Intervenciones quirúrgicas para la catarata congénita bilateral

Cirugía para cataratas que se presentan en ambos ojos en el momento del nacimiento o poco después de él

La presencia de una catarata implica un estado donde la lente dentro del ojo, normalmente clara, se opacifica y oscurece la visión. Las cataratas que se presentan en el momento del nacimiento o poco después de él en ambos ojos son una causa principal de ceguera infantil en el mundo, especialmente en los países en desarrollo. El tratamiento se indica si la catarata impide la visión normal. Esta situación puede evaluarse al medir cuánto puede ver el niño y mediante la observación de la catarata dentro del ojo. La única manera de corregir la catarata es extirparla quirúrgicamente. Se acepta en general que la cirugía temprana lleva a mayores perspectivas de buena visión. Hay dos enfoques principales de la cirugía: la lentectomía y la aspiración del cristalino. La lentectomía extirpa toda la lente y una parte de la masa gelatinosa que ocupa el ojo (vitrectomía anterior); la aspiración del cristalino elimina el cristalino, pero deja la cápsula posterior intacta. Una complicación significativa de la cirugía es la reaparición de nubosidad en el pasaje central en la visión (opacificación del eje visual [VAO]). Todos los procedimientos quirúrgicos procuran reducir esta reaparición de nubosidad y la necesidad de tratamiento adicional. La extirpación de la catarata priva al ojo de la capacidad de enfocar. Esta incapacidad debe corregirse cuanto antes después de la cirugía mediante lentes intraoculares (LIO), lentes de contacto o anteojos, o una combinación. El objetivo de la revisión era aclarar qué abordaje quirúrgico producía la mayor mejoría visual. Se buscaron estudios donde los niños con catarata en el momento del nacimiento o poco después se habían asignado al azar para recibir un tipo de procedimiento quirúrgico. El resultado primario era el nivel de visión después de la cirugía. En los cuatro estudios aleatorios incluidos, el tipo de procedimiento quirúrgico no logró cambios reales en la visión final, pero había diferencias en el número de niños que desarrollaron VAO. Los procedimientos que parecían reducir la VAO eran la vitrectomía anterior (extracción de una parte de la masa gelatinosa dentro del ojo) y la captura óptica (alojar la porción de la lente del LIO en una abertura creada en la cápsula posterior). Tres de los cuatro estudios usaron LIO para corregir la afaquia, una opción cada vez más popular, pero que puede no ser apropiada en las regiones donde no puede garantizarse un seguimiento cuidadoso. Si bien hay pruebas del tratamiento quirúrgico exitoso de este tipo de catarata que potencialmente deviene en ceguera, hay una falta de pruebas convincentes con respecto a los aspectos de su administración, como el mejor momento para la cirugía y el método apropiado para la asistencia posoperatoria.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas de que la atención de los niños con cataratas bilaterales congénitas o del desarrollo reduce la aparición de opacificación del eje visual. Se requieren ensayos aleatorios adicionales para informar la práctica moderna acerca de otras inquietudes incluido el momento de la cirugía, la edad para la implantación de una lente intraocular y el desarrollo de complicaciones a largo plazo como el glaucoma y el desprendimiento de retina.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las cataratas congénitas son opacidades del cristalino en uno o ambos ojos de los niños que causan una reducción de la visión lo suficientemente grave como para requerir cirugía. La catarata es la mayor causa tratable de pérdida visual en la infancia. Las cataratas pediátricas plantean dificultades diferentes a las de los adultos. La intensa inflamación, la ambliopía y la opacificación de la cápsula posterior pueden afectar los resultados del tratamiento. Dos de los tratamientos considerados habitualmente para la catarata congénita son la lentectomía y la aspiración del cristalino.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión era evaluar los efectos del tratamiento quirúrgico para la catarata congénita simétrica bilateral. El éxito se mide según la visión lograda y la aparición de eventos adversos.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (CENTRAL) en The Cochrane Library, que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión (Cochrane Eyes and Vision Group) (2005, Número 2), MEDLINE (1966 a junio de 2005), EMBASE (1980 a junio de 2005, semana 27), LILACS (6 de julio de 2005), el Science Citation Index y la lista de referencias de los estudios incluidos. Se estableció contacto con los investigadores del ensayo y con expertos en el tema para obtener detalles de estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios, prospectivos, que compararan un tipo de cirugía para la catarata con otro o con ninguna cirugía en niños de hasta 15 años de edad con cataratas congénitas bilaterales.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos. No se realizó metanálisis.

Resultados principales

Cuatro ensayos cumplieron con los criterios de inclusión. Todos los ensayos se dedicaron a reducir el desarrollo de opacificación del eje visual (VAO). Este objetivo se logró con técnicas que incluían una vitrectomía anterior o captura óptica. La capsulotomía posterior sola fue inadecuada, excepto en los niños mayores.

Conclusiones de los autores

Existen pruebas de que la atención de los niños con cataratas bilaterales congénitas o del desarrollo reduce la aparición de opacificación del eje visual. Se requieren ensayos aleatorios adicionales para informar la práctica moderna acerca de otras inquietudes incluido el momento de la cirugía, la edad para la implantación de una lente intraocular y el desarrollo de complicaciones a largo plazo como el glaucoma y el desprendimiento de retina.

Esta revisión debería citarse como:Long V, Chen S, Hatt SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Cuatro ensayos cumplieron con los criterios de inclusión. Todos los ensayos se dedicaron a reducir el desarrollo de opacificación del eje visual (VAO). Este objetivo se logró con técnicas que incluían una vitrectomía anterior o captura óptica. La capsulotomía posterior sola fue inadecuada, excepto en los niños mayores.

Tools
Information
Compartir/Guardar