Apoyo para la lactancia materna

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Apoyo para la lactancia materna

Existen pruebas extensas sobre los beneficios de la lactancia materna para la salud a corto y largo plazo de las madres y los recién nacidos. En 2003, la Organización Mundial de la Salud recomendó que, siempre que sea posible, los recién nacidos deben ser alimentados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de edad. Sin embargo, en algunos países de altos ingresos muchas madres dejan de lactar antes de lo que desean y este hecho provoca decepción en las madres y más problemas de salud para los recién nacidos. Esta revisión analizó si la provisión de apoyo a las madres que amamantan por parte de profesionales, de personas no profesionales entrenadas o de ambas, puede ayudarlas a continuar la lactancia materna. La revisión halló 34 estudios, de 14 países, que incluían aproximadamente 30 000 mujeres. El apoyo profesional y no profesional fueron efectivos y juntos también fueron efectivos en las áreas donde el comienzo y la continuación de la lactancia materna no eran altas. Se necesitan investigaciones adicionales para identificar los aspectos más efectivos del apoyo.

Conclusiones de los autores: 

El apoyo profesional adicional fue efectivo para prolongar cualquier lactancia materna, pero sus efectos sobre la lactancia materna exclusiva estuvieron menos claros. Los cursos de entrenamiento de la OMS/UNICEF parecen ser efectivos para el entrenamiento profesional. El apoyo adicional no profesional fue efectivo para prolongar la lactancia materna exclusiva, aunque sus efectos sobre la duración de cualquier lactancia materna no están claros. El apoyo efectivo ofrecido por profesionales y no profesionales juntos fue específico para la lactancia materna y se ofreció a mujeres que habían decidido lactar.

Se necesitan ensayos adicionales para evaluar la efectividad (incluido el coste-efectividad) del apoyo profesional y no profesional en diferentes contextos, particularmente en las comunidades con bajas tasas de comienzo de la lactancia materna y en mujeres que desean lactar durante más de tres meses. Los ensayos deben considerar el momento y la administración de las intervenciones de apoyo, así como la efectividad relativa de los componentes de la intervención y deben informar las opiniones de las mujeres. También se necesitan investigaciones del entrenamiento más apropiado para las personas (profesionales o no profesionales) que proporcionan apoyo a las madres que amamantan.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Hay pruebas extensas de los beneficios de la lactancia materna para los recién nacidos y las madres. En 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó alimentar a los recién nacidos exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de edad. Sin embargo, las tasas de lactancia materna en muchos países desarrollados se resisten al cambio.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad del apoyo a las madres en lactancia.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de D¡Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (enero 2006), MEDLINE (1966 hasta noviembre 2005), EMBASE (1974 hasta noviembre 2005) y MIDIRS (1991 hasta septiembre 2005).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que comparen apoyo adicional para las madres que amamantan con atención de maternidad habitual.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 34 ensayos (29 385 pares de madre y recién nacido) de 14 países. Todas las formas de apoyo adicional analizadas juntas mostraron un aumento en la duración de "cualquier lactancia materna" (incluida la lactancia materna parcial y la exclusiva) (riesgo relativo [RR] de interrupción de la lactancia materna antes de los seis meses 0,91; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,86 a 0,96). Todas las formas de apoyo adicional juntas tuvieron un efecto mayor sobre la duración de la lactancia materna exclusiva que sobre cualquier lactancia materna (RR 0,81; IC del 95%: 0,74 a 0,89). El apoyo profesional y no profesional juntos prolongó significativamente la duración de cualquier lactancia materna (RR antes de las cuatro a seis semanas 0,65; IC del 95%: 0,51 a 0,82; RR antes de los dos meses 0,74; IC del 95%: 0,66 a 0,83). La lactancia materna exclusiva se prolongó significativamente con el entrenamiento de la OMS/UNICEF (RR 0,69; IC del 95%: 0,52 a 0,91). La satisfacción materna se informó de manera deficiente.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Compartir/Guardar