Inmunoglobulina intravenosa para la sospecha de infección o infección confirmada en neonatos

Antecedentes

Los lactantes pueden contraer infecciones en el útero o en el hospital después del nacimiento, especialmente si necesitan cuidados intensivos. Estas infecciones pueden causar enfermedad grave o muerte. El transporte de inmunoglobulinas (sustancias presentes en la sangre que pueden combatir las infecciones) de la madre al feto tiene lugar principalmente después de las 32 semanas de gestación, y los lactantes no comienzan a producir inmunoglobulinas hasta varios meses después del nacimiento. Teóricamente, sería posible reducir los efectos adversos de la infección mediante la administración de inmunoglobulina intravenosa.

Pregunta de la revisión

En los neonatos en los que se sospecha o se confirma una infección, ¿la inyección de inmunoglobulina en las venas reduce la muerte o la enfermedad?

Lo que mostraron los estudios

Además de muchos estudios pequeños, se ha publicado un ensayo muy grande que reclutó a 3493 lactantes. Está claro a partir de los estudios disponibles que la administración de inmunoglobulina intravenosa no previene la muerte o la enfermedad durante la estancia hospitalaria y la muerte o discapacidad grave a dos años de edad.

Conclusión general

No se recomienda la administración de inmunoglobulina intravenosa para el tratamiento de una sospecha o confirmación de infección en neonatos. No se recomienda realizar más investigaciones.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados incuestionables del ensayo INIS, que reclutó a 3493 lactantes, y los metanálisis de esta revisión (n = 3973) no mostraron una reducción de la mortalidad durante la estancia hospitalaria ni en la muerte o discapacidad grave a los dos años de edad en los lactantes con sospecha de infección o infección confirmada. Aunque se basó en un tamaño de la muestra pequeño (n = 266), esta actualización proporciona pruebas adicionales de que la IgIV enriquecida con IgM no reduce significativamente la mortalidad durante la estancia hospitalaria en los lactantes con sospecha de infección. No se recomienda la administración sistemática de IgIV o IgIV enriquecida con IgM para la prevención de la mortalidad en los lactantes con sospecha o confirmación de infección neonatal. No se recomienda realizar más investigaciones.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los neonatos presentan un mayor riesgo de infección debido a la incompetencia inmunológica. El transporte de inmunoglobulinas de la madre al feto tiene lugar principalmente después de las 32 semanas de gestación y la síntesis endógena no comienza hasta varios meses después del nacimiento. La administración de inmunoglobulina intravenosa (IgIV) permite que la IgG se una a los receptores de la superficie celular, proporcionar actividad opsonizante, activar el complemento, promover la citotoxicidad dependiente de anticuerpos y mejorar la quimioluminiscencia neutrofílica. Teóricamente, podría reducirse la morbilidad y la morbilidad infecciosa mediante la administración de IgIV.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la IgIV sobre la mortalidad y la morbilidad causadas por infección presunta o confirmada en neonatos en el momento del ingreso al estudio. Evaluar en un análisis de subgrupos los efectos de la IgIV enriquecida con IgM en la mortalidad a causa de la presunta infección.

Estrategia de búsqueda: 

Para esta actualización, se hicieron búsquedas en 2013 en MEDLINE, EMBASE, The Cochrane Library, CINAHL, registros de ensayos, Web of Science, listas de referencias de estudios identificados, metanálisis y archivos personales. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que incluyeron a neonatos (< 28 días); IgIV para el tratamiento de la infección bacteriana o micótica presunta o confirmada comparada con placebo o ninguna intervención; y que informaron uno de los siguientes resultados: mortalidad, duración de la estancia hospitalaria o desarrollo psicomotor al seguimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Los análisis estadísticos incluyeron el cociente de riesgos (CR) y la diferencia de riesgos (DR) típicos, la diferencia de medias ponderada (DMP), el número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) o un resultado perjudicial adicional (NNTD), todos con intervalos de confianza (IC) del 95% y la estadística I2 para examinar la heterogeneidad estadística.

Resultados principales: 

La búsqueda actualizada identificó un estudio publicado que estaba previamente en curso. En esta revisión se incluyeron nueve estudios que evaluaron a 3973 lactantes. La mortalidad durante la estancia hospitalaria en los lactantes con sospecha de infección desde el punto de vista clínico no fue significativamente diferente después del tratamiento con IgIV (nueve estudios (n = 2527); CR típico 0,95; IC del 95%: 0,80 a 1,13; DR típica -0,01; IC del 95%: -0,04 a 0,02; I2 = 23% para el CR y 29% para la DR). La muerte o discapacidad grave a los dos años de edad corregida no fue significativamente diferente en los neonatos con sospecha de infección después del tratamiento con IgIV (un estudio (n = 1985); CR 0,98; IC del 95%: 0,88 a 1,09; DR -0,01; IC del 95%: -0,05 a 0,03). La mortalidad durante la estancia hospitalaria no fue significativamente diferente después del tratamiento con IgIV en los lactantes con infección confirmada en el momento del ingreso al ensayo (un ensayo (n = 1446); CR 0,95; IC del 95%: 0,74 a 1,21; DR -0,01; IC del 95%: -0,04 a 0,03). La muerte o discapacidad grave a los dos años de edad corregida no fue significativamente diferente después del tratamiento con IgIV en lactantes con infección confirmada en el momento del ingreso al ensayo (un ensayo (n = 1393); CR 1,03; IC del 95%: 0,91 a 1,18; DR 0,01: IC del 95%: -0,04 a 0,06). La mortalidad durante la estancia hospitalaria en los lactantes con sospecha de infección desde el punto de vista clínico o con infección confirmada en el momento del ingreso al ensayo no fue significativamente diferente después del tratamiento con IgIV (un estudio (n = 3493); CR 1,00; IC del 95%: 0,86 a 1,16; DR 0,00; IC del 95%: -0,02 a 0,03). La muerte o discapacidad grave a los dos años de edad corregida no fue significativamente diferente después del tratamiento con IgIV en los lactantes con sospecha de infección o infección confirmada en el momento del ingreso al ensayo (un estudio (n = 3493); CR 1,00; IC del 95%: 0,92 a 1,09; DR -0,00; IC del 95%: -0,03 a 0,03). La duración de la estancia hospitalaria no se redujo en los lactantes con sospecha de infección o infección confirmada en el momento del ingreso al ensayo (un estudio (n = 3493); diferencia de medias [DM] 0,00 días; IC del 95%: -0,61 a 0,61). En cuatro estudios no se informaron diferencias significativas en la mortalidad durante la estancia hospitalaria después de la administración de IgIV enriquecida con IgM para lasospecha de infección en el momento del ingreso al ensayo (n = 266) (CR típico 0,68; IC del 95%: 0,39 a 1,20; DR -0,06; IC del 95%: -0,14 a 0,02; I2 = 17% para el CR y 53% para la DR).

Tools
Information
Compartir/Guardar