Antibióticos para prevenir las complicaciones posteriores a la extracción de dientes

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La extracción de dientes es un tratamiento quirúrgico para extraer los dientes que son afectados por la caries o la enfermedad gingival (realizado por dentistas generales). Otra razón común de la extracción de dientes, realizada por cirujanos orales, es la extracción de las muelas de juicio que se encuentran mal alineadas/desarrolladas (también conocido como muelas de juicio impactadas) o las que causan dolor o inflamación.

El riesgo de infección después de extraer las muelas del juicio en jóvenes sanos es de alrededor del 10%; sin embargo, puede alcanzar hasta un 25% en los pacientes que ya están enfermos o que presentan baja inmunidad. Las complicaciones infecciosas incluyen inflamación, dolor, drenaje de pus, fiebre y también alveolitis (cuando no se forma un coágulo sanguíneo en el alvéolo lo cual causa dolor intenso y mal olor). El tratamiento de estas infecciones es generalmente sencillo e incluye la administración de antibióticos a los pacientes y el drenaje de la infección de la herida.

Estas revisiones consideran si los antibióticos, administrados a los pacientes con problemas dentales como parte del tratamiento, previenen la infección posterior a la extracción de dientes. Se consideraron 18 estudios, con un total de 2456 participantes que recibieron antibióticos (de diferentes clases y dosificaciones) o placebo, inmediatamente antes y/o justo después de la extracción de dientes. Hubo inquietudes acerca de los aspectos del diseño y el informe de todos los estudios. En todos los estudios se incluyó a personas sanas sometidas extracciones de las muelas de juicio impactadas realizadas por cirujanos orales.

Esta revisión aporta pruebas de que los antibióticos administrados justo antes y/o justo después de la cirugía reducen el riesgo de infección, el dolor y la alveolitis después de la extracción de las muelas del juicio realizada por cirujanos orales, aunque proporciona pruebas de que el uso de antibióticos también causa más efectos secundarios (generalmente breves y menores) en estos pacientes. Además, no hubo pruebas de que los antibióticos prevengan la fiebre, la inflamación o los problemas relacionados con la restricción de la abertura bucal en los pacientes sometidos a la extracción de las muelas del juicio.

No hubo pruebas para juzgar los efectos de los antibióticos preventivos para las extracciones de los dientes gravemente cariados, los dientes en encías enfermas o las extracciones en pacientes que ya están enfermos o que tienen baja inmunidad contra las infecciones. La realización de investigación en estos grupos de personas puede no ser posible ni ética. Sin embargo, es probable que en situaciones en las que los pacientes presentan un riesgo mayor de infección, los antibióticos preventivos puedan ser beneficiosos debido a que es probable que las infecciones en este grupo sean más frecuentes y más difíciles de tratar.

Otra inquietud, que no puede ser evaluada en los ensayos clínicos, es que es probable que el uso generalizado de antibióticos en las personas que no tienen una infección contribuya a la aparición de resistencia bacteriana.

La conclusión de esta revisión es que los antibióticos administrados a las personas sanas para prevenir infecciones puede causar más efectos perjudiciales que beneficiosos, tanto a los pacientes individuales como a la población en su totalidad.

Conclusiones de los autores: 

Aunque los dentistas generales realizan la extracción dental debido a la caries dental grave o a la infección periodontal, no se identificó ningún ensayo que evaluara la función de la profilaxis con antibióticos en este grupo de pacientes en este contexto. Todos los ensayos incluidos en esta revisión se realizaron en pacientes sanos sometidos a la extracción del tercer molar impactado, a menudo realizada por cirujanos orales. Hay pruebas de que los antibióticos profilácticos reducen el riesgo de infección, alveolitis y dolor posterior a la extracción del tercer molar y dan lugar a un aumento de los efectos adversos leves y transitorios. No está claro si las pruebas de esta revisión son generalizables a los pacientes con enfermedades concomitantes o inmunodeficiencia, o a los pacientes sometidos a la extracción de dientes debido a la caries grave o a la periodontitis. Sin embargo, los pacientes en mayor riesgo de infección presentan mayor probabilidad de beneficiarse con los antibióticos profilácticos debido a que es probable que las infecciones en este grupo sean más frecuentes, se asocien con complicaciones y sean más difíciles de tratar. Debido al aumento de la prevalencia de bacterias resistentes al tratamiento con los antibióticos disponibles actualmente, los médicos deben considerar cuidadosamente la probabilidad de que el tratamiento de 12 pacientes sanos con antibióticos para prevenir una infección cause más daños que beneficios.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las indicaciones más frecuentes para la extracción de dientes son la caries dental y las infecciones periodontales, y dichas extracciones, en general, son realizadas por odontólogos generales. Pueden prescribirse antibióticos a los pacientes sometidos a extracciones para prevenir las complicaciones debido a la infección.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la profilaxis con antibióticos sobre la aparición de complicaciones infecciosas posteriores a las extracciones dentales.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) (hasta 25 enero 2012), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2012, número 1), MEDLINE vía OVID (1948 hasta 25 enero 2012), EMBASE vía OVID (1980 hasta 25 enero 2012) y LILACS via BIREME (1982 hasta 25 enero 2012). No hubo restricciones en cuanto al idioma o fecha de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios doble ciego controlados con placebo de la profilaxis con antibióticos en pacientes sometidos a extracción(es) dentales por cualquier indicación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener detalles adicionales cuando los mismos eran poco claros. Para los resultados dicotómicos, se calcularon los cocientes de riesgos (CR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% mediante el uso de los modelos de efectos aleatorios. Para los resultados continuos, se utilizaron las diferencias de medias (DM) con IC del 95% mediante el uso de los modelos de efectos aleatorios. Se examinaron las posibles fuentes de heterogeneidad. La calidad de las pruebas se evaluó con la herramienta GRADE.

Resultados principales: 

Esta revisión incluyó 18 ensayos controlados aleatorios de doble cegamiento con un total de 2456 participantes. Se evaluaron cinco ensayos como de riesgo de sesgo incierto, 13 como de riesgo de sesgo alto y ninguno de riesgo de sesgo bajo. En comparación con placebo, los antibióticos probablemente reducen el riesgo de infección en los pacientes sometidos a la extracción del tercer molar en aproximadamente un 70% (CR 0,29 [IC del 95%: 0,16 a 0,50] p

Los antibióticos se asocian con un aumento de los efectos adversos generalmente leves y transitorios en comparación con placebo (CR 1,98 [IC del 95%: 1,10 a 3,59] p = 0,02), lo cual significa que por cada 21 pacientes (rango 8-200) que reciben antibióticos, es probable que se presente un efecto adverso.

Compartir/Guardar