Entrenamiento físico para la fibrosis quística

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Entrenamiento físico para mejorar la capacidad de ejercicio en las personas con fibrosis quística

La evolución de la enfermedad pulmonar en la fibrosis quística resulta en la respiración anormal durante el ejercicio. Esta situación, limita a las personas a realizar ejercicios, que a su vez, afecta a la salud y la imagen corporal. El entrenamiento físico está diseñado para mejorar la fuerza física, del corazón y muscular mediante la actividad aeróbica y anaeróbica. El ejercicio aeróbico incluye el entrenamiento durante un período de tiempo como el ciclismo a distancia o la carrera. El ejercicio anaeróbico incluye el entrenamiento intensamente por un tiempo corto como el entrenamiento con pesas o la carrera a gran velocidad. La falta de entrenamiento físico habitual puede resultar en la enfermedad pulmonar más grave y una capacidad reducida de cumplir las tareas diarias. Los efectos secundarios del ejercicio incluyen la deshidratación, el daño a los músculos y las fracturas óseas en personas con densidad mineral ósea baja. Esta revisión incluye siete estudios con 231 participantes. Debido a los diferentes diseños del estudio, no se pudieron combinar los datos. Algunos estudios fueron a corto plazo y no revelaron las diferencias entre los tratamientos. Sin embargo, no es probable que el entrenamiento durante menos de un mes sea beneficioso. Existen algunas pruebas que indiquen que el entrenamiento físico produce beneficios y que éstos son influidos por el tipo de programa de entrenamiento. No hay estudios suficientes en esta revisión para comparar el entrenamiento aeróbico con el entrenamiento anaeróbico o con una mezcla de estos dos. La revisión aporta algunas pruebas que indican que los beneficios del entrenamiento se mantienen después que haya cesado el mismo, pero no está claro por cuánto tiempo. El entrenamiento físico es ya parte del conjunto de medidas de atención ofrecido a la mayoría de las personas con FQ y no existen pruebas para desalentar este hecho.

Conclusiones de los autores: 

Son limitadas las conclusiones acerca de la eficacia del entrenamiento físico en la fibrosis quística por el tamaño pequeño, la duración corta y la información incompleta de la mayoría de los estudios incluidos en esta revisión. El entrenamiento físico es ya parte del conjunto de medidas ofrecidas a la mayoría de las personas con fibrosis quística y hay una falta de pruebas para desalentar activamente esta conducta. Los beneficios obtenidos a partir de la inclusión del entrenamiento físico en un conjunto de medidas de atención pueden estar influidos por el tipo de programa de entrenamiento. Se necesita investigación adicional para evaluar, de un modo exhaustivo, los beneficios de los programas de ejercicio en personas con fibrosis quística y los beneficios relativos del agregado de ejercicio aeróbico versus anaeróbico versus una combinación de ambos tipos de entrenamiento físico para la atención de las personas con fibrosis quística.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El entrenamiento físico puede formar una parte importante del conjunto de medidas para la atención a las personas con fibrosis quística.

Objetivos: 

Determinar si un régimen prescrito de entrenamiento físico produce mejoría o previene el deterioro en los resultados fisiológicos y clínicos en la fibrosis quística comparada con los que no realizan ningún entrenamiento.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group), que comprenden referencias identificadas por búsquedas exhaustivas de bases de datos electrónicas y búsquedas manuales en revistas relevantes y en los libros de resúmenes de actas de congresos.

Fecha de la búsqueda más reciente: septiembre 2007.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos clínicos controlados aleatorios y cuasialeatorios en los cuales un régimen prescrito de entrenamiento físico fue comparado con ningún entrenamiento físico en personas con fibrosis quística.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores seleccionaron de forma independiente los estudios para su inclusión, evaluaron la calidad metodológica y extrajeron los datos.

Resultados principales

De los 26 estudios identificados, siete de ellos que incluyeron 231 participantes, cumplieron con los criterios de inclusión. Esta revisión sí aporta algunas pruebas limitadas de ambos estudios a corto y a largo plazo, donde el entrenamiento físico aeróbico o anaeróbico tiene un efecto positivo sobre las medidas de resultado primarias (capacidad de ejercicio, resistencia y función pulmonar), pero las mejoras no son consistentes entre los estudios.

Conclusiones de los autores

Son limitadas las conclusiones acerca de la eficacia del entrenamiento físico en la fibrosis quística por el tamaño pequeño, la duración corta y la información incompleta de la mayoría de los estudios incluidos en esta revisión. El entrenamiento físico es ya parte del conjunto de medidas ofrecidas a la mayoría de las personas con fibrosis quística y hay una falta de pruebas para desalentar activamente esta conducta. Los beneficios obtenidos a partir de la inclusión del entrenamiento físico en un conjunto de medidas de atención pueden estar influidos por el tipo de programa de entrenamiento. Se necesita investigación adicional para evaluar, de un modo exhaustivo, los beneficios de los programas de ejercicio en personas con fibrosis quística y los beneficios relativos del agregado de ejercicio aeróbico versus anaeróbico versus una combinación de ambos tipos de entrenamiento físico para la atención de las personas con fibrosis quística.

Esta revisión debería citarse como:Bradley J, Moran FLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

De los 26 estudios identificados, siete de ellos que incluyeron 231 participantes, cumplieron con los criterios de inclusión. Esta revisión sí aporta algunas pruebas limitadas de ambos estudios a corto y a largo plazo, donde el entrenamiento físico aeróbico o anaeróbico tiene un efecto positivo sobre las medidas de resultado primarias (capacidad de ejercicio, resistencia y función pulmonar), pero las mejoras no son consistentes entre los estudios.

Compartir/Guardar