Tratamiento ortodóntico para las mordidas cruzadas posteriores

Pregunta de la revisión

Esta revisión se realizó para evaluar los efectos de diferentes tratamientos ortodónticos para la corrección de las mordidas cruzadas posteriores.

Antecedestes

La mordida cruzada posterior se observa cuando los dientes posteriores superiores muerden en el interior los dientes posteriores inferiores. Ocurre cuando los dientes superiores o la mandíbula superior son más estrechos que los dientes inferiores y puede suceder en uno o ambos lados de la boca. El trastorno afecta entre un 1% y un 16% de niños que sólo tienen dientes deciduos. La mayoría de las mordidas cruzadas posteriores (50% a 90%) todavía se observan cuando erupcionan los dientes permanentes. En una minoría de los niños, el problema se corrige de forma espontánea.

Para obtener una mordida más cómoda, la mandíbula inferior se desplaza a un lado a una posición que permite que más dientes entren en contacto. Sin embargo, este desplazamiento de la mandíbula inferior puede dar lugar al apretamiento de los dientes, lo cual puede causar otros problemas dentales incluido el desgaste de la superficie del diente, el crecimiento anormal y el desarrollo de problemas en los dientes y mandíbulas y en la articulación de la mandíbula.

Por lo tanto, se deben encontrar tratamientos seguros y efectivos para corregir las mordidas cruzadas posteriores o ensanchar los dientes posteriores superiores, o ambos. Una manera de lograrlo es la administración de tratamientos ortodónticos. Los mismos puede ser más efectivos en los niños debido a que las dos mitades del paladar aún no se han unido de forma completa, por lo cual los dientes posteriores superiores pueden ensancharse más fácilmente. Los tratamientos ortodónticos también pueden usarse para tratar las mordidas cruzadas posteriores en adultos, aunque los mismos presentan mayor probabilidad de necesitar tratamientos quirúrgicos, que no son el foco de esta revisión.

Características de los estudios

Los autores del Grupo Cochrane de Salud Oral realizaron esta actualización de la revisión de los estudios existentes y las pruebas están actualizadas hasta el 21 de enero de 2014. Incluye 15 estudios publicados desde 1984 hasta 2013. Nueve de estos estudios compararon aparatos fijos (siempre en la boca) versus diferentes aparatos fijos, o versus el mismo aparato fijo pero comparando diferentes grados de ensanche. Dos estudios compararon un aparato fijo con un aparato removible. Los cuatro estudios restantes evaluaron otras comparaciones que eran más difíciles de clasificar.

Resultados clave

Hay algunas pruebas para sugerir que el aparato cuadhelix (fijo) puede ser más exitoso que las placas de ensanche removibles para corregir las mordidas cruzadas posteriores y ensanchar los dientes posteriores superiores en los niños con una combinación de dientes deciduos y permanentes (de ocho a diez años de edad). Las pruebas restantes que se encontraron no permitieron establecer conclusiones sobre si algún tratamiento es mejor que otro.

Calidad de la evidencia

Las pruebas presentadas son principalmente de calidad baja a muy baja debido a la cantidad pequeña de estudios disponibles y a cuestiones relacionadas con la forma en que fueron realizados.

Conclusiones de los autores: 

Hay un grupo muy pequeño de pruebas de calidad baja a moderada para sugerir que los aparatos cuadhelix pueden ser más exitosos que las placas de ensanche removibles para corregir las mordidas cruzadas posteriores y producir un ensanche intermolar en los niños con dentición mixta temprana (de ocho a diez años de edad). Las pruebas restantes que se encontraron fueron de muy baja calidad e insuficientes para permitir la conclusión de que alguna intervención es mejor que otra para cualquiera de los resultados de esta revisión.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Una mordida cruzada posterior ocurre cuando los dientes posteriores superiores muerden dentro de los dientes posteriores inferiores. Cuando afecta un lado de la boca, la mandíbula inferior puede tener que desplazarse hacia un lado para permitir que los dientes posteriores se reúnan. Varios tratamientos han sido recomendados para corregir este problema. Algunos tratamientos ensanchan los dientes superiores mientras que otros se dirigen a tratar la causa de la mordida cruzada posterior (p.ej. problemas respiratorios o hábitos de succión). La mayoría de los tratamientos se han utilizado en cada estadio del desarrollo dental. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2001.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del tratamiento ortodóntico para las mordidas cruzadas posteriores.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) (hasta el 21 de enero de 2014), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2014, número 1), MEDLINE vía OVID (1946 hasta el 21 de enero de 2014) y en EMBASE vía OVID (1980 hasta el 21 de enero de 2014). Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en el US National Institutes of Health Trials Register y en la World Health Organization (WHO) Clinical Trials Registry Platform. No se impusieron restricciones de idioma o fecha de publicación en la búsqueda en las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) del tratamiento ortodóntico para las mordidas cruzadas posteriores en niños y adultos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente y por duplicado, examinaron los resultados de las búsquedas electrónicas, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Se intentó establecer contacto con los primeros autores de los estudios incluidos para obtener datos que faltaban y aclaraciones. Se utilizaron los cocientes de riesgo (CR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% para resumir los datos dicotómicos (eventos), y las diferencias de medias (DM) con IC del 95% para resumir los datos continuos. Se realizaron los metanálisis mediante el uso de modelos de efectos fijos (se habrían usado modelos de efectos aleatorios si se hubiesen incluido cuatro estudios o más en un metanálisis) cuando las comparaciones y los resultados eran suficientemente similares.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 estudios, de los cuales dos presentaban bajo riesgo de sesgo, siete estaban en alto riesgo de sesgo y seis eran poco claros.

Aparatos fijos con ensanche mediopalatino

Nueve estudios probaron aparatos fijos con ensanche mediopalatino entre sí. Ningún estudio informó una diferencia entre cualquier tipo de aparato.

Aparatos fijos versus removibles

Los aparatos fijos cuadhelix pueden presentar un 20% más probabilidades de corregir las mordidas cruzadas que las placas de ensanche removibles (CR 1,20; IC del 95%: 1,04 a 1,37; dos estudios; 96 participantes; pruebas de baja calidad).

Los aparatos cuadhelix pueden lograr un ensanche molar de 1,15 mm más que las placas de ensanche (DM 1,15 mm; IC del 95%: 0,40 a 1,90; dos estudios; 96 participantes; pruebas de calidad moderada).

No hubo pruebas suficientes de una diferencia en el ensanche de los caninos o la estabilidad de la corrección de la mordida cruzada.

Hubo pruebas muy limitadas que indicaron que tanto los aparatos cuadhelix fijos como las placas de ensanche removibles fueron superiores a las incrustaciones de composite en cuanto a la corrección de la mordida cruzada y el ensanche entre molares y caninos.

Otras comparaciones

Hubo pruebas muy limitadas que indicaron que los tratamientos fueron superiores a ningún tratamiento, aunque no hubo pruebas suficientes de una diferencia entre cualquier tratamiento activo.

Tools
Information
Compartir/Guardar