Coito para la maduración cervical y la inducción del trabajo de parto

Se desconoce el papel que cumple la interacción sexual como método para la inducción del trabajo de parto.

El esperma humano contiene una alta cantidad de prostaglandinas, una sustancia hormonal que madura la cerviz y que ayuda a iniciar el trabajo de parto. A veces es necesario ayudar en el inicio del trabajo de parto y se ha sugerido que el coito puede ser un método efectivo. Sin embargo, no hay evidencia suficiente para mostrar si el coito es efectivo, o para mostrar cómo se compara con respecto a otros métodos. Se necesitan más investigaciones al respecto.

Conclusiones de los autores: 

Se desconoce el papel que cumple la interacción sexual como método para la inducción del trabajo de parto. Los ensayos que se realicen en el futuro para investigar la interacción sexual como un método de inducción deben tener un poder suficiente para detectar diferencias clínicamente significativas en resultados convencionales. No obstante, puede resultar difícil la estandarización de la interacción sexual como una intervención de manera que puedan hacerse comparaciones significativas contra otros métodos para la inducción del trabajo de parto.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Se ha examinado de manera extensa el papel que cumplen las prostaglandinas para la maduración uterina y la inducción del trabajo de parto. Se presume que el semen humano es una fuente biológica que contiene la mayor concentración de prostaglandinas. Se desconoce el papel que cumple la interacción sexual en la iniciación del trabajo de parto. Se desconoce la acción que tiene la interacción sexual para estimular el trabajo de parto, en parte debido a la estimulación física del segmento inferior del útero o a la liberación endógena de oxitocina como resultado del orgasmo o mediante una acción directa de las prostaglandinas contenidas en el semen. Además, la estimulación del pezón puede formar parte del proceso de iniciación.

Esta revisión forma parte de una serie de revisiones sobre métodos de maduración uterina y de inducción del trabajo de parto que utiliza una metodología estandarizada.

Objetivos: 

Determinar los efectos de la interacción sexual para la maduración del cuello del útero en el tercer trimestre o en la inducción del trabajo de parto en comparación con otros métodos de inducción.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group), en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) y en la sección de bibliografías de artículos relevantes. Fecha de la última búsqueda: noviembre de 2000.

Criterios de selección: 

(1) ensayos clínicos que comparen la interacción sexual para la maduración cervical o la inducción del parto, contra placebo/ningún tratamiento, o contra otros métodos mencionados en una lista predeterminada de métodos de inducción del parto; (2) uso de asignación aleatoria a los grupos de control o de tratamiento; (3) adecuado encubrimiento de la asignación; (4) las violaciones del tratamiento asignado no son suficientes como para afectar materialmente las conclusiones; (5) reporte de medidas de resultado clínicamente significativas; (6) datos disponibles para el análisis, de acuerdo con la asignación al azar; (7) datos que falten insuficientes para afectar materialmente las conclusiones.

Obtención y análisis de los datos: 

Se ha desarrollado una estrategia para tratar el gran volumen y complejidad de datos referentes a la inducción del parto. ésta incluye un método a dos pasos para obtener los datos.

Resultados principales

Se incluyó un estudio con 28 mujeres que reportó datos muy limitados. No pueden obtenerse conclusiones significativas a partir de este estudio.

Conclusiones de los autores

Se desconoce el papel que cumple la interacción sexual como método para la inducción del trabajo de parto. Los ensayos que se realicen en el futuro para investigar la interacción sexual como un método de inducción deben tener un poder suficiente para detectar diferencias clínicamente significativas en resultados convencionales. No obstante, puede resultar difícil la estandarización de la interacción sexual como una intervención de manera que puedan hacerse comparaciones significativas contra otros métodos para la inducción del trabajo de parto.

Esta revisión debería citarse como:Kavanagh J, Kelly AJ, Thomas JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyó un estudio con 28 mujeres que reportó datos muy limitados. No pueden obtenerse conclusiones significativas a partir de este estudio.

Tools
Information
Share/Save