Episiotomía para el parto vaginal

Los desgarros vaginales pueden ocurrir durante el parto, con mayor frecuencia durante la abertura vaginal cuando pasa la cabeza del recién nacido, especialmente si el recién nacido desciende rápidamente. Los desgarros pueden incluir la piel perineal o extenderse a los músculos y el esfínter anal y el ano. La partera o el obstetra puede decidir hacer un corte quirúrgico en el perineo con tijeras o bisturí (episiotomía) para facilitar el nacimiento del recién nacido y prevenir los desgarros graves, que pueden ser difíciles de reparar. El corte se repara con puntos (suturas). Algunas maternidades tienen una política de episiotomía habitual.

Los revisores buscaron en la bibliografía médica los ensayos controlados aleatorios que compararon la episiotomía según sea necesaria (restrictiva) en comparación con la episiotomía habitual para determinar los efectos beneficiosos y perjudiciales posibles para la madre y el recién nacido. Los ocho ensayos identificados involucraron a más de 5000 mujeres. En las mujeres asignadas al azar a la episiotomía habitual, un 75,10% fue sometido a una episiotomía mientras que con la opción de episiotomía restrictiva, la misma se realizó en un 28,40%. Las políticas de episiotomía restrictiva brindaron varios beneficios en comparación con el uso habitual de la episiotomía. Las mujeres presentaron traumatismo perineal menos grave, menos traumatismo perineal posterior, menos suturas y menos complicaciones de cicatrización a siete días (los riesgos se reducen de 12% a 31%); sin diferencia en la aparición del dolor, la incontinencia urinaria, la dispareunia o el traumatismo vaginal/perineal grave después del nacimiento. En términos generales, las mujeres experimentaron más daño perineal anterior con la episiotomía restrictiva. Los resultados de la episiotomía restrictiva en comparación con la episiotomía mediolateral habitual y los de la episiotomía restrictiva en comparación con los de la línea media fueron similares a la comparación general con los datos limitados sobre las técnicas de episiotomía disponibles a partir de los ensayos.

Conclusiones de los autores: 

La opción de episiotomía restrictiva parece tener varios beneficios en comparación con la episiotomía habitual. Hay menos traumatismo perineal posterior, menos suturas y menos complicaciones, no existe diferencia para la mayoría de las medidas de dolor y el traumatismo vaginal o perineal grave, pero hubo un mayor riesgo de traumatismo perineal anterior con la episiotomía restrictiva.

Resumen en términos sencillos
Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La episiotomía se lleva a cabo para prevenir desgarros perineales graves, aunque se ha cuestionado su uso habitual. Los efectos relativos de la episiotomía de la línea media en comparación con la episiotomía mediolateral están poco claros.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos del uso restrictivo de la episiotomía en comparación con la episiotomía habitual durante el parto vaginal.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group, marzo 2008).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios que compararon el uso restrictivo de la episiotomía con el uso habitual de la episiotomía; el uso restrictivo de la episiotomía mediolateral versus la episiotomía mediolateral habitual; el uso restrictivo de la episiotomía de la línea media versus la episiotomía de la línea media habitual; y el uso de la episiotomía de la línea media versus la episiotomía mediolateral.

Obtención y análisis de los datos: 

Los dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios (5541 mujeres). En el grupo de la episiotomía habitual, al 75,15% (2035/2708) de las mujeres se les realizó la episiotomía, mientras que la tasa en el grupo de episiotomía restrictiva fue de un 28,40% (776/2733). En comparación con el uso habitual, la episiotomía restrictiva dio lugar al traumatismo perineal menos grave (riesgo relativo [RR] 0,67; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,49 a 0,91), menos suturas (RR 0,71; IC del 95%: 0,61 a 0,81) y menos complicaciones de cicatrización (RR 0,69; IC del 95%: 0,56 a 0,85). La episiotomía restrictiva se asoció con más traumatismo perineal anterior (RR 1,84; IC del 95%: 1,61 a 2,10). No hubo diferencias en el traumatismo vaginal/perineal grave (RR 0,92; IC del 95%: 0,72 a 1,18); la dispareunia (RR 1,02; IC del 95%: 0,90 a 1,16); la incontinencia urinaria (RR 0,98; IC del 95%: 0,79 a 1,20) o en varias medidas de dolor. Los resultados para la episiotomía restrictiva versus mediolateral habitual versus de la línea media fueron similares a la comparación general.

Tools
Information