Punción de las ampollas de filtración de trabeculectomía encapsuladas

No existen pruebas definitivas acerca de que la punción es mejor que la medicación antiglaucoma para el tratamiento de las ampollas de trabeculectomía encapsuladas.

La trabeculectomía es una cirugía ocular cuyo objetivo es reducir la presión intraocular en personas con glaucoma. En el sitio de la cirugía generalmente se forma una ampolla que obliga al drenaje del humor acuoso de los ojos. Las ampollas de trabeculectomía pueden encapsularse, lo que deriva en un drenaje deficiente y una presión intraocular elevada. Algunos oftalmólogos punzan las ampollas encapsuladas para restablecer el drenaje y disminuir la presión intraocular. Sin embargo, la punción es invasiva y puede estar potencialmente asociada con mayores riesgos de complicaciones, como colapso de la cámara anterior, infecciones y cataratas. Esta revisión no encontró pruebas definitivas acerca de que la punción de las ampollas encapsuladas resulta en un mejor control de la presión intraocular que la medicación antiglaucoma.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas de un ensayo pequeño sugieren que la punción de las ampollas encapsuladas de la trabeculectomía no resulta mejor que el tratamiento médico en la reducción de la presión intraocular.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La encapsulación de una ampolla de filtración luego de una trabeculectomía puede provocar un incremento de la presión intraocular, lo que instaría a una intervención médica o quirúrgica adicional. Se ha sugerido que la punción de una ampolla encapsulada puede resultar efectiva para restablecer el drenaje y disminuir la presión intraocular.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es evaluar los efectos de la punción de las ampollas encapsuladas sobre la presión intraocular.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Central Cochrane de Ensayos Controlados - CENTRAL (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) perteneciente a The Cochrane Library (Número 2, 2003), MEDLINE (desde 1966 hasta marzo de 2003), EMBASE (desde 1980 hasta mayo de 2003) y LILACS (Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences) (junio de 2003). No hubo restricciones de idioma o de fecha en las búsquedas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios y cuasialeatorios, en los cuales se comparaba la punción de la ampolla con cualquier forma de medicamentos antiglaucoma, en personas con ampollas de trabeculectomía encapsuladas. El resultado primario era la presión intraocular promedio medida en milímetros de mercurio a un día, una semana, un mes y en la última instancia disponible del seguimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales

Un ensayo, que asignó al azar 25 ojos a punción o a tratamiento médico, cumplió con los criterios de inclusión. Un día tras el tratamiento, la presión intraocular promedio era inferior en el grupo de punción (16,28 mm Hg, desviación estándar 5,9) que en el grupo médico (19,45 mm Hg, desviación estándar 3,75). La diferencia no resultó estadísticamente significativa. En todas las otras instancias del seguimiento, la presión intraocular promedio resultó sistemáticamente mayor en el grupo de punción que en el grupo médico, a pesar de que las diferencias no eran estadísticamente significativas. Sin embargo, sólo una ampolla punzada permaneció de forma satisfactoria al final del seguimiento, en comparación con diez de las 11 ampollas tratadas de manera conservadora. Esta diferencia fue elevada y estadísticamente significativa

Conclusiones de los autores

Las pruebas de un ensayo pequeño sugieren que la punción de las ampollas encapsuladas de la trabeculectomía no resulta mejor que el tratamiento médico en la reducción de la presión intraocular.

Esta revisión debería citarse como:Feyi-Waboso A, Ejere HODLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Un ensayo, que asignó al azar 25 ojos a punción o a tratamiento médico, cumplió con los criterios de inclusión. Un día tras el tratamiento, la presión intraocular promedio era inferior en el grupo de punción (16,28 mm Hg, desviación estándar 5,9) que en el grupo médico (19,45 mm Hg, desviación estándar 3,75). La diferencia no resultó estadísticamente significativa. En todas las otras instancias del seguimiento, la presión intraocular promedio resultó sistemáticamente mayor en el grupo de punción que en el grupo médico, a pesar de que las diferencias no eran estadísticamente significativas. Sin embargo, sólo una ampolla punzada permaneció de forma satisfactoria al final del seguimiento, en comparación con diez de las 11 ampollas tratadas de manera conservadora. Esta diferencia fue elevada y estadísticamente significativa

Tools
Information
Compartir/Guardar