Intervenciones para la tricomoniasis en el embarazo

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

El metronidazol resulta efectivo para combatir la infección por tricomoniasis durante el embarazo pero puede aumentar el riesgo de neonatos prematuros y con bajo peso.

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual muy común, entre cuyos síntomas se incluyen prurito y secreción vaginal. No queda claro si existe una probabilidad mayor de que las embarazadas con tricomoniasis tengan un parto prematuro o sufran otras complicaciones del embarazo. A partir de la revisión de los estudios clínicos se determinó que el metronidazol resulta efectivo para combatir la tricomoniasis en aquellos casos en que se administra a ambos miembros de la pareja durante el embarazo, no obstante, existe la posibilidad de que el niño sufra algún tipo de daño. Uno de los dos estudios clínicos revisados fue interrumpido en forma temprana ya que existía una mayor probabilidad de que las mujeres que tomaban metronidazol tuvieran un parto prematuro y niños de bajo peso al nacer. Por lo tanto, resulta necesario realizar más investigaciones sobre los tratamientos de tricomoniasis en embarazadas.

Conclusiones de los autores: 

Es probable que el metronidazol suministrado en una única dosis ofrezca una curación parasitológica para la tricomoniasis, pero aún se desconocen los efectos de este tratamiento en los resultados del embarazo. Probablemente, si el tratamiento se utilizara en un mayor número de parejas, el índice de curación aumentaría.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La vaginitis causada por Tricomonas Vaginalis es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La tricomoniasis afecta a las mujeres también durante el embarazo, pero aún no se ha determinado si es responsable del parto prematuro y otras complicaciones en esta etapa.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es evaluar los efectos de distintos tratamientos para la tricomoniasis durante el embarazo.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de estudios clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (Marzo de 2002).

Criterios de selección: 

Estudios clínicos aleatorizados que comparaban agentes antitricomonas durante el embarazo. Se consideró elegibles a aquellos estudios clínicos que incluían mujeres con tricomoniasis sintomática o asintomática.

Obtención y análisis de los datos: 

Un solo revisor se encargó de evaluar la elegibilidad y la calidad de los estudios clínicos.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios clínicos en los que participaron 842 embarazadas. En ambos se determinó que aproximadamente el 90% de las mujeres se encontraba libre de tricomonas vaginales después del tratamiento. En el estudio clínico de los EE.UU., las mujeres con tricomoniasis asintomática entre las semanas 16 y 23 de gestación recibieron metronidazol en dos ocasiones con al menos dos semanas de espaciamiento. Debido a que el metronidazol no fue efectivo en la reducción de los partos prematuros y a la probabilidad de que se produjera algún daño, se decidió interrumpir el estudio clínico antes de finalizar el reclutamiento programado (riesgo relativo: 1,8; intervalo de confianza (IC) 95%: 1,2 a 2,7). En el estudio clínico de Sudáfrica se reclutaron mujeres en etapas más avanzadas del embarazo pero su diseño y poder estadístico no fueron suficientes para responder confiablemente acerca de los resultados clínicos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Compartir/Guardar