Ácidos biliares para la colangitis esclerosante primaria

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Los ácidos biliares mejoran la bioquímica hepática en pacientes con colangitis esclerosante primaria, pero hay pruebas insuficientes en los resultados clínicos para apoyar o refutar sus efectos

Según seis ensayos clínicos aleatorios de mala calidad metodológica, la administración de ácido ursodesoxicólico a largo plazo en pacientes con colangitis esclerosante primaria no redujo significativamente la mortalidad, la descompensación hepática, la necesidad de trasplante hepático, el deterioro de la histología hepática o el deterioro radiológico por comparación con placebo o ninguna intervención. Sin embargo, el ácido ursodesoxicólico mejoró significativamente la bioquímica hepática. El ácido ursodesoxicólico se toleró bien. No fue posible identificar ensayos que evalúen otros ácidos biliares en pacientes con colangitis esclerosante primaria.

Conclusiones de los autores: 

El ácido ursodesoxicólico lleva a una mejoría significativa en la bioquímica hepática, pero no hay pruebas suficientes para apoyar o refutar sus efectos clínicos en pacientes con colangitis esclerosante primaria. Es necesario realizar ensayos clínicos aleatorios a gran escala y de muy buena calidad.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los ácidos biliares se han estado utilizando para tratar la colangitis esclerosante primaria, pero sus efectos beneficiosos y perjudiciales continúan siendo inciertos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de los ácidos biliares en pacientes con colangitis esclerosante primaria.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group's Trials Register), la Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE y la Chinese Biomedial Database en general desde el comienzo a mayo de 2002.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios que compararon cualquier dosis o duración de tratamiento con ácidos biliares versus placebo, ninguna intervención u otra intervención. Se incluyeron ensayos independientemente del cegamiento, el idioma, o el estado de la publicación..

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos. La calidad metodológica de los ensayos se evaluó en lo que se refiere a generación de la secuencia de asignación, ocultamiento de la asignación, doble cegamiento y seguimiento. Los resultados se informaron con un análisis por intención de tratar (intention-to-treat analysis). Los datos dicotómicos se presentaron como riesgos relativos (RR) o como diferencias de medias ponderadas (DMP); ambos con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se identificaron seis ensayos clínicos aleatorios, todos de mala calidad metodológica. Los pacientes recibieron tratamiento durante tres meses a seis años (media dos años). Cinco ensayos (183 pacientes) compararon ácido ursodesoxicólico versus placebo y un ensayo (40 pacientes) comparó ácido ursodesoxicólico versus ningún tratamiento. El ácido ursodesoxicólico no redujo significativamente el riesgo de muerte (RR 0,86; IC del 95%: 0,27 a 2,73); el fracaso del tratamiento incluido trasplante hepático, várices, ascitis y encefalopatía (RR 0,94; IC del 95% 0,63 a 1,42); el deterioro de la histología hepática (RR 0,89; IC del 95%: 0,45 a 1,74); o el deterioro colangiográfico del hígado (RR 0,43; IC del 95%: 0,18 a 1,02). El ácido ursodesoxicólico mejoró significativamente la bilirrubina sérica (DMP -14,6 mol/litro, IC del 95%: -18,7 a -10,6), las fosfatasas alcalinas (DMP -506 UI/litro; IC del 95%: -583 a -430), el aspartato aminotransferasa (DMP -46 UI/litro, IC del 95%: -77 a -16) y la gama glutamiltranspeptidasa (DMP -260 UI/litro, IC del 95%: -315 a -205), pero no la albúmina (DMP -0,20 g/litro; IC del 95%: -1,91 a 1,50). El ácido ursodesoxicólico se toleró bien.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Compartir/Guardar