Masajes para el dolor lumbar

Pregunta de la revisión

¿Cuáles son los efectos del tratamiento con masaje en los pacientes con dolor lumbar?

Antecedentes

El dolor lumbar es muy frecuente. Aunque la mayoría de los dolores lumbares mejora sin tratamiento médico, cerca del 10% de los casos dura tres meses o más. Para tratar el dolor y mejorar la vida de los pacientes con dolor lumbar se utilizan muchos tratamientos. El masaje es uno de estos tratamientos.

Fecha de la búsqueda

Se actualizaron las búsquedas el 7 de agosto 2014 y se incluyeron 12 ensayos controlados aleatorios (ECA) adicionales en esta actualización de la revisión.

Características de los estudios

En total se incluyeron 25 ECA y 3096 participantes en esta actualización de la revisión. Solamente un ensayo incluyó pacientes con dolor lumbar agudo (duración del dolor menor de cuatro semanas), mientras que todos los otros incluyeron pacientes con dolor lumbar subagudo (cuatro a 12 semanas) o crónico (12 semanas o más). En tres estudios el masaje se aplicó mediante un dispositivo mecánico (como una barra metálica para aumentar la compresión de la piel o un instrumento con vibración) y en los ensayos restantes se realizó mediante las manos. La intensidad y la calidad del dolor fueron los resultados más frecuentes medidos en estos estudios, seguidos de la función relacionada con la espalda, como caminar, dormir, flexionarse y levantar pesos.

Fuentes de financiación de los estudios

Siete estudios no informaron las fuentes de financiamiento, 16 estudios fueron financiados por organizaciones sin fines de lucro. Un estudio informó que no recibió financiación alguna y un estudio fue financiado por un College of Massage Therapists.

Resultados clave

Ocho estudios compararon el masaje con intervenciones que no se esperaba que mejoraran los resultados (controles inactivos) y 13 estudios compararon el masaje con otras intervenciones que se esperaba que mejoraran los resultados (controles activos). El masaje fue mejor que los controles inactivos para el dolor y la función en el seguimiento a corto plazo, pero no a largo plazo. El masaje fue mejor que los controles activos para el dolor en el seguimiento a corto y a largo plazo, pero no se encontraron diferencias en la función o en el seguimiento a corto o a largo plazo. No hubo informes de eventos adversos graves en ninguno de estos ensayos. Los eventos adversos más frecuentes fueron el aumento de la intensidad del dolor en el 1,5% al 25% de los participantes.

Calidad de la evidencia

La calidad de las pruebas de todas las comparaciones se calificó como "baja" o "muy baja", lo que significa que existe una confianza muy pequeña en estos resultados. Lo anterior se debe a que en su mayoría los estudios incluidos fueron pequeños y tuvieron deficiencias metodológicas.

Conclusiones de los autores: 

Existe muy poca confianza en que el masaje sea un tratamiento eficaz para el dolor lumbar. El dolor lumbar agudo, subagudo y crónico presentó mejorías en los resultados de dolor con el masaje solo en el seguimiento a corto plazo. Se observó mejoría funcional en los participantes con dolor lumbar subagudo y crónico en comparación con los controles inactivos, pero solamente en el seguimiento a corto plazo. Con el masaje solamente hubo efectos adversos leves.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El dolor lumbar es una de las afecciones musculoesqueléticas más frecuentes y costosas de la sociedad moderna. Lo presenta entre el 70% y el 80% de los adultos en algún momento de su vida. El tratamiento con masajes tiene la posibilidad de disminuir el dolor y acelerar el regreso a las funciones normales.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del tratamiento con masajes en los pacientes con dolor lumbar inespecífico.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en PubMed hasta agosto 2014, y en las siguientes bases de datos hasta julio 2014: MEDLINE, EMBASE, CENTRAL, CINAHL, LILACS, Index to Chiropractic Literature, y en Proquest Dissertation Abstracts. También se verificaron las listas de referencias. No se aplicó ninguna restricción de idioma.

Criterios de selección: 

Solamente se incluyeron los ensayos controlados aleatorios de adultos con dolor lumbar inespecífico clasificado como agudo, subagudo o crónico. El masaje se definió como la manipulación de las partes blandas mediante las manos o un dispositivo mecánico. Se agruparon los grupos de comparación en dos tipos: controles inactivos (tratamiento simulado, lista de espera o ningún tratamiento) y controles activos (manipulación, movilización, ENET, acupuntura, tracción, relajación, fisioterapia, ejercicios o educación en autocuidado).

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar Cochrane y se siguieron las guías CBN. Dos autores independientes realizaron la selección de los artículos, la extracción de los datos y la evaluación crítica.

Resultados principales: 

En total se incluyeron 25 ensayos (3096 participantes) en esta actualización de la revisión. En su mayoría fueron financiados por organizaciones sin fines de lucro. Un ensayo incluyó a participantes con dolor lumbar agudo y los ensayos restantes incluyeron a pacientes con dolor lumbar subagudo o crónico. En tres ensayos los masajes se realizaron con un dispositivo mecánico y en los ensayos restantes solamente se utilizaron las manos. El tipo de sesgo más frecuente en estos estudios fue el sesgo de realización y el de medición porque es difícil cegar a los participantes, a los terapeutas del masaje y la medición de los resultados. La calidad de las pruebas se consideró "baja" a "muy baja" y los motivos principales para disminuir la calidad de las pruebas fueron el riesgo de sesgo y la imprecisión. No hubo indicios de sesgo de publicación. Para el dolor lumbar agudo, se encontró que el masaje fue mejor que los controles inactivos para el dolor (DME -1,24; IC del 95%: -1,85 a -0,64; participantes = 51; estudios = 1) a corto plazo, pero no para la función (DME -0,50; IC del 95%: -1,06 a 0,06; participantes = 51; estudios = 1)). Para el dolor lumbar subagudo y crónico, el masaje fue mejor que los controles inactivos para el dolor (DME -0,75; IC del 95%: -0,90 a -0,60; participantes = 761; estudios = 7) y la función (DME -0,72; IC del 95%: -1,05 a -0,39; 725 participantes; 6 estudios; ) a corto plazo, pero no a largo plazo; sin embargo, en comparación con los controles activos, el masaje fue mejor para el dolor al seguimiento a corto plazo (DME -0,37; IC del 95%: -0,62 a -0,13; participantes = 964; estudios = 12)) y a largo plazo (DME -0,40; IC del 95%: -0,80 a -0,01; participantes = 757; estudios = 5), pero no se encontraron diferencias para la función (a corto y a largo plazo). No hubo informes de eventos adversos graves en ninguno de estos ensayos. El aumento de la intensidad del dolor fue el evento adverso más frecuente, informado en el 1,5% al 25% de los participantes.

Tools
Information
Compartir/Guardar