Inmersión en agua para el trabajo de parto y parto

Inmersión en agua para el trabajo de parto y parto

La inmersión en agua durante el período dilatante reduce significativamente la percepción del dolor por parte de las mujeres y el uso de la analgesia epidural/raquídea

Once ensayos eran de calidad adecuada para ser incluidos en esta revisión. De éstos, seis informaron que la inmersión en agua durante el período dilatante reduce significativamente la necesidad de analgesia epidural/espinal sin perjudicar la duración del trabajo de parto, las tasas de partos quirúrgicos ni el bienestar neonatal. La inmersión en agua durante el período expulsivo aumentó la satisfacción informada por las mujeres con respecto al pujo. Es necesario realizar investigaciones adicionales para evaluar el efecto de la inmersión en agua sobre la morbilidad neonatal y materna. No fue posible localizar ensayos que evaluaran la inmersión de las mujeres en agua durante el alumbramiento ni que evaluaran tipos diferentes de bañeras/piscinas.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas indican que la inmersión en agua durante el período dilatante reduce el uso de analgesia epidural/espinal. Hay información limitada para otras medidas de resultado relacionadas con el uso de agua durante el período dilatante y el período expulsivo, debido a la variabilidad de la intervención y el resultado. No existen pruebas de que el trabajo de parto o el parto en el agua aumenten los efectos adversos para el feto/neonato o la mujer. El hecho de que el uso de la inmersión en agua durante el trabajo de parto y el parto sea ahora una opción de atención ampliamente disponible para las mujeres, amenaza la factibilidad de un ensayo multicéntrico controlado aleatorio grande.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los entusiastas de la inmersión en agua durante el trabajo de parto y el parto indican que la misma aumenta la relajación materna, reduce la necesidad de analgesia y promueve un modelo de atención por comadronas. Los escépticos citan la posibilidad de inhalación de agua por el neonato y la infección materna/neonatal.

Objetivos: 

Evaluar las pruebas de los ensayos controlados aleatorios acerca de los efectos de la inmersión en agua durante el trabajo de parto o el parto en las medidas de resultado maternas, fetales, neonatales y de los cuidadores.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (octubre 2008).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon la inmersión en cualquier clase de bañera/piscina con ninguna inmersión durante el trabajo de parto o el parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluaron los ensayos para confirmar la elegibilidad y calidad, y se obtuvieron los datos de manera independiente. Un revisor introdujo los datos y otro verificó su exactitud.

Resultados principales: 

Esta revisión incluye 11 ensayos (3 146 mujeres); ocho relacionados con el período dilatante (primera etapa del trabajo de parto), uno con el período dilatante y el período expulsivo (segunda etapa del trabajo de parto), otro con la inmersión temprana versus tardía en el período dilatante y otro en el período expulsivo. No se identificaron ensayos que evaluaran diferentes bañeras/piscinas, o el tratamiento del alumbramiento (tercera etapa del trabajo de parto).

Los resultados para el período dilatante mostraron que hubo una reducción significativa de la tasa de analgesia/anestesia epidural/espinal/paracervical entre las mujeres asignadas a inmersión en agua en comparación con los controles (478/1 254 versus 529/1 245; odds ratio [OR] 0,82, intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,70 a 0,98; seis ensayos). No hubo diferencias en los partos vaginales asistidos (OR 0,84, IC del 95%: 0,66 a 1,06; siete ensayos), las cesáreas (OR 1,23, IC del 95%: 0,86 a 1,75; ocho ensayos), el traumatismo perineal o la infección materna. No hubo diferencias en la puntuación de Apgar menor de 7 a los cinco minutos (OR 1,59, IC del 95%: 0,63 a 4,01; cinco ensayos), los ingresos en las unidades neonatales (OR 1,06, IC del 95%: 0,70 a 1,62; tres ensayos) ni las tasas de infección neonatal (OR 2,01, IC del 95%: 0,50 a 8,07; cinco ensayos).

La falta de datos para algunas comparaciones impidió establecer conclusiones consistentes. Se necesita investigación adicional.

Tools
Information