Flebotónicos para la insuficiencia venosa

Fármacos para mejorar el flujo sanguíneo en las personas con circulación sanguínea deficiente en las venas de las piernas.

Es posible que una persona nazca con la probabilidad de desarrollar un flujo sanguíneo insuficiente en las venas de las piernas, o éste se puede presentar después de un traumatismo o un coágulo sanguíneo. El drenaje deficiente de sangre desde las piernas puede ser suficiente para producir tumefacción e hinchazón y sensaciones de pesadez, hormigueo, calambres, dolor, venas varicosas y pigmentación cutánea. Si es severo, es posible que se desarrollen úlceras y adelgazamiento de tejidos. Se alienta a las personas a utilizar medias o vendas de compresión para favorecer la circulación de la sangre; las venas se pueden tratar mediante cirugía. Fármacos como los flavonoides naturales extraídos de las plantas, y productos sintéticos similares pueden ser eficaces para mejorar el flujo sanguíneo. Esta revisión consideró la evidencia a partir de ensayos clínicos controlados aleatorios que compararon estos fármacos con un tratamiento inactivo, en general durante uno a tres meses.

Hubo pruebas a partir de 13 estudios, que incluyeron 1245 personas, de que estos fármacos reducen la hinchazón (edema). Se encontró alguna prueba de beneficio sobre los trastornos tróficos cutáneos y el síndrome de piernas inquietas, pero es incierta la relevancia de estos hallazgos para el estado clínico general. Los trastornos gastrointestinales fueron los eventos adversos reportados con mayor frecuencia en los estudios que proporcionaron esta información.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para apoyar, en forma global, la eficacia de los flebotónicos para la insuficiencia venosa crónica. Se ha sugerido que los flebotónicos tienen cierta eficacia sobre el edema, pero su relevancia clínica es incierta. Debido a las limitaciones de la evidencia actual, es necesario realizar más ensayos clínicos controlados y aleatorios que tengan mayor consideración a la calidad metodológica.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una enfermedad frecuente causada por el flujo sanguíneo inadecuado a través de las venas, generalmente en las extremidades inferiores. Puede llevar a un malestar considerable, con síntomas como dolor, picazón y cansancio en las piernas. Los pacientes también pueden presentar edemas y úlceras. Los flebotónicos son una clase de fármacos que a menudo se utilizan para tratar la IVC.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de los flebotónicos orales o tópicos.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) (abril 2005), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, número 2, 2005), MEDLINE (enero 1966 hasta abril 2005), EMBASE (enero 1980 hasta abril 2005) y listas de referencias de artículos. También se contactó con compañías farmacéuticas.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios, a doble ciego y controlados con placebo (ECA) que evalúen la eficacia de los rutósidos, hidrosmina, diosmina, dobesilato cálcico, cromocarbo, centella asiática, flavodato disódico, extracto de corteza de pino marítimo francés, extracto de semilla de uva y aminaftona en pacientes con IVC en cualquier estadio de la enfermedad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Los efectos del tratamiento se calcularon mediante el riesgo relativo (RR) o la diferencia de medias estandarizada (DME) según un modelo estadístico de efectos aleatorios. También se realizaron los análisis de sensibilidad.

Resultados principales

Se incluyeron 59 ECA sobre los flebotónicos orales, pero solamente 44 de ellos, que incluían 4413 participantes, contenían datos cuantificables para el análisis de eficacia: 23 de rutósidos, diez de hidrosmina y diosmina, seis de dobesilato cálcico, dos de centella asiática, uno de extracto de la corteza de pino marítimo francés, uno de aminaftona y uno de extracto de semilla de uva. Ninguno de los estudios que evaluaban los flebotónicos tópicos, el cromocarbo, la naftazona o el flavodato disódico cumplió con los criterios de inclusión.

Los resultados incluyeron: edemas, úlceras venosas, trastornos tróficos, síntomas subjetivos (dolor, calambres, síndrome de piernas inquietas, prurito, pesadez, tumefacción y parestesias), medidas de evaluación global y efectos secundarios. Los resultados de muchas variables fueron heterogéneos. Los flebotónicos mostraron cierto beneficio global, es decir, reducción del edema (riesgo relativo: 0,72; intervalo de confianza del 95%: 0,65 a 0,81). El beneficio para los demás signos y síntomas de IVC debe evaluarse según el grupo de flebotónico. No había datos cuantificables sobre la calidad de vida.

Conclusiones de los autores

No hay pruebas suficientes para apoyar, en forma global, la eficacia de los flebotónicos para la insuficiencia venosa crónica. Se ha sugerido que los flebotónicos tienen cierta eficacia sobre el edema, pero su relevancia clínica es incierta. Debido a las limitaciones de la evidencia actual, es necesario realizar más ensayos clínicos controlados y aleatorios que tengan mayor consideración a la calidad metodológica.

Esta revisión debería citarse como:Martinez MJ, Bonfill X, Moreno RM, Vargas E, Capellà DLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 59 ECA sobre los flebotónicos orales, pero solamente 44 de ellos, que incluían 4413 participantes, contenían datos cuantificables para el análisis de eficacia: 23 de rutósidos, diez de hidrosmina y diosmina, seis de dobesilato cálcico, dos de centella asiática, uno de extracto de la corteza de pino marítimo francés, uno de aminaftona y uno de extracto de semilla de uva. Ninguno de los estudios que evaluaban los flebotónicos tópicos, el cromocarbo, la naftazona o el flavodato disódico cumplió con los criterios de inclusión.

Los resultados incluyeron: edemas, úlceras venosas, trastornos tróficos, síntomas subjetivos (dolor, calambres, síndrome de piernas inquietas, prurito, pesadez, tumefacción y parestesias), medidas de evaluación global y efectos secundarios. Los resultados de muchas variables fueron heterogéneos. Los flebotónicos mostraron cierto beneficio global, es decir, reducción del edema (riesgo relativo: 0,72; intervalo de confianza del 95%: 0,65 a 0,81). El beneficio para los demás signos y síntomas de IVC debe evaluarse según el grupo de flebotónico. No había datos cuantificables sobre la calidad de vida.

Tools
Information