Acupuntura o acupresión para la inducción del trabajo de parto

¿Cuál es el problema?

A las embarazadas se les ofrece la inducción del trabajo de parto cuando se considera que, si el embarazo no continúa y se produce el parto, el resultado será mejor para la madre o el feto. Los motivos habituales para la inducción incluyen el embarazo que se prolonga más allá de la fecha debida, la rotura prematura o antes del trabajo de parto de las membranas y la existencia de preocupaciones por la salud de la madre o del feto como la preeclampsia o el crecimiento deficiente del feto. Algunas mujeres consideran el uso de terapias alternativas junto con la medicina convencional para la inducción. La acupuntura incluye la inserción de agujas finas en puntos específicos del cuerpo, mientras que la acupresión incluye el uso de los pulgares o los dedos para aplicar presión en puntos específicos. Ambas se han utilizado para ayudar a ablandar y dilatar el cuello uterino al comenzar las contracciones del trabajo de parto. Pueden proporcionar una manera de aliviar el dolor del trabajo de parto y evitar la inducción médica con otros métodos como las prostaglandinas.

¿Por qué es esto importante?

Las inducciones médicas pueden tener efectos secundarios significativos. Por lo tanto, muchas mujeres eligen métodos complementarios y alternativos para provocar el trabajo de parto. Muchas parteras practican la acupuntura junto con la atención habitual y estudios antiguos han indicado un efecto beneficioso de la acupuntura.

¿Qué evidencia se encontró?

En octubre de 2016 se buscó la evidencia proveniente de ensayos controlados aleatorios sobre la efectividad y la seguridad de la acupuntura. Se identificaron ocho ensayos adicionales que eran elegibles para la revisión desde la última versión de la revisión en 2013. En total, se encontraron 22 ensayos que informaron sobre 3456 mujeres embarazadas. Los autores calificaron la mayoría de los ensayos como de riesgo moderado de sesgo.

Evidencia de calidad moderada a alta encontró que la acupuntura y la acupresión no redujeron las cesáreas.

En los dos ensayos (192 mujeres) que analizaron este resultado se encontró que la acupuntura puede dar lugar a un estado más favorable del cuello uterino en el transcurso de 24 horas. Solamente un ensayo informó sobre resultados graves en la madre o el feto y no encontró incidentes graves en los grupos de acupuntura ni control (evidencia de baja calidad).

¿Qué significa esto?

La acupuntura y la acupresión no parecen reducir la necesidad de cesárea pero pueden aumentar la preparación del cuello uterino para el trabajo de parto. La acupresión no fue de ayuda con respecto a los resultados examinados en esta revisión. Los ensayos variaron en la administración de la acupuntura y la acupresión, los grupos de comparación y los resultados analizados. Estas variaciones significan que se debe tener cuidado con la manera de interpretar los hallazgos. Se necesitan más estudios para determinar si la acupuntura o la acupresión aumentan el número de mujeres que tienen partos vaginales en el transcurso de 24 horas y para examinar la seguridad de la acupuntura y la acupresión.

Conclusiones de los autores: 

En general, no hubo efectos beneficiosos claros de la acupuntura ni de la acupresión en la reducción de la tasa de cesárea. La calidad de la evidencia varió entre baja y alta. Pocos ensayos informaron resultados relacionados con la morbilidad neonatal o la mortalidad materna. La acupuntura mostró algún efecto beneficioso en la mejoría de la maduración cervical; sin embargo, se necesitan más ensayos bien diseñados. Los ensayos futuros podrían incluir resultados de seguridad clínicamente relevantes.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La presente es parte de una serie de revisiones de métodos para la maduración cervical e inducción del trabajo de parto. El uso de terapias alternativas ha ido en aumento. Algunas pacientes buscan terapias alternativas durante el embarazo y el parto para utilizarlas junto con la práctica médica convencional. La acupuntura se realiza mediante la inserción de agujas muy finas en puntos específicos del cuerpo. La acupresión es el uso de los pulgares o los dedos para aplicar presión en puntos específicos. Hasta la fecha, estudios observacionales limitados indican que la acupuntura para la inducción del trabajo de parto no causa efectos adversos conocidos y puede ser efectiva. Sin embargo, la evidencia con respecto a la efectividad clínica de esta técnica es limitada.

Objetivos: 

Determinar, a partir de la mejor evidencia disponible, la efectividad y la seguridad de la acupuntura y la acupresión para la maduración cervical y la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre de embarazo.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de noviembre de 2016), PubMed (1966 hasta 25 noviembre 2016), ProQuest Dissertations & Theses (25 noviembre 2016), CINAHL (25 noviembre 2016), Embase (25 noviembre 2016), y en el WHO International Clinical Trials Registry Portal (ICTRP) (3 octubre 2016), y en bibliografías de artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon la acupuntura y la acupresión, utilizadas para la maduración cervical o la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre, con un placebo o ningún tratamiento u otros métodos de una lista predefinida de métodos de inducción del trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y el riesgo de sesgo, extrajeron los datos y verificaron su exactitud. La calidad de las pruebas se evaluó mediante GRADE.

Resultados principales: 

Esta revisión actualizada incluye 22 ensayos que aportaron información sobre 3456 pacientes. Los ensayos que utilizaron acupuntura manual o electroacupuntura las compararon con atención habitual (ocho ensayos, 760 mujeres), despegamiento de las membranas (un ensayo, 207 mujeres), o controles inactivos (siete ensayos, 729 mujeres). Los ensayos que utilizaron la acupresión la compararon con atención habitual (dos ensayos, 151 mujeres) o controles inactivos (dos ensayos, 239 mujeres). Muchos estudios presentaban un riesgo de sesgo moderado.

En general, pocos ensayos informaron los resultados primarios. Ningún ensayo informó la imposibilidad de lograr el parto vaginal en el transcurso de 24 horas ni la hiperestimulación uterina con cambios en la frecuencia cardíaca fetal (FCF). La muerte o la morbilidad materna y neonatal graves solamente se informaron en la comparación acupuntura versus control inactivo.

Acupuntura versus control inactivo

No hubo diferencias claras en las cesáreas entre los grupos (cociente de riesgos [CR] promedio 0,80; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,56 a 1,15; ocho ensayos, 789 mujeres; evidencia de alta calidad). No se informaron muertes maternas ni muertes perinatales en el único ensayo que informó este resultado. Hubo evidencia de un efecto beneficioso de la acupuntura para mejorar la preparación cervical para el trabajo de parto (diferencia de medias [DM] 0,40; IC del 95%: 0,11 a 0,69; un ensayo, 125 mujeres), medida según la maduración cervical en el transcurso de 24 horas mediante la puntuación de Bishop. No hubo evidencia de una diferencia entre los grupos en la estimulación con oxitocina, la analgesia epidural, el parto vaginal instrumental, el líquido amniótico teñido con meconio, la puntuación de Apgar < 7 a los cinco minutos, el ingreso a cuidados intensivos neonatales, la infección materna, la hemorragia posparto mayor de 500 ml, el tiempo desde la aplicación de la intervención hasta el momento del parto, el uso de métodos de inducción, la duración del trabajo de parto ni el parto vaginal espontáneo.

Acupuntura versus atención habitual

No hubo diferencias claras en las cesáreas entre los grupos (CR promedio 0,77; IC del 95%: 0,51 a 1,17; ocho ensayos, 760 mujeres; evidencia de baja calidad). Hubo un aumento en la maduración cervical en el grupo de (electro) acupuntura en comparación con el control (DM 1,30; IC del 95%: 0,11 a 2,49; un ensayo, 67 mujeres) y una duración más corta del trabajo de parto (minutos) en el grupo de atención habitual en comparación con el grupo de electroacupuntura (DM 124,00; IC del 95%: 37,39 a 210,61; un ensayo, 67 mujeres).

Pareció haber un efecto diferencial según el tipo de acupuntura sobre la base del análisis de subgrupos. La electroacupuntura pareció tener más de un efecto con respecto a la acupuntura manual en los resultados cesárea, parto vaginal instrumental y parto vaginal espontáneo. Redujo la tasa de cesárea (CR promedio 0,54; IC del 95%: 0,37 a 0,80; tres ensayos, 327 mujeres), aumentó la tasa de parto vaginal instrumental (CR promedio 2,30; IC del 95%: 1,15 a 4,60; dos ensayos, 271 mujeres) y aumentó la tasa de parto vaginal espontáneo (CR promedio 2,06; IC del 95%: 1,20 a 3,56; un ensayo, 72 mujeres). Sin embargo, los análisis de subgrupos son de naturaleza observacional, por lo que los resultados se deben interpretar con precaución.

No se evidenciaron otras diferencias entre los grupos en cuanto a otros resultados: estimulación con oxitocina, uso de analgesia epidural, puntuación de Apgar < 7 a los cinco minutos, ingreso a cuidados intensivos neonatales, infección materna, desgarro perineal, infección fetal, satisfacción materna, uso de otros métodos de inducción y hemorragia posparto mayor de 500 ml.

Acupuntura versus despegamiento de las membranas fetales

Un ensayo de acupuntura versus despegamiento de las membranas fetales no mostró diferencias claras entre los grupos en las cesáreas (CR 0,64; IC del 95%: 0,34 a 1,22; un ensayo, 207 mujeres, evidencia de calidad moderada), la necesidad de estimulación, la analgesia epidural, el parto vaginal instrumental, la puntuación de Apgar < 7 a los cinco minutos, el ingreso a cuidados intensivos neonatales ni en la hemorragia posparto mayor de 500 ml.

Acupresión versus control inactivo

No hubo evidencia del efecto beneficioso de la acupresión para reducir las cesáreas en comparación con control (CR, 0,94; IC del 95%: 0,68 a 1,30; dos ensayos, 239 mujeres, evidencia de calidad moderada). No hubo evidencia de un efecto beneficioso claro en la reducción de la estimulación con oxitocina, el parto vaginal instrumental, el líquido amniótico teñido con meconio, el tiempo desde la aplicación de la intervención hasta el parto ni en el parto vaginal espontáneo.

Acupresión versus atención habitual

No hubo evidencia de efectos beneficiosos de la acupresión en la reducción de las cesáreas en comparación con la atención habitual (CR 1,02; IC del 95%: 0,68 a 1,53; dos ensayos, 151 mujeres, evidencia de calidad moderada). No hubo evidencia de un efecto beneficioso claro en la reducción de la analgesia epidural, la puntuación de Apgar < 7 a los cinco minutos, el ingreso a cuidados intensivos neonatales, el tiempo desde la aplicación de la intervención hasta el parto, el uso de otros métodos de inducción ni en el parto vaginal espontáneo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar