Asesoramiento dietético por un dietista versus otro profesional de la salud o recursos de autoayuda para reducir el colesterol en sangre

El asesoramiento dietético de los dietistas para disminuir el colesterol en sangre puede ser más efectivo que el de los médicos, pero puede que no sea más efectivo que el uso de recursos de autoayuda.

El nivel de colesterol en sangre es un indicador importante del riesgo de enfermedad coronaria. Esta revisión analizó la efectividad del asesoramiento dietético dado por los dietistas para disminuir el colesterol en sangre, comparado con la efectividad del asesoramiento dietético dado por otro tipo de profesionales de la salud o mediante recursos de autoayuda. La revisión observó que el asesoramiento de dietistas para disminuir el colesterol en sangre era más efectivo que el de los médicos (en el corto a mediano plazo), aunque posiblemente no más efectivo que el uso de recursos de autoayuda. No hubo pruebas para sugerir que el asesoramiento dietético de los dietistas fue más efectivo que el de los enfermeros.

Conclusiones de los autores: 

Los dietistas obtuvieron mejores resultados que los médicos para reducir el colesterol en sangre en un plazo corto a mediano, pero no hubo pruebas que indiquen que eran mejores que los recursos de autoayuda. No hubo pruebas que indiquen que los dietistas proporcionaron mejores resultados que los enfermeros.
Se deberá ser cauto al interpretar los resultados, ya que los estudios no fueron de buena calidad y el análisis se basó en un número limitado de ensayos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El nivel promedio de colesterol en sangre es un determinante importante del riesgo de enfermedad coronaria. El colesterol en sangre puede reducirse por medio de una dieta. Aunque se capacita a los dietistas para proporcionar asesoramiento dietético, por razones prácticas puede ser ofrecido por otros profesionales de la salud o con recursos de autoayuda.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del asesoramiento dietético ofrecido por un dietista comparado con el ofrecido por otro profesional de la salud, o el uso de recursos de autoayuda, para reducir el colesterol en sangre en adultos.

Estrategia de búsqueda: 

Se buscó en La Cochrane Library (hasta el Número 3, 2002), el registro de ensayos de EPOC (octubre de 2002), MEDLINE (1966 a septiembre de 2002), EMBASE (1980 a septiembre de 2002), Cinahl (1982 a agosto de 2002), Human Nutrition (1991 a 1998), Science Citation Index, Social Sciences Citation Index, se realizaron búsquedas manuales en las actas de congresos sobre nutrición y enfermedades cardíacas, y se estableció contacto con expertos en el campo.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios con asesoramiento dietético ofrecido por un dietista comparado con el de otro profesional de la salud o con recursos de autoayuda. El resultado principal fue la diferencia en el colesterol en sangre entre grupos con asesoramiento de dietistas comparado con otros grupos de intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los estudios de forma independiente.

Resultados principales

Se incluyeron 12 estudios con 13 comparaciones. Cuatro estudios compararon un dietista con un médico, siete con recursos de autoayuda y sólo se encontró un estudio que comparaba al dietista versus enfermero y dietista versus consejero. Se redujo el colesterol en sangre en los participantes que recibían asesoramiento de dietistas más que en los que recibían asesoramiento sólo de médicos (-0,25 mmol/L (IC del 95%: -0,37; -0,12 mmol/L)). No hubo diferencias estadísticamente significativas en el cambio en el nivel de colesterol en sangre entre los dietistas y los recursos de autoayuda (-0,10 mmol/L (IC del 95%: -0,22; 0,03 mmol/L)). No se detectaron diferencias estadísticamente significativas en las medidas de resultado secundarias entre las comparaciones, con la excepción de la de dietista versus enfermero para el colesterol HDL, en la que el grupo de dietistas obtuvo una mayor reducción (-0,06 mmol/L (IC del 95%: -0,11; -0,01)), y dietista versus consejero para el peso corporal, en la que el grupo de dietistas obtuvo una mayor reducción (-5,80 kg (IC del 95%: -8,91; -2,69 kg)).

Conclusiones de los autores

Los dietistas obtuvieron mejores resultados que los médicos para reducir el colesterol en sangre en un plazo corto a mediano, pero no hubo pruebas que indiquen que eran mejores que los recursos de autoayuda. No hubo pruebas que indiquen que los dietistas proporcionaron mejores resultados que los enfermeros.
Se deberá ser cauto al interpretar los resultados, ya que los estudios no fueron de buena calidad y el análisis se basó en un número limitado de ensayos.

Esta revisión debería citarse como:Thompson RL, Summerbell CD, Hooper L, Higgins JPT, Little PS, Talbot D, Ebrahim SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 12 estudios con 13 comparaciones. Cuatro estudios compararon un dietista con un médico, siete con recursos de autoayuda y sólo se encontró un estudio que comparaba al dietista versus enfermero y dietista versus consejero. Se redujo el colesterol en sangre en los participantes que recibían asesoramiento de dietistas más que en los que recibían asesoramiento sólo de médicos (-0,25 mmol/L (IC del 95%: -0,37; -0,12 mmol/L)). No hubo diferencias estadísticamente significativas en el cambio en el nivel de colesterol en sangre entre los dietistas y los recursos de autoayuda (-0,10 mmol/L (IC del 95%: -0,22; 0,03 mmol/L)). No se detectaron diferencias estadísticamente significativas en las medidas de resultado secundarias entre las comparaciones, con la excepción de la de dietista versus enfermero para el colesterol HDL, en la que el grupo de dietistas obtuvo una mayor reducción (-0,06 mmol/L (IC del 95%: -0,11; -0,01)), y dietista versus consejero para el peso corporal, en la que el grupo de dietistas obtuvo una mayor reducción (-5,80 kg (IC del 95%: -8,91; -2,69 kg)).

Tools
Information
Compartir/Guardar