Broncodilatadores para la bronquiolitis

La bronquiolitis es una infección pulmonar viral aguda, sumamente infecciosa, frecuente en los lactantes. Provoca inflamación de las vías respiratorias pequeñas del pulmón, bloqueando el paso del aire y causando disnea, sibilancias y falta de oxígeno en el lactante. Los broncodilatadores son los fármacos que se utilizan frecuentemente como aerosoles para ensanchar los pasos de aire al relajar el músculo bronquial. Son eficaces ya que ayudan a los lactantes y adultos asmáticos. Sin embargo, a diferencia de los asmáticos, los lactantes con bronquiolitis generalmente presentan sibilancias por primera vez y por otro motivo, es decir, porque existe una obstrucción de las vías respiratorias a causa de residuos. Por lo tanto, los lactantes con bronquiolitis tienen menos probabilidad de responder a los broncodilatadores.

Esta revisión de ensayos no encontró ningún efecto de los broncodilatadores sobre la saturación de oxígeno. Algunos lactantes considerados como pacientes ambulatorios mostraron una mejoría a corto plazo en las puntuaciones respiratorias, pero los lactantes hospitalizados por bronquiolitis no mostraron ningún beneficio significativo con el tratamiento broncodilatador. Esta revisión también halló que los broncodilatadores no reducen la necesidad de hospitalización, no acortan la estancia hospitalaria ni acortan la duración de la enfermedad en el domicilio. Los efectos secundarios de los broncodilatadores incluyen aceleración de los latidos del corazón y temblores. Dados estos efectos secundarios y las escasas pruebas de eficacia, los broncodilatadores no son útiles en el tratamiento de la bronquiolitis.

Esta revisión está limitada por el escaso número de estudios que usan las mismas medidas de resultado. El número pequeño de lactantes incluidos en estos estudios limita la capacidad de mostrar diferencias estadísticamente importantes entre el tratamiento broncodilatador y el placebo. Otra limitación de la revisión es el uso de puntuaciones clínicas, que pueden variar de un observador a otro. Además, los estudios más antiguos incluyeron a niños con antecedentes de sibilancias y que pueden tener asma.

Conclusiones de los autores: 

Los broncodilatadores no mejoran la saturación de oxígeno, no reducen el ingreso hospitalario después del tratamiento ambulatorio, no acortan la duración de la hospitalización y no reducen el tiempo hasta la resolución de la enfermedad en el domicilio. Los pequeños efectos beneficiosos en las puntuaciones clínicas deben ser analizados en relación con los costes y los efectos adversos de los broncodilatadores.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La bronquiolitis es una infección viral aguda de las vías respiratorias inferiores, que afecta a lactantes y a menudo es tratada con broncodilatadores.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los broncodilatadores sobre los resultados clínicos en lactantes con bronquiolitis aguda.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Cochrane Library 2010, número 1) que contiene el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Infecciones Respiratorias Agudas (Acute Respiratory Infections Group), MEDLINE (1966 hasta marzo, semana 2, 2010) y en EMBASE (2003 hasta marzo 2010).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria (ECAs) que compararon los broncodilatadores (aparte de la epinefrina) con placebo para el tratamiento de la bronquiolitis.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Los datos no publicados se obtuvieron a partir de los autores de los ensayos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 28 ensayos (1 912 lactantes) con bronquiolitis. En diez estudios con pacientes hospitalizados y en diez con pacientes ambulatorios, la saturación de oxígeno no mejoró con los broncodilatadores (diferencia media [DM] -0,45; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,96 a 0,05; n = 1182). El tratamiento ambulatorio con broncodilatadores no redujo la tasa de hospitalización (12% en el grupo de broncodilatadores versus 16% en el placebo; odds ratio [OR] 0,78, IC del 95%: 0,47 a 1,29; n = 650). El tratamiento broncodilatador en el hospital no redujo la duración de la hospitalización (DM 0,06, IC del 95%: -0,27 a 0,39; n = 349). En siete estudios de pacientes hospitalizados y ocho de pacientes ambulatorios, la puntuación clínica promedio disminuyó levemente con los broncodilatadores (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,37, IC del 95%: -0,62 a -0,13; n = 1006).

La oximetría y los resultados de la puntuación clínica mostraron una heterogeneidad significativa. La inclusión de estudios en bajo riesgo de sesgo solamente redujo de manera significativa las medidas de heterogeneidad para la oximetría (estadística I2 = 17%) y la puntuación clínica promedio (estadística I2 = 26%), pero tuvo una pequeña repercusión sobre el tamaño general del efecto de la oximetría (DM -0,38, IC del 95%: -0,75 a 0,00; p = 0,05) y la puntuación clínica promedio (DME -0,26, IC del 95%: -0,44 a -0,08; p = 0,005).

Las estimaciones del efecto para los pacientes ambulatorios fueron levemente más amplias que para los pacientes hospitalizados en cuanto a la oximetría (pacientes ambulatorios DM -0,57; IC del 95%: -1,13 a -0,00 versus pacientes hospitalizados DM -0,29; IC del 95%: -1,10 a 0,51) y la puntuación clínica promedio (pacientes ambulatorios DM -0,49; IC del 95%: -0,86 a -0,11 versus pacientes hospitalizados DM -0,20; IC del 95%: -0,43 a 0,03). Los efectos adversos incluyeron taquicardia y temblores.

Tools
Information