Trifluoperacina para la esquizofrenia

La trifluoperazina es de bajo costo y muy accesible. Miles de personas con esquizofrenia participaron en estudios y, por lo tanto, se puede garantizar que es un fármaco antipsicótico potente y que es tan bueno como otros fármacos anteriores similares. La mayoría de las personas que lo toman experimentan efectos adversos pero también lo hacen con otros fármacos anteriores. No se han realizado suficientes comparaciones con fármacos de nuevas generaciones para garantizar cómo la trifluoperazina actúa en comparación a ellos.

Conclusiones de los autores: 

Aunque existen defectos y vacíos en los datos, parece haber suficiente consistencia sobre los diferentes resultados y períodos para confirmar que la trifluoperazina es un antipsicótico de eficacia similar a otros neurolépticos comúnmente utilizados para las personas con esquizofrenia. El perfil de efectos adversos es similar al de otros fármacos. Se ha planteado que la trifluoperazina es efectiva en bajas dosis para los pacientes con esquizofrenia pero dichos datos no parecen provenir de pruebas basadas en ensayos de buena calidad.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La trifluoperazina es un fármaco antipsicótico de "alta potencia", accesible y de bajo costo, que se utiliza con frecuencia para el tratamiento de la esquizofrenia u otras psicosis relacionadas.

Objetivos: 

Estimar los efectos de la trifluoperazina en comparación con el placebo y otros fármacos.

Estrategia de búsqueda: 

Búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (marzo 2002), complementadas con búsquedas manuales, búsquedas de referencias, comunicación personal y contactos con la industria.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos clínicos aleatorios que involucren a personas con esquizofrenia y que comparen la trifluoperazina con algún otro tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Los estudios se seleccionaron de manera fiable, se evaluó la calidad y se obtuvieron los datos. Para los datos dicotómicos, se estimaron los riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Cuando fue posible, se realizaron análisis del tipo de intención de tratar (intention-to-treat analyses). Se calculó el número necesario a tratar (NNT) para los resultados estadísticamente significativos. Se estimó la heterogeneidad (técnica de I cuadrado) y el sesgo de publicación.

Resultados principales

1162 personas de 13 estudios se les asignó al azar trifluoperazina o placebo. Los estudios reducidos a corto plazo favorecen a la trifluoperazina para una mejoría general (n=95, 3 ECA, RR 0,62; IC: 0,49 a 0,78; NNT 3; IC: 2 a 4). La pérdida del seguimiento fue de alrededor del 12% en ambos grupos (n=280, 7 ECA, RR 0,99 IC: 0,62 a 1,57) y más personas a las que se le asignó la trifluoperazina utilizaron fármacos antiparkinsonianos para el alivio de los trastornos del movimiento en comparación con el placebo (n=195, 4 ECA, RR 5,06 IC: 2,49 a 10,27, NNH 4 IC: 2 a 9). Se asignaron al azar a 2230 personas de 49 estudios a la trifluoperazina o a otro antipsicótico de generaciones anteriores. La trifluoperazina no fue claramente diferente en términos de "ninguna mejoría sustancial" (n=1016, 27 ECA, RR 1,06 IC: 0,98 a 1,14) o en el abandono temprano del estudio (n=930, 22 ECA, RR 1,15 IC: 0,83 a 1,58). Casi exactamente la misma cantidad de personas informó al menos un efecto adverso (~60%) en cada grupo (n=585, 14 ECA, RR 0,99 IC: 0,87 a 1,13), aunque era más probable que la trifluoperazina cause efectos adversos extrapiramidales en general en comparación con los antipsicóticos de baja potencia tales como la clorpromazina (n=130, 3 ECA, RR 1,66 IC: 1,03 a 2,67, NNH 6 IC: 3 a 121). Un estudio pequeño (n=38) no encontró diferencias claras entre la trifluoperazina y el fármaco atípico, la sulpirida.

Conclusiones de los autores

Aunque existen defectos y vacíos en los datos, parece haber suficiente consistencia sobre los diferentes resultados y períodos para confirmar que la trifluoperazina es un antipsicótico de eficacia similar a otros neurolépticos comúnmente utilizados para las personas con esquizofrenia. El perfil de efectos adversos es similar al de otros fármacos. Se ha planteado que la trifluoperazina es efectiva en bajas dosis para los pacientes con esquizofrenia pero dichos datos no parecen provenir de pruebas basadas en ensayos de buena calidad.

Esta revisión debería citarse como:Marques LO, Lima MS, Soares BGOLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

1162 personas de 13 estudios se les asignó al azar trifluoperazina o placebo. Los estudios reducidos a corto plazo favorecen a la trifluoperazina para una mejoría general (n=95, 3 ECA, RR 0,62; IC: 0,49 a 0,78; NNT 3; IC: 2 a 4). La pérdida del seguimiento fue de alrededor del 12% en ambos grupos (n=280, 7 ECA, RR 0,99 IC: 0,62 a 1,57) y más personas a las que se le asignó la trifluoperazina utilizaron fármacos antiparkinsonianos para el alivio de los trastornos del movimiento en comparación con el placebo (n=195, 4 ECA, RR 5,06 IC: 2,49 a 10,27, NNH 4 IC: 2 a 9). Se asignaron al azar a 2230 personas de 49 estudios a la trifluoperazina o a otro antipsicótico de generaciones anteriores. La trifluoperazina no fue claramente diferente en términos de "ninguna mejoría sustancial" (n=1016, 27 ECA, RR 1,06 IC: 0,98 a 1,14) o en el abandono temprano del estudio (n=930, 22 ECA, RR 1,15 IC: 0,83 a 1,58). Casi exactamente la misma cantidad de personas informó al menos un efecto adverso (~60%) en cada grupo (n=585, 14 ECA, RR 0,99 IC: 0,87 a 1,13), aunque era más probable que la trifluoperazina cause efectos adversos extrapiramidales en general en comparación con los antipsicóticos de baja potencia tales como la clorpromazina (n=130, 3 ECA, RR 1,66 IC: 1,03 a 2,67, NNH 6 IC: 3 a 121). Un estudio pequeño (n=38) no encontró diferencias claras entre la trifluoperazina y el fármaco atípico, la sulpirida.

Tools
Information