Benzodiazepinas para la agresión o agitación inducida por la psicosis

Error message

  • Notice: unserialize() [function.unserialize]: Unexpected end of serialized data in _dmemcache_get_pieces() (line 329 of /var/www/cochrane.org/sites/all/modules/memcache/dmemcache.inc).
  • Notice: unserialize() [function.unserialize]: Error at offset 6536832 of 6608292 bytes in _dmemcache_get_pieces() (line 329 of /var/www/cochrane.org/sites/all/modules/memcache/dmemcache.inc).

Los pacientes con problemas de salud mental pueden presentar un comportamiento agitado, violento y agresivo que puede ser peligroso para sí mismos o para otros. Generalmente, se utilizan técnicas de apaciguamiento como conversar con el paciente para calmar la situación. Sin embargo, la conducta de los pacientes puede estar demasiado perturbada, violenta o agitada.En estas circunstancias, se administra una tranquilización rápida para lograr un estado de calma. Se utilizan tres clases principales de fármacos para lograr una rápida tranquilización: antipsicóticos típicos; benzodiazepinas; y más recientemente antipsicóticos atípicos. La revisión incluyó 21 estudios en los que participaron 1968 personas.El objetivo fue explorar los efectos tranquilizantes de las benzodiazepinas (solas o en combinación con antipsicóticos; placebo; y antihistamínicos). En general, no hay información suficiente en estos 21 estudios para apoyar o refutar la administración de benzodiazepinas (solas o en combinación con otros fármacos, cuando se necesitan fármacos de urgencia).En su mayoría, los estudios son demasiado pequeños, por lo que se requieren estudios más grandes e informativos antes de establecer conclusiones definitivas en cuanto a la efectividad de las benzodiazepinas. Sin embargo, hubo pruebas de buena calidad que indican que las benzodiazepinas son al menos tan efectivas como los antipsicóticos para reducir la agitación asociada con las enfermedades mentales.Los efectos secundarios como el aumento de peso, los temblores y la dificultad para hablar fueron significativamente mayores en los pacientes que recibieron antipsicóticos. Por lo tanto, si los antipsicóticos se utilizan para la tranquilización rápida, se deben administrar con otro fármacos calmantes (medicación anticolinérgica) que puedan prevenir los efectos secundarios. También hubo algunas pruebas de que la combinación de benzodiazepinas con antipsicóticos fue superior a cualquiera de los fármacos solos y también puede reducir los efectos secundarios.

En resumen, no hay datos sólidos a partir de estos estudios para apoyar o refutar el uso de las benzodiazepinas, con o sin antipsicóticos o en combinación con otros fármacos, si la situación se ha deteriorado en tal grado que se necesiten fármacos de urgencia. Sin embargo, las tasas menores de efectos secundarios en los pacientes que reciben benzodiazepinas puede ser un motivo para elegir las benzodiazepinas sobre los antipsicóticos más antiguos. La falta de datos de buena calidad deja a los gestores, médicos, psiquiatras y elaboradores de políticas frente a decisiones difíciles. Actualmente, hay pruebas limitadas que indican que las benzodiazepinas (solas o en combinación con antipsicóticos) son claramente superiores a los antipsicóticos (solos o en combinación con antihistamínicos) para reducir la conducta psicótica aguda, como la agresión o la agitación.

Este resumen ha sido por escrito Benjamin Gray, Service User and Service User Expert, Rethink Mental Illness.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas de los ensayos para el uso de benzodiazepinas solas no son buenas. Hubo relativamente pocos datos de buena calidad y en su mayoría, los ensayos son demasiado pequeños para destacar diferencias en los efectos positivos o negativos. Añadir una benzodiazepina a otros fármacos no parece conferir una ventaja clara y es posible que se agreguen efectos adversos innecesarios. El uso único de antipsicóticos más antiguos sin acompañarlos de fármacos anticolinérgicos parece difícil de justificar. Se necesitan muchos más estudios de investigación de alta calidad en esta área.

Resumen en términos sencillos
Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La enfermedad psicótica aguda, en especial cuando está asociada con conducta agitada o violenta, puede requerir tranquilización o sedación farmacológica urgente. En numerosos países, los médicos a menudo utilizan benzodiazepinas, ya sea solas o en combinación con antipsicóticos, para lograrla.

Objetivos: 

Calcular los efectos de las benzodiazepinas, solas o combinadas con antipsicóticos, para controlar la conducta alterada y reducir los síntomas psicóticos, en comparación con placebo o antipsicóticos, solos o en combinación con antihistamínicos.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (enero de 2012), se inspeccionaron las listas de referencias de los estudios incluidos y excluidos y se estableció contacto con los autores de los estudios pertinentes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos clínicos aleatorios (ECA) que compararan benzodiazepinas solas o en combinación con cualquier antipsicótico versus un antipsicótico solo o en combinación con otros antipsicóticos, benzodiazepinas o antihistamínicos, en los pacientes con enfermedades psicóticas agudas.

Obtención y análisis de los datos: 

Se seleccionaron los estudios, se evaluó su calidad y se extrajeron los datos de modo fiable. Para los resultados binarios, se calcularon las estimaciones estándar del riesgo relativo (RR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% mediante un modelo de efectos fijos. Para los resultados continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) entre los grupos. Cuando se identificó heterogeneidad, se exploró mediante un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 21 ensayos con 1968 participantes (n = 1968). No hubo diferencias significativas en la mayoría de los resultados en el único ensayo que comparó las benzodiazepinas con placebo, aunque hubo un riesgo mayor de ninguna mejoría en los pacientes que recibieron placebo a medio plazo (1 a 48 horas) (n = 102, 1 ECA, RR 0,62; IC del 95%: 0,40 a 0,97; pruebas de muy baja calidad).

No hubo diferencias en el número de participantes que no habían mejorado a medio plazo cuando las benzodiazepinas se compararon con antipsicóticos (n = 308, 5 ECA, RR 1,10; IC del 95%: 0,85 a 1,42; pruebas de baja calidad); sin embargo, fue menos probable que los pacientes que recibieron benzodiazepinas presentaran efectos extrapiramidales a medio plazo (n = 536, 8 ECA, RR 0,15; IC del 95%: 0,06 a 0,39, pruebas de calidad moderada). Los datos que compararon benzodiazepinas y antipsicóticos combinados versus benzodiazepinas solas no produjeron un resultado significativo.

Cuando se compararon benzodiazepinas / antipsicóticos combinados (todos los estudios compararon haloperidol) con el mismo antipsicótico solo (haloperidol), no hubo diferencias entre los grupos en la mejoría a medio plazo (n = 155, 3 ECA, RR 1,27; IC del 95%: 0,94 a 1,70; pruebas de muy baja calidad), pero la sedación fue más probable en los pacientes que recibieron tratamiento combinado (n = 172, 3 ECA, RR 1,75; IC del 95%: 1,14 a 2,67; pruebas de muy baja calidad). Sin embargo, más participantes que recibieron benzodiazepinas y haloperidol combinados no habían mejorado a medio plazo comparados con los participantes que recibieron olanzapina (n = 60, 1 ECA, RR 25,00; IC del 95%: 1,55 a 403,99; pruebas de muy baja calidad) o ziprasidona (n = 60, 1 ECA, RR 4,00; IC del 95%: 1,25 a 12,75; pruebas de muy baja calidad). Cuando haloperidol y midazolam se compararon con olanzapina, hubo algunas pruebas de que la combinación fue superior en cuanto a la mejoría, la sedación y la conducta.

Tools
Information