Aromaterapia para la promoción de la relajación y el sueño, el alivio del dolor y la reducción de los síntomas depresivos en pacientes con demencia

La aromaterapia consiste en el uso de aceites esenciales puros de plantas aromáticas (como menta, mejorana dulce y rosa) para ayudar a aliviar los problemas de salud y mejorar la calidad de vida en general. Se ha afirmado que las propiedades curativas de la aromaterapia incluyen la promoción de la relajación y el sueño, el alivio del dolor y la reducción de los síntomas depresivos. En consecuencia, la aromaterapia se ha usado para reducir las alteraciones de la conducta, promover el sueño y estimular la conducta motivacional de los pacientes con demencia. De los siete ensayos controlados aleatorios que se encontraron, solo dos ensayos que incluían a 186 personas tuvieron datos aprovechables. El análisis de estos dos ensayos pequeños demostró efectos inconsistentes de la aromaterapia sobre las medidas de la agitación, los síntomas conductuales y la calidad de vida. Se necesitan más ensayos controlados aleatorios a gran escala antes de poder establecer conclusiones firmes acerca de la efectividad de la aromaterapia para la demencia.

Conclusiones de los autores: 

Los beneficios de la aromaterapia para los pacientes con demencia observados en los siete ensayos incluidos en esta revisión son ambiguos. Es importante tener en cuenta que hubo varias dificultades metodológicas con los estudios incluidos. Se necesitan ensayos controlados aleatorios adicionales bien diseñados y a gran escala antes de poder establecer conclusiones claras con respecto a la efectividad de la aromaterapia para la demencia. Además, deben considerarse varios temas, como si las diferentes intervenciones con aromaterapia son comparables y la posibilidad de que los resultados puedan variar para los diferentes tipos de demencia.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La terapia complementaria ha ganado gran interés dentro del área del tratamiento de la demencia y el uso de aromaterapia y de aceites esenciales está aumentando. En una población creciente en la que la mayoría de los pacientes son tratados con fármacos aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU., la eficacia del tratamiento es a corto plazo y va acompañada de efectos secundarios negativos. La utilización de terapias complementarias en el ámbito de atención de la demencia se presenta como una de pocas opciones que son atractivas para los profesionales y las familias debido a que los pacientes a menudo presentan una apreciación y capacidad reducidas para comunicar verbalmente las reacciones adversas. Entre las características más lamentables de la demencia se encuentran los síntomas conductuales y psicológicos. La consideración de este aspecto ha recibido un interés particular en los ensayos de la aromaterapia, con un foco que cambió de la reducción de la disfunción cognitiva a la reducción de los síntomas conductuales y psicológicos en la demencia.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de la aromaterapia como intervención para personas con demencia.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en ALOIS, el registro especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group), el 26 de noviembre de 2012 y el 20 de enero de 2013 utilizando los términos: aromaterapia, limón, lavanda, rosa, aroma, terapias alternativas, terapias complementarias, aceites esenciales.

Criterios de selección: 

Se consideraron todos los ensayos controlados aleatorizados relevantes. No se incluyeron duraciones mínimas de los ensayos ni requisitos para el seguimiento, y los participantes en los estudios incluidos presentaban un diagnóstico de demencia de cualquier tipo y gravedad. La revisión consideró todo los ensayos que utilizaron fragancias de plantas definidas como aromaterapia como una intervención para pacientes con demencia y se consideraron todos los resultados relevantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluaron los títulos y los resúmenes obtenidos en las búsquedas para su elegibilidad y potencial inclusión en la revisión. Para Burns 2011, se calcularon los resultados continuos como diferencias de medias entre los grupos y sus intervalos de confianza del 95% mediante un modelo de efectos fijos. Para Ballard 2002, se utilizó el análisis de la covarianza para todos los resultados, y los centros de atención se consideraron como un efecto aleatorio.

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron siete estudios con 428 participantes; sólo dos de éstos tuvieron resultados publicados aprovechables. Se obtuvieron datos de los pacientes individuales a partir de un ensayo (Ballard 2002) y se realizaron análisis adicionales. Los análisis adicionales realizados con los datos de pacientes individuales de Ballard 2002 revelaron un efecto estadísticamente significativo del tratamiento a favor de la intervención con aromaterapia en las medidas de la agitación (n = 71; DM -11,1; IC del 95%: -19,9 a -2,2) y los síntomas conductuales (n = 71; DM -15,8; IC del 95%: -24,4 a -7,2). Burns 2011, sin embargo, no encontró diferencias en la agitación (n = 63; DM 0,00; IC del 95%: -1,36 a 1,36), los síntomas conductuales (n = 63; DM 2,80; IC del 95%: -5,84 a 11,44), las actividades cotidianas (n = 63; DM -0,50; IC del 95%: -1,79 a 0,79) y la calidad de vida (n = 63; DM 19,00; IC del 95%: -23,12 a 61,12). Burns 2011 y Fu 2013 no encontraron ninguna diferencia en los efectos adversos (n = 124; CR 0,97; IC del 95%: 0,15 a 6,46) al comparar aromaterapia con placebo.

Tools
Information
Compartir/Guardar