Aceite de ricino, baños o enemas para la maduración cervical y la inducción del trabajo de parto

Se necesita más investigación acerca de los efectos del aceite de ricino para inducir el trabajo de parto.

A veces es necesario inducir artificialmente el trabajo de parto. El aceite de ricino ha sido ampliamente utilizado como un método tradicional para inducir el trabajo de parto dentro de la práctica de las parteras. Puede administrarse por vía oral o mediante enemas. La revisión de ensayos encontró que no se han hecho estudios suficientes como para mostrar los efectos que tiene el uso del aceite de ricino sobre la maduración del cuello del útero, o para compararlo contra otros métodos de inducción. La revisión encontró que todas las mujeres que tomaron aceite de ricino por vía oral tuvieron náuseas. Se necesitan más investigaciones.

Conclusiones de los autores: 

El único ensayo incluido en esta revisión intenta estudiar el papel que cumple el aceite de ricino como un agente para inducir el parto. El ensayo fue pequeño y de baja calidad metodológica. Se necesitan más investigaciones para intentar cuantificar la eficacia que tiene el aceite de ricino como un agente para inducir el parto.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El aceite de ricino, un potente catártico, se deriva del grano de la planta de ricino. Algunos reportes anecdóticos que datan hasta el antiguo Egipto, han sugerido el uso del aceite de ricino para estimular el trabajo de parto. El aceite de ricino ha sido ampliamente utilizado como un método tradicional para iniciar el trabajo de parto dentro de la práctica de las parteras. Su papel dentro del inicio del trabajo de parto ha sido poco comprendido y los datos que examinan su eficacia dentro de ensayos clínicos son limitados.

Esta es una dentro de una serie de revisiones sobre métodos de maduración uterina y de inducción del trabajo de parto que utiliza una metodología estandarizada.

Objetivos: 

Determinar los efectos del aceite de ricino y de los enemas para la maduración del cuello del útero o la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre, en comparación con otros métodos de maduración cervical o de inducción del trabajo de parto.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group), en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) y en la sección de bibliografías de artículos relevantes. Fecha de la última búsqueda: Noviembre de 2000.

Criterios de selección: 

(1) ensayos clínicos que comparen el uso de aceite de ricino, baños o enemas para la maduración cervical o la inducción del parto en el tercer trimestre, contra placebo / ningún tratamiento, o contra otros métodos mencionados de modo precedente en una lista predeterminada de métodos de inducción del parto; (2) uso de asignación aleatoria a los grupos de control o de tratamiento; (3) adecuado encubrimiento de la asignación; (4) las violaciones del manejo asignado no son suficientes como para afectar materialmente las conclusiones; (5) reporte de medidas de resultado clínicamente significativas; (6) datos disponibles para el análisis de acuerdo con la asignación al azar; (7) datos perdidos insuficientes para afectar materialmente las conclusiones.

Obtención y análisis de los datos: 

Se ha desarrollado una estrategia para manejar el gran volumen y complejidad de datos referentes a inducción del parto. Esta incluye un método a dos pasos para obtener los datos.

Resultados principales

En el estudio que se incluyó realizado en 100 mujeres en donde se comparó una dosis única de aceite de ricino versus ningún tratamiento, no se encontraron diferencias entre las tasas de cesáreas (riesgo relativo (RR) 2.31, IC del 95% 0.77, 6.87). No se presentaron datos sobre morbilidad o mortalidad neonatal o en la madre. No hubo diferencias entre las tasas de manchado con meconio (RR 0.77, IC del 95% 0.25,2.36) o en la puntuación de Apgar

Conclusiones de los autores

El único ensayo incluido en esta revisión intenta estudiar el papel que cumple el aceite de ricino como un agente para inducir el parto. El ensayo fue pequeño y de baja calidad metodológica. Se necesitan más investigaciones para intentar cuantificar la eficacia que tiene el aceite de ricino como un agente para inducir el parto.

Esta revisión debería citarse como:Kelly AJ, Kavanagh J, Thomas JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En el estudio que se incluyó realizado en 100 mujeres en donde se comparó una dosis única de aceite de ricino versus ningún tratamiento, no se encontraron diferencias entre las tasas de cesáreas (riesgo relativo (RR) 2.31, IC del 95% 0.77, 6.87). No se presentaron datos sobre morbilidad o mortalidad neonatal o en la madre. No hubo diferencias entre las tasas de manchado con meconio (RR 0.77, IC del 95% 0.25,2.36) o en la puntuación de Apgar

Tools
Information
Share/Save