Radiación beta en la cirugía del glaucoma

Radiación beta en la cirugía del glaucoma

El objetivo de la cirugía del glaucoma es disminuir la presión en el ojo. Los resultados de la cirugía del glaucoma pueden estar afectados por la velocidad de cicatrización de la herida quirúrgica. La radiación beta se ha propuesto como un tratamiento rápido y sencillo para retardar la respuesta de cicatrización. Se aplica durante la operación mediante un aplicador radiactivo que emite rayos beta que sólo tienen una penetración muy local a una profundidad menor de 1 mm. La intensidad de la emisión del aplicador (generalmente Estroncio-90) determina la duración de la aplicación al sitio quirúrgico, para administrar la dosis necesaria de radiación que evite de forma efectiva la formación de tejido cicatrizal.

Se encontraron cuatro ensayos que asignaron al azar a 551 personas a trabeculectomía con radiación beta versus trabeculectomía sola. Las personas que recibieron trabeculectomía con radiación beta tuvieron menos probabilidades de tener una presión alta que fuera demasiado alta un año después de la cirugía, comparadas con las personas que recibieron trabeculectomía sola. Sin embargo, las personas que recibieron radiación beta tuvieron un mayor riesgo de catarata después de la cirugía.

Conclusiones de los autores: 

La trabeculectomía con radiación beta tiene un riesgo menor de fracaso quirúrgico comparada con la trabeculectomía sola. Se justifica un ensayo de radiación beta versus antimetabolitos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los resultados de la cirugía del glaucoma pueden estar afectados por la velocidad de cicatrización de la herida quirúrgica. La radiación beta se ha propuesto como un tratamiento rápido y sencillo para retardar la respuesta de cicatrización.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la radiación beta durante la cirugía del glaucoma (trabeculectomía).

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en The Cochrane Library (que contiene el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (número 4 2008), MEDLINE (enero 1966 hasta octubre 2008) y EMBASE (enero 1980 hasta octubre 2008). Se hicieron búsquedas por última vez en las bases de datos el 24 de octubre de 2008.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que compararon trabeculectomía con radiación beta con trabeculectomía sin radiación beta.

Obtención y análisis de los datos: 

Se recopilaron los datos sobre el fracaso quirúrgico (presión intraocular > 21 mmHg), la presión intraocular y los efectos adversos de la cirugía del glaucoma. Los datos se agruparon mediante un modelo de efectos fijos.

Resultados principales: 

Se encontraron cuatro ensayos que asignaron al azar a 551 personas a trabeculectomía con radiación beta versus trabeculectomía sola. Dos ensayos fueron en personas caucásicas (126 personas), un ensayo en personas negras africanas (320 personas) y un ensayo en personas chinas (105 personas). Las personas que recibieron trabeculectomía con radiación beta tuvieron un riesgo menor de fracaso quirúrgico comparadas con las personas que recibieron trabeculectomía sola (cociente de riesgos [CR] agrupado 0,23 [IC del 95%: 0,14 a 0,40]). La radiación beta se asoció con un mayor riesgo de catarata (CR 2,89; IC del 95%: 1,39 a 6,0).

Tools
Information
Compartir/Guardar