes de la anestesia

Los resultados de esta revisión actualizada indican que el IBE puede ser útil para guiar la dosis anestésica para evitar el riesgo de alerta intraoperatoria en los pacientes quirúrgicos con alto riesgo de alerta. Además, la anestesia guiada por el IBE mejora la administración y la recuperación de la anestesia.

La anestesia general requiere la administración de agentes múltiples para lograr la inconsciencia (hipnóticos), la relajación muscular, la analgesia y el control hemodinámico. Muchos anestesiólogos dependen de los signos clínicos solos para guiar el control anestésico. El IBE es una escala derivada de la medición de la actividad eléctrica cerebral en los pacientes anestesiados para poder optimizar el nivel de la anestesia y la administración de fármacos. Se revisaron de forma sistemática 36 estudios controlados aleatorios para determinar si el IBE podría reducir el riesgo de alerta intraoperatoria y reducir la administración de anestesia y los tiempos de recuperación en pacientes quirúrgicos adultos. El riesgo de alerta intraoperatoria se determinó en pacientes seleccionados que tenían un riesgo potencialmente alto de alerta. Cuatro estudios (7761 pacientes) que utilizaron los signos clínicos como una guía para la administración de la anestesia en la práctica estándar (como grupo control) demostraron una reducción significativa en el riesgo de alerta con la monitorización con el IBE. Cuatro estudios (26 530 pacientes) compararon la monitorización con el IBE con la monitorización con el gas anestésico tidal final (GATF) como una guía para el control de la anestesia y no demostraron cualquier diferencia en cuanto a la alerta intraoperatoria. Hubo una reducción general en la dosis de anestésico volátil y la dosis de propofol en el grupo de IBE. La recuperación de la anestesia fue más rápida y la estancia en la unidad de recuperación posanestésica fue más breve. Se analizaron las limitaciones de algunos de los ensayos clínicos del IBE.

Conclusiones de los autores: 

La anestesia guiada por el IBE puede reducir el riesgo de alerta intraoperatoria en los pacientes quirúrgicos con alto riesgo de alerta en comparación con el uso de los signos clínicos como guía para la profundidad anestésica. La anestesia guiada por el IBE y la anestesia guiada por GATF pueden ser equivalentes en la protección contra la alerta intraoperatoria, pero las pruebas no son concluyentes. Además, la anestesia guiada por el IBE mantenida dentro del rango recomendado mejora la administración de la anestesia y la recuperación posoperatoria de la anestesia relativamente profunda.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Utilizar los signos clínicos puede no ser fiable para medir el componente hipnótico de la anestesia. El uso del índice biespectral (IBE) para guiar la dosis del anestésico puede tener ciertas ventajas sobre los signos clínicos. Ésta es una segunda actualización de una revisión publicada originalmente en 2007.

Objetivos: 

El objetivo primario de esta revisión se centró en si la incorporación del IBE en la práctica estándar para el control de la anestesia puede reducir el riesgo de alerta intraoperatoria, el consumo de agentes anestésicos, el tiempo de recuperación y el costo total de la anestesia en los pacientes quirúrgicos a los que se les administra anestesia general.

Estrategia de búsqueda: 

En esta versión actualizada se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2013, número 1), MEDLINE (1990 hasta el 31 de enero de 2013), EMBASE (1990 hasta el 31 de enero de 2013) y en listas de referencias de artículos. Anteriormente se había hecho una búsqueda hasta mayo de 2009.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que compararon IBE con los criterios de la práctica estándar para el ajuste de la dosis de los agentes anestésicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron y analizaron los datos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener detalles adicionales.

Resultados principales: 

Se incluyeron 36 ensayos. En los estudios que utilizaron los signos clínicos según la práctica estándar los resultados demostraron un efecto significativo de la anestesia guiada por el IBE en la reducción de la alerta intraoperatoria entre los pacientes quirúrgicos con alto riesgo de alerta (7761 participantes; odds ratio [OR] 0,24; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,12 a 0,48). Este efecto no se demostró en los estudios que utilizaron la monitorización del gas anestésico tidal final (GATF) como práctica estándar (26 530 participantes; OR 1,13; IC del 95%: 0,56 a 2,26). La anestesia guiada por el IBE redujo la necesidad de propofol en 1,32 mg/kg/h (672 participantes; IC del 95%: -1,91 a -0,73) y de anestésicos volátiles (desflurano, sevoflurano, isoflurano) en 0,65 equivalentes de concentración alveolar mínima (CAM) (IC del 95%: -1,01 a -0,28) en 985 participantes. Independientemente del anestésico utilizado, el IBE redujo los siguiente tiempos de recuperación: tiempo para la abertura de los ojos (2557 participantes; e 1,93 min; IC del 95%: -2,70 a -1,16), respuesta a órdenes verbales (777 participantes; en 2,73 min; IC del 95%: -3,92 a -1,54), tiempo hasta la extubación (1501 participantes; en 2,62 min; IC del 95%: -3,46 a -1,78) y tiempo hasta la orientación (373 participantes; en -3,06 min; IC del 95%: -3,63 a -2,50). El IBE acortó la duración de la estancia en la unidad de recuperación posanestésica en 6,75 min (1953 participantes; IC del 95%: -11,20 a -2,31) pero no redujo significativamente el tiempo hasta la disponibilidad para el alta al domicilio (329 participantes; -7,01 min; IC del 95%: -30,11 a -16,09).

Tools
Information
Share/Save